Internacional
Viernes 17 abril de 2020 | Publicado a las 14:55
"Hay que abrir": Bolsonaro vuelve a pedir que se retomen las actividades tras destituir a ministro
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a defender este viernes la reanudación de las actividades económicas tras destituir a su ministro de Salud por divergencias sobre las medidas de aislamiento social adoptadas para contener la propagación del nuevo coronavirus.

En la dirección opuesta, los gobernadores de Sao Paulo y Rio de Janeiro prorrogaron las cuarentenas parciales en sus estados que permiten apenas la actividad comercial considerada esencial.

“Esa pelea por empezar a abrir el comercio es un riesgo que yo corro. Si se agrava [la epidemia], eso cae en mi regazo.
Pero yo pienso -y mucha gente est√° tomando conciencia de ello- que hay que abrir”, afirm√≥ Bolsonaro durante la investidura de su nuevo ministro de Salud, Nelson Teich.

Tras varias semanas de enfrentamiento, Bolsonaro destituy√≥ a su antecesor, Luiz Henrique Mandetta, un fiel defensor de las medidas de aislamiento social recomendadas por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) y adoptadas por los gobernadores de los diferentes estados brasile√Īos.

“La visi√≥n de Mandetta es la de la salud, de la vida. La m√≠a, adem√°s de la vida, inclu√≠a la econom√≠a y los empleos”
, afirmó Bolsonaro al justificar la sustitución de Mandetta.

Teich, un reconocido onc√≥logo de 62 a√Īos, no present√≥ propuestas concretas en su breve discurso inaugural, pero insisti√≥ en que es preciso equilibrar ambas visiones.

“Por m√°s que se hable de salud, de econom√≠a, no importa: al final siempre se trata de personas. Eso es lo que venimos a hacer aqu√≠, traer una vida mejor para la sociedad y las personas en Brasil”, afirm√≥ el nuevo ministro.

Sin embargo, el propio Bolsonaro admitió que no tiene poder para imponer su visión a los gobernadores de cada estado, que tienen autonomía para definir las medidas adoptadas contra la pandemia.

Hasta este jueves, el Covid-19 se hab√≠a cobrado 1.924 vidas en Brasil (un pa√≠s de m√°s de 210 millones de habitantes) y las autoridades confirmaron 30.425 contagios, aunque especialistas apuntan que en realidad este n√ļmero podr√≠a ser hasta quince veces mayor debido a la falta de ex√°menes y a los casos asintom√°ticos.

Sao Paulo, el estado más poblado y el más afectado por la epidemia (con más de 850 muertes y 11.500 contagios), prorrogó hasta el 10 de mayo la restricción de servicios no esenciales estipulada a fines de marzo.

Río de Janeiro, bajo medidas similares, extendió la cuarentena hasta el 30 de abril.

La salida de Mandetta es vista con preocupaci√≥n por muchos brasile√Īos, que temen un rebote de los contagios si se flexibilizan las medidas.

“Fue una mala idea (destituirlo), porque estaba haciendo un buen trabajo, transmit√≠a seguridad a las personas, les ped√≠a que se queden en casa”, lament√≥ Marcelo Ferreira, un polic√≠a de R√≠o de Janeiro.

Tendencias Ahora