Internacional
Domingo 04 agosto de 2019 | Publicado a las 12:18 · Actualizado a las 09:22
Guerra comercial arrecia y China no da su brazo a torcer, pese a consecuencias que le traería
Por Emilio Lara
La información es de Agence France-Presse
visitas

“La econom√≠a de China se hunde”, suele afirmar Donald Trump. Con las amenazas de imponer m√°s aranceles a todas las importaciones de productos chinos, el presidente espera obligar al gigante asi√°tico a firmar un acuerdo en medio de la guerra comercial entre ambas naciones.

En ese contexto, tras el reinicio de las conversaciones y las posteriores amenazas cruzadas, las nuevas sanciones que Trump prometi√≥ podr√≠an golpear duramente a la econom√≠a china seg√ļn analistas, quienes esperan -no obstante- que Pek√≠n siga firme en su postura, a la espera de mejores horizontes.

Antes incluso de que Trump amenazara con nuevos aranceles, el presidente chino, Xi Jinping, reconoci√≥ el lunes que la situaci√≥n era “compleja”, pero que hab√≠a que “resistir”.

“Cada vez que el Partido Comunista admite algo, la realidad suele ser mucho peor”, consider√≥ el gabinete SinoInsider.

Xi Jinping asegura que “el barco de la econom√≠a china (puede) hacer frente a las olas”, pero el crecimiento decay√≥ en el segundo trimestre, marcando su rendimiento m√°s bajo en al menos 27 a√Īos, un 6.2%.

Y, lo que es peor, “hay muchas posibilidades de que la econom√≠a china vaya, de hecho, mucho peor”, apunt√≥ SinoInsider, poniendo en cuesti√≥n las estad√≠sticas nacionales.

La guerra comercial se sum√≥ a los m√ļltiples desaf√≠os a los que se enfrenta la segunda econom√≠a mundial: desaceleraci√≥n del crecimiento, sobreendeudamiento y empresas p√ļblicas ineficaces y deficitarias.

Factores internos

Las √ļltimas cifras econ√≥micas no son muy alentadoras. En julio, la actividad manufacturera se contrajo por tercer mes consecutivo, por la bajada de pedidos para la exportaci√≥n.

Al mismo tiempo, el mercado de trabajo se degrad√≥ a su ritmo m√°s r√°pido en cinco meses con las empresas recortando en plantilla para reducir costes, seg√ļn el grupo de medios financieros Caixin.

Pero las sanciones comerciales estadounidenses no son la √ļnica causa.

“Al contrario de lo que afirma Trump, la desaceleraci√≥n de la econom√≠a china se debe principalmente a factores internos”, matiz√≥ Max J. Zenglein, del Mercator Institute for China Studies (Alemania).

Sin embargo, la pr√≥xima salva de aranceles, que deber√≠a llegar el 1 de septiembre, “ser√° un electroshock” para el sector manufacturero, indic√≥ Rajiv Biswas, del gabinete IHS Markit, recordando que Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones chinas.

“El sector de la electr√≥nica es particularmente vulnerable, pues muchos productos exportados a Estados Unidos, como los celulares inteligentes, estar√°n sometidos a esta nueva serie de tasas aduaneras suplementarias”, advirti√≥.

Firmeza

Pero, aunque la econom√≠a sufra, nada parece indicar que Pek√≠n vaya a ceder a las exigencias de Washington, algunas de las cuales, como la eliminaci√≥n de las subvenciones a las empresas p√ļblicas, podr√≠an incluso socavar la estructura del r√©gimen comunista.

As√≠, el gobierno chino deber√≠a tratar de ganar tiempo, esperando -como critica Trump- que el a√Īo pr√≥ximo se elija un presidente m√°s conciliador.

As√≠, Pek√≠n podr√≠a optar por dejar que se desvalorice su moneda para apoyar sus exportaciones. Se tratar√≠a pues de una “palanca” suplementaria en las negociaciones con Washington, indic√≥ Ken Cheung, estratega en Mizuho Bank.

China cuenta con otra opción, que las autoridades han descartado hasta la fecha: una política de relanzamiento de la economía a través de las inversiones masivas.

Pero esto podr√≠a hacer que “aumenten los riesgos financieros”, matiz√≥ Shi Yinhong, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad del Pueblo de Pek√≠n, recordando que China da una gran importancia a la reducci√≥n de la deuda.

Para depender en menor medida de las exportaciones, Pekín intenta cambiar su modelo de crecimiento, incentivando el consumo interno.

Pero esto “solo puede funcionar subiendo los sueldos”, lo que perjudicar√≠a a la competitividad, indic√≥ Raymond Yeung, del banco ANZ.

A nivel pol√≠tico, ante la inminencia del 70¬ļ aniversario de la fundaci√≥n de la China comunista, el 1 de octubre, parece dif√≠cil que Xi Jinping vaya a ceder ante el presidente estadounidense.

Con sus nuevas amenazas, Trump “reduce la posibilidad de un acuerdo” con China, consider√≥ Louis Kuijs, del gabinete Oxford Economics. Al contrario, Pek√≠n se mostrar√° “m√°s decidido a prepararse de cara a tensiones econ√≥micas a largo plazo”, afirm√≥.

Tendencias Ahora