Internacional
Una Siria devastada entra en su s√©ptimo a√Īo de guerra con doble atentado
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La guerra de Siria, que ha dejado m√°s 320.000 muertos, entraba el mi√©rcoles en su s√©ptimo a√Īo con dos atentados en menos de dos horas en Damasco, cuando el r√©gimen de Bashar Al Asad est√° en posici√≥n de fuerza frente a los rebeldes.

Estas explosiones ocurren cinco días después de que 74 personas perdieran la vida en un doble atentando en la ciudad vieja de la capital siria.

Hacia las 13:10 (08:10 de Chile), un kamikaze se hizo estallar en el interior de un edificio que alberga dos tribunales, cerca de la entrada del famoso zoco, en el corazón de Damasco, matando a al menos 32 personas, informó una fuente policial a la AFP.

O√≠ un ruido, mir√© a mi izquierda y vi a un hombre vestido con una chaqueta militar“, explic√≥ a la televisi√≥n p√ļblica un hombre llevando un parche en su ojo herido.

“En ese momento, levant√≥ los brazos hacia el cielo y grit√≥: ‘Allah Akbar’ (Dios es grande), y despu√©s de produjo la explosi√≥n”, a√Īadi√≥ este testigo que se encontraba en el edificio. “Ca√≠ al suelo y sent√≠ como la sangre flu√≠a por mi ojo”.

La explosión tuvo lugar en una hora de mucha afluencia y dejó 100 heridos.

Menos de dos horas despu√©s, en el barrio de Rabu√©, en el oeste de Damasco, otro kamikaze “deton√≥ su cintur√≥n explosivo en el interior de un restaurante”, inform√≥ la agencia oficial siria Sana. La fuente policial dio cuenta de 25 heridos.

Entretanto, el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) inform√≥ que al menos 21 civiles, entre ellos 14 ni√Īos, murieron el mi√©rcoles de madrugada en bombardeos sobre la ciudad de Idlib, en el noroeste del pa√≠s, bajo control yihadista,

Estas muertes recrudecen el terrible balance de seis a√Īos de guerra que ha causado 320.000 muertos, m√°s de 11 millones de desplazados y refugiados, es decir la mitad de la poblaci√≥n de antes de la guerra, y ha dejado por los suelos todas las infraestructuras del pa√≠s.

Este tr√°gico aniversario coincide con una tercera ronda de negociaciones de paz en Kazajist√°n, que terminaron sin avances.

‘Vivir en paz’

“Mis mejores recuerdos de la revoluci√≥n son de cuando mi ciudad fue liberada del opresor Bashar al Asad”, afirma a la AFP Abdal√° al Husein, de 32 a√Īos, un futbolista de Saraqeb, una de las ciudades de la provincia de Idlib.

El conflicto se desató el 15 de marzo de 2011 cuando se produjeron manifestaciones pacíficas tras el arresto y la tortura de estudiantes de los que se sospechaba que habían escrito lemas contra el régimen en las paredes de Deraa.

Estas protestas fueron duramente reprimidas y acabaron degenerado en una rebelión armada y luego en una guerra civil, en la que se han visto implicadas fuerzas locales, regionales e internacionales.

“Cuando empezamos a manifestarnos, no esperaba que lleg√°ramos hasta este punto. Pensaba que terminar√≠a en dos, tres meses, un a√Īo m√°ximo“, lamenta Abdal√°.

“Que esta guerra se termine por las armas o de forma pac√≠fica, poco importa. El pueblo quiere vivir en paz”, asegura.

La comunidad internacional se mantuvo dividida durante a√Īos entre un bloque a favor del r√©gimen, liderado por Rusia e Ir√°n, y un campo favorable a la oposici√≥n, encabezado por Estados Unidos, con numerosos pa√≠ses europeos, Turqu√≠a y los pa√≠ses del Golfo.

‘Nunca m√°s como antes’

Contrariamente a lo que esperaba este segundo bloque, el r√©gimen de Asad logr√≥ ganar terreno con el apoyo indefectible y militar de Mosc√ļ.

Frente a él, la rebelión ha ido mermando por las divergencias internas y se ha visto eclipsada por el auge de los grupos yihadistas, como el Estado Islámico (EI).

Los insurgentes se encuentran hoy en una situación extremadamente débil y marginal, sobre todo tras la pérdida en diciembre del sector este de Alepo, su mayor feudo.

Por otro lado, la oposici√≥n pol√≠tica ya no puede contar ni con el apoyo turco, despu√©s de que Ankara y Mosc√ļ –hasta entonces rivales– acercaran posiciones a finales de 2016, ni con el respaldo de Estados Unidos, puesto que la administraci√≥n de Donald Trump se mostr√≥ desinteresada en las pasadas negociaciones en Astan√° y Ginebra.

Pese a ello, “hay hoy en d√≠a una voluntad internacional de poner fin a la guerra y el pueblo sirio quiere una soluci√≥n”, afirma Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

“Pero las peque√Īas guerras continuar√°n y Siria no ser√° nunca m√°s como antes”, advierte. Porque “no solo se ha destruido la infraestructura, tambi√©n el tejido social”.

URL CORTA: http://rbb.cl/g86f
Tendencias Ahora