Vida
Lo que debes saber antes de comprar un tratamiento reductivo
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las ofertas pueden ser muy tentadoras, pero, lo barato puede costar caro. Un masaje reductivo mal hecho no sólo puede dejar marcas en nuestro cuerpo. También pueden ser un riesgo para nuestra salud.

As√≠ lo afirma Jessica Garrido -cosmet√≥loga y masoterapeuta, directora del centro de est√©tica Celebrity Spa-, dice que con la llegada del calor son muchas mujeres las que se someten a tratamientos reductivos, los que adem√°s de modelar nuestra figura, nos ayudan a reducir cent√≠metros en nuestro cuerpo. “Esto siempre que lo acompa√Īemos de una alimentaci√≥n balanceada y actividad f√≠sica. Tampoco hacen milagros“, recalca.

Dado que la demanda por este tipo de tratamientos es alta, la industria de la cosm√©tica cada vez se ha especializado m√°s, la oferta tambi√©n ha aumentado, y es f√°cil encontrar excelentes ofertas, pero‚Ķ ¬ŅA qu√© costo?, ¬ŅSon realmente buenas estas s√ļper ofertas de tratamientos full reductivos y que prometen ser milagrosos?, ¬ŅEn qu√© me debo fijar antes de adquirir uno?

Antes de comprar cualquier tipo de tratamientos para modelar nuestro cuerpo, Garrido dice que debemos cuestionarnos en que la oferta sea tan poderosamente buena, con un costo tan bajo. Esto es lo primero que debería llamarnos la atención. En este tipo de centros de estética, con ofertas tan llamativas, puede que no utilicen los productos adecuados o que nos encontremos con personal que no sea el adecuado para trabajar nuestro cuerpo. Nos aseguran que desde 8 a 10 sesiones verán cambios sorprendentes. Sin embargo, al momento de realizar el tratamiento hacen un rápido masaje, brusco y que muchas veces deja feos hematomas, lo que no debería ocurrir bajo ninguna circunstancia, enfatiza.

“Lo cierto es que, no todas tenemos las mismas necesidades y por eso es primordial que la masoterapeuta que nos reciba nos eval√ļe exhaustivamente y converse con nosotras para indicarnos cu√°l es el tratamiento m√°s indicado y tambi√©n discutir sobre las expectativas que tenemos. Como ya lo mencionamos, ninguno de estas terapias hace milagros”, explica.

La especialista dice que tambi√©n es importante evaluar nuestras condiciones de salud. Desde, si tenemos alg√ļn tipo de patolog√≠a, intervenci√≥n quir√ļrgica, los remedios que tomamos y nuestros h√°bitos diarios, de alimentaci√≥n y ejercicios. Ya con todos estos antecedentes sobre la mesa, entonces se puede decidir cu√°l es el tratamiento m√°s apropiado para cada una.

Ahora bien, muchas veces estas s√ļper ofertas se ofrecen por 6 u 8 sesiones, sin embargo, para ver cambios importantes en nuestro cuerpo, como m√≠nimo hay realizar 10 sesiones, asegura.

Jessica dice que el procedimiento del masaje reductor es enérgico y profundo sobre el tejido adiposo a tratar, pero es importante informar que éste es realizado bajo una técnica profesional combinada, es decir, amasamientos, drenajes linfáticos, pellizcos, entre otros.

Es muy importante saber que las t√©cnicas utilizadas en ning√ļn momento deben dejar equimosis (moretones). S√≥lo en el caso de que la paciente presente una extrema fragilidad capilar, o el tejido presenta fibrosis en el tejido adiposo, podr√≠a llegar a dejar alguna peque√Īa marca, la cual no deber√≠a pasar de un circulo de un di√°metro de 1 cm. y de color amarillo. Esta es una informaci√≥n vital y de suma importancia para nuestro masoterapeuta.

Tambi√©n es importante que nos fijemos y consideremos la expertis del profesional tratante. Es algo que debemos consultar, ya que les estamos confiando nuestro cuerpo y somos nosotras las primeras responsables de √©l. Adem√°s, tenemos que tener en cuenta los estudios, conocimientos anat√≥micos y los a√Īos de experiencia que lleva. Esta es la √ļnica forma que tenemos de comprobar de que quien nos va a tratar sea la persona adecuada, que tenga los conocimientos y formaci√≥n profesional que se requiere para trabajar y modelar el cuero de una persona.

Tendencias Ahora