Internacional
Miércoles 07 noviembre de 2018 | Publicado a las 19:09 · Actualizado a las 19:16
Liberan a cristiana pakistan√≠ que estuvo ocho a√Īos en el corredor de la muerte por blasfemia
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La cristiana Asia Bibi, que hace una semana fue absuelta de la pena capital por blasfemia en Pakist√°n, tras ocho a√Īos en el corredor de la muerte, fue finalmente liberada, anunci√≥ su abogado.

“Fue liberada. Me dijeron que estaba en un avi√≥n pero nadie sabe d√≥nde va a aterrizar”, explic√≥ en un mensaje Saif ul Mulook.

Seg√ļn un responsable de la aviaci√≥n civil, el avi√≥n, registrado en Pakist√°n, debe aterrizar en Islamabad.

Otro responsable de la aviaci√≥n civil en Multan dijo que el avi√≥n hab√≠a aterrizado en la noche del mi√©rcoles con “algunos extranjeros y algunos paquistan√≠es” a bordo, sin m√°s precisiones.

La orden de liberación llegó el miércoles a la prisión de Multan (centro), donde Asia Bibi se encontraba detenida,
indic√≥ un responsable penitenciario a la AFP. Es decir justo una semana despu√©s de que la Corte Suprema, que pronunci√≥ su liberaci√≥n “inmediata”, la absolviera.

El marido de Asia Bibi reclam√≥ el s√°bado el asilo para su familia en Estados Unidos, Gran Breta√Īa o Canad√°, ya que consideraba que corr√≠an un gran peligro si se quedaban en Pakist√°n.

“Pido al presidente Donald Trump que nos ayude a partir. Despu√©s, pido a la primera ministra brit√°nica [Theresa May] que haga lo que pueda para ayudarnos”, declar√≥ Ashiq Masih en un mensaje de v√≠deo. El marido de Asia Bibi solicit√≥ igualmente la “ayuda” del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

El mi√©rcoles, la asociaci√≥n italiana cat√≥lica Aiuto Alla Chiesa Che Soffre (Ayuda a la Iglesia que Sufre) public√≥ otro v√≠deo de Masih en el que pide la ayuda del gobierno italiano para hacerles salir de Pakist√°n, donde las condiciones de vida se han vuelto muy dif√≠ciles, seg√ļn √©l.

“En peligro”

“Estamos muy preocupados porque nuestras vidas est√°n en peligro. Ni siquiera tenemos qu√© comer porque no podemos salir a hacer la compra”, declar√≥ el marido de Asia Bibi, seg√ļn la traducci√≥n italiana de sus declaraciones.

Tras este mensaje, el primer ministro italiano Matteo Salvini tuite√≥ que har√≠a “todo lo que es humanamente posible para garantizar un futuro a esta mujer”.

Francia “estudia” por su parte bajo qu√© forma podr√≠a ayudar o acoger a la cristiana “con [sus] socios europeos e internacionales”,
declaró su ministra de Igualdad, Marlène Schiappa

“El presidente de la Rep√ļblica y el ministro de Relaciones Exteriores, preocupados por la situaci√≥n de Asia Bibi, siguen este caso muy de cerca desde el principio”, continu√≥ en un comunicado.

La alcaldesa de Par√≠s Anne Hidalgo dijo el lunes que estaba “dispuesta a acoger” a Asia Bibi con su familia en la capital francesa.

El caso de esta cristiana paquistaní creó una fuerte división en Pakistán, país musulmán muy conservador donde la blasfemia es un tema extremadamente sensible.

Después de que se pronunciara la absolución de Asia Bibi, los islamistas, que exigen su ejecución, salieron a la calle y bloquearon durante tres días las principales carreteras del país.

El primer ministro Imran Khan se vio obligado, ante la amplitud de las manifestaciones, a pactar con los radicales un polémico acuerdo, que fue muy criticado por numerosos paquistaníes.

El gobierno se comprometió a abrir un proceso legal para prohibir a Asia Bibi abandonar el territorio paquistaní, y a permitir una posible revisión del veredicto de absolución.

Bibi, una obrera agr√≠cola de unos cincuenta a√Īos, madre de cinco hijos, fue condenada a muerte en 2010 por blasfemia, tras una discusi√≥n con vecinas musulmanas de su aldea por un vaso de agua.

Su caso tuvo una gran resonancia internacional, y llamó la atención de los papas Benedicto XVI y Francisco. Una de sus hijas se reunió en dos ocasiones con el papa argentino.

Tendencias Ahora