Internacional
La censura china rodea los homenajes al fallecido disidente Liu Xiaobo
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Se trata del √ļnico chino galardonado con el premio Nobel de la Paz. Pero la eficaz censura del r√©gimen comunista hizo que el nombre del disidente, desconocido para la gran mayor√≠a de los chinos, especialmente los m√°s j√≥venes, fuese tab√ļ hasta este viernes.

Delante del hospital en el que el opositor falleci√≥ el jueves tras un c√°ncer y m√°s de ocho a√Īos de encarcelamiento, solo una persona hab√≠a o√≠do hablar de Liu Xiaobo de la veintena entrevistada por la AFP.

“¬ŅQui√©n es? ¬ŅUna estrella de internet?”, preguntaba un comerciante, ajeno a la pol√©mica mundial que ha rodeado el destino del disidente, a quien Pek√≠n se neg√≥ a liberar para que pudiera ser tratado en el extranjero.

Los medios chinos no informaron sobre su muerte, excepto en muy raras excepciones, como la agencia Xinhua, que la anunció brevemente en su servició en inglés pero no en el chino, evitando recordar que había sido laureado con el Nobel en 2010.

En internet, la “gran muralla” de la censura bloqueaba las referencias al opositor. El nombre “Liu Xiaobo” no ofrec√≠a ning√ļn resultado en el motor de b√ļsqueda Baidu. La red Weibo, el “Twitter chino”, bloqueaba su nombre y sus iniciales, “LXB”.

Las iniciales “RIP” (“Descanse en paz”, en ingl√©s) tambi√©n fueron bloqueadas en las redes sociales, as√≠ como el emoticono que representa una vela.

Los escasos mensajes que conseguían escapar a la censura eran eliminados poco después.

‘La Historia guardar√° su nombre’

“Fue el valor personificado. La Historia guardar√° su nombre, muerto o vivo”, proclamaba un ef√≠mero mensaje en Weibo. “T√ļ, que acababas de ser liberado, hab√≠as cambiado el mundo. Los que siguen en prisi√≥n te saludan”, escrib√≠a otro usuario.

En una muestra de la eficacia de la censura del régimen comunista, los ciudadanos más jóvenes con quien habló la AFP en Shenyang, la gran ciudad del noreste en la que Liu Xiaobo estaba hospitalizado, parecían no saber nada de su papel en el movimiento de Tiananmen por la democracia, en 1989.

“No s√© que es esa revoluci√≥n estudiantil. No conozco nada de las cosas de esa √©poca”, explica Li Pengfei, que estudia un doctorado en ingenier√≠a en la Universidad de Dongbei, la m√°s cercana al hospital.

“Nosotros, los estudiantes, estudiamos nuestras materias, no nos ocupamos ni de la pol√≠tica ni del sistema judicial”, asegura el hombre, que considera que la libertad de expresi√≥n no falta en China. Tampoco siente la necesidad de que se celebren unas elecciones libres.

“La econom√≠a se desarrolla tranquilamente y el pa√≠s funciona bien. Eso es verdaderamente bueno”, zanja.

‘Debe de irle bien’

El disidente Ye Du, allegado de Liu Xiaobo, afirma que “su voz y su nombre desaparecieron” tras la sangrienta represi√≥n de las manifestaciones de Tiananmen.

“Hace casi treinta a√Īos”, destaca Ye Du. “Desde que obtuvo el premio Nobel en 2010, incluso su nombre se convirti√≥ en un tema pol√≠tico sensible. As√≠ que es perfectamente normal que la mayor√≠a de la gente ignore por completo qui√©n es”.

Con alguna excepción. Zhang Xinyu, un quincuagenario que estaba pintando, en medio del sofocante calor de un parque de Shenyang, antes de que se anunciara la muerte de Liu Xiaobo.

“Yo lo conozco. Toda la gente de mi generaci√≥n lo conoc√≠a, estoy seguro”, afirma Zhang, que sin embargo no puede creerse que el opositor siguiera detenido. “Ha tenido que ser liberado necesariamente. Debe de irle bien, despu√©s de todo este tiempo, ya no deber√≠a haber ning√ļn problema”, supone.

Liu Xiaobo fue detenido a finales de 2008 tras haber escrito un texto, con otros activistas, en el que ped√≠a la democratizaci√≥n del pa√≠s. Fue condenado un a√Īo despu√©s da 11 a√Īos de c√°rcel por “subversi√≥n”. Al final, se le concedi√≥ la libertad condicional despu√©s de que se le diagnosticara un c√°ncer de h√≠gado en fase terminal el pasado mayo.

URL CORTA: http://rbb.cl/hdzh
Tendencias Ahora