Internacional
Sábado 01 diciembre de 2018 | Publicado a las 16:07 · Actualizado a las 22:57
Mientras Macron est√° en el G20, protestas dejan m√°s de 200 detenidos en Francia
Por Matías Vega
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Unas 75.000 personas participaron el s√°bado en las protestas de los “chalecos amarillos”, franceses que manifiestan contra la pol√≠tica fiscal y social del gobierno de Emmanuel Macron, y que deriv√≥ en violentos enfrentamientos entre “agitadores” y fuerzas de seguridad, particularmente en Par√≠s.

Incluso, seg√ļn El Pa√≠s, un edificio fue incendiado por los manifestantes, quienes pintaron en el Arco del Triunfo graffitis que rezaban “Macron, dimis√≥n”, uno de las tantas demandas que esgrimen, o “Por menos que esto hemos cortado cabezas”.

Este movimiento de clases humildes, que sacude Francia desde hace dos semanas, protagoniz√≥ tambi√©n duros disturbios en distintas provincias del pa√≠s. Al final de la tarde dejaban un saldo preliminar de 64 heridos leves y 205 detenidos en todo el pa√≠s, seg√ļn la prefectura de la polic√≠a.

Mientras tanto, el presidente francés se encuentra en Buenos Aires, Argentina, asistiendo a una cumbre del G20.

En el corazón de París, la Agence France-Presse reportó escenarios de guerrilla urbana, con hombres encapuchados que armaron barricadas, quemaron autos, rompieron vitrinas y lanzaron objetos contundentes a la policía antimotines en varios de los barrios más lujosos y turísticos de la capital francesa.

La zona turística de los Campos Elíseos fue presa del caos y el Arco del Triunfo fue pintado con grafitis y asaltado por los alborotadores. En las avenidas adyacentes había barricadas en llamas, algunas formadas con autos volcados e incendiados, y los gases lacrimógenos volaban incesantemente.

El primer ministro Edouard Philippe dijo que estaba “conmocionado” por la violencia en Par√≠s, y las fuerzas de seguridad segu√≠an lidiando con “agitadores” sin chalecos en distintas zonas de la capital al caer la noche.

Pero los incidentes y focos de violencia al margen de las concentraciones de los “chalecos amarillos” se vivieron tambi√©n en varias ciudades francesas, entre ellas Lille, Charleville-M√©zi√®res, Estrasburgo, Toulouse, as√≠ como en Nantes, donde medio centenar de “chalecos amarillos” irrumpieron en el aeropuerto local.

Geoffroy Van Der Hasselt | Agence France-Presse
Geoffroy Van Der Hasselt | Agence France-Presse

Esta es la tercera jornada de protestas en Francia, tras las del 17 y del 24 de noviembre pasados. La del sábado 24 ya se saldó con graves disturbios también en los Campos Elíseos.

El llamado movimiento de los “chalecos amarillos”, pide -entre otras muchas y dispersas demandas- una mejora del poder adquisitivo, menos impuestos y una bajada del precio del carburante.

En París, los enfrentamientos empezaron después del mediodía del sábado en torno al Arco de Triunfo -en la parte alta de los Campos Elíseos- entre policías y manifestantes, algunos de ellos enmascarados.

“Individuos equipados y determinados, desde muy temprano (…) actuaron de forma muy violenta. Las fuerzas de seguridad se√Īalaron haber sufrido ataques de una violencia rara vez alcanzada”, dijo el ministro del Interior Philippe.

Alain Jocard | Agence France-Presse
Alain Jocard | Agence France-Presse

Entre la espada y la pared

El l√≠der de Francia Insumisa (LFI, oposici√≥n de izquierda radical), Jean-Luc M√©lenchon, denunci√≥ por su lado un “incre√≠ble encarnizamiento contra manifestantes pac√≠ficos en el Arco de Triunfo”, y acus√≥ al gobierno de “azuzar los miedos”.

Los manifestantes que acudieron este s√°bado a Par√≠s a manifestarse pac√≠ficamente, portando sus “chalecos amarillos” de automovilistas, se hallaron a menudo en medio de polic√≠as y agitadores.

Entre ellos, Chantal, una jubilada de 61 a√Īos, que evitaba acercarse al lugar de los enfrentamientos: “Se nos ha dicho que hay agitadores m√°s adelante”.

Geoffroy Van Der Hasselt | Agence France-Presse
Geoffroy Van Der Hasselt | Agence France-Presse

Macron “debe bajar de su pedestal, debe comprender que el problema (…) es el poder adquisitivo. Todos los meses debo recurrir a mi libreta de ahorro”, afirma la mujer.

Ante esta nueva jornada de protestas, las autoridades habían decidido cerrar el tráfico en los Campos Elíseos, aunque los peatones sí podían acceder a la avenida.

Los comerciantes de la zona habían tomado sus precauciones, tras los destrozos causados el 24 de noviembre, colocando tableros de madera frente a sus locales.

Unos 5.000 agentes fueron movilizados en la capital, donde también manifestaron miles de personas convocadas por el sindicato CGT en favor del empleo, y de estudiantes contra el alza de las inscripciones para estudiantes extranjeros.

Alain Jocard | Agence France-Presse
Alain Jocard | Agence France-Presse

“Es palabrer√≠a”

El gobierno, saturado por los llamados de los pol√≠ticos a hacer un gesto hacia estas reivindicaciones de los ciudadanos m√°s vulnerables, intent√≥ organizar un di√°logo con representantes de los “chalecos amarillos”, por ahora en vano.

Los anuncios que hizo esta semana el presidente Macron -un dispositivo para limitar el impacto de las tasas al carburante as√≠ como un “gran di√°logo”- no convencieron.

“Es palabrer√≠a”, reaccionaron varios manifestantes. “Necesitamos algo concreto, no humo”, resumi√≥ esta semana Yoann Allard, un obrero agr√≠cola de 30 a√Īos.

Esta nueva manifestación en París era observada con preocupación por el ejecutivo de Macron, que accedió a la presidencia francesa hace solamente 18 meses y cuya popularidad cae de forma imparable.

La primera jornada nacional de los “chalecos amarillos”, el 17 de noviembre, hab√≠a congregado en toda Francia a 282.000 personas, y la segunda a 106.000, 8.000 de ellas en Par√≠s.

Este movimiento de c√≥lera y protesta se extendi√≥ el viernes a B√©lgica, donde un centenar de “chalecos amarillos” se manifestaron en Bruselas.

Alain Jocard | Agence France-Presse
Alain Jocard | Agence France-Presse
Tendencias Ahora