Internacional
Lunes 26 agosto de 2019 | Publicado a las 09:44 · Actualizado a las 09:51
Oposición busca unirse en Nicaragua para retomar protestas contra el gobierno de Ortega
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

La oposici√≥n nicarag√ľense intenta unificar sus diferentes tendencias para revivir las protestas en busca de la renuncia del presidente Daniel Ortega, luego de que el mandatario suspendiera el mes pasado el di√°logo con sus adversarios.

La unidad entre agrupaciones sociales y pol√≠ticas opositoras “va avanzando para mejorar la capacidad de organizaci√≥n y ser m√°s eficaz en la lucha en condiciones de mayor represi√≥n”, dijo a la AFP el exvicecanciller Jos√© Pallais, miembro de la Alianza C√≠vica por la Justicia y la Democracia (ACJD), que las aglutina.

La oposici√≥n demanda al gobierno que cumpla con acuerdos de liberar a todos los “presos pol√≠ticos”, garantizar las libertades ciudadanas, reformas para democratizar las elecciones y devoluci√≥n de medios de comunicaci√≥n incautados.

“Si no es posible lograr la democracia y la justicia en la mesa de negociaci√≥n, se tiene que alcanzar a trav√©s de sostener la lucha c√≠vica y esfuerzos de unidad”, manifest√≥ Pallais.

Los opositores exigen la renuncia de Ortega, un exguerrillero de 73 a√Īos en el poder desde 2007, a quien acusan de corrupci√≥n, autoritarismo y de instaurar una dictadura junto a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

Meses de protestas antigubernamentales que estallaron en abril de 2018 acabaron con una represi√≥n que dej√≥ al menos 325 muertos, cientos de encarcelados y 62.500 exiliados, seg√ļn organizaciones humanitarias.

Más de 490 opositores encarcelados o en arresto domiciliario fueron liberados bajo una polémica ley de amnistía, pero otros siguen en prisión.

Tras las protestas emergió una alianza opositora sin liderazgos tradicionales, ni asientos en el Parlamento, para presionar por cambios políticos y negociar con el gobierno.

Como secuela de la crisis, la economía se contrajo en un 3,8%, mientras gremios empresariales calculan que en 2018 se perdieron más de 400.000 puestos de trabajo.

En un proceso lleno de vaivenes, el gobierno y la oposición retomaron las negociaciones el 27 de febrero, pero Ortega las suspendió unilateralmente el 30 de julio.

En ese contexto, la ACJD, creada a instancia de la jerarquía católica para ser interlocutora ante el gobierno en los inicios de la crisis, reestructuró este mes su dirección, creó un consejo directivo y seis comisiones de trabajo.

La extensi√≥n de la crisis por m√°s de un a√Īo ha provocado des√°nimo en algunos sectores opositores, principalmente en el exilio, que la atribuyen a una falta de estrategia y unidad.

La dirigente de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Violeta Granera, reconoci√≥ que en la poblaci√≥n “hay angustia y frustraci√≥n” pero cree que se est√° “entendiendo que esta lucha c√≠vica es de resistencia y de desgaste” para el gobierno.

La UNAB agrupa a unos 40 grupos sociales y políticos, entre ellos la ACJD.

Volver a la calle

Iniciativas como piquetes de protesta, pintas por la noche o lanzamientos de globos “han dado resultado exitosos”, dijo Eliseo N√ļ√Īez, otro miembro de UNAB. “Hay un activismo que busca mantener viva la protesta”.

Pero otros creen que hay que reforzar a√ļn m√°s los esfuerzos.

“Estamos fr√≠os, hay que meterle candela para que Ortega y Murillo sepan que todav√≠a seguimos en pie de lucha, que no nos hemos rendido”, se√Īal√≥ Kareli Vega, un activista de la diversidad sexual muy influyente en redes sociales, con cientos de seguidores en Facebook y Youtube.

Para Medardo Mairena, líder del movimiento campesino e integrante de la nueva directiva de la Alianza, la crisis solo se acabará con la salida de Ortega.

“Tenemos claro que esto no va terminar hasta que se cumplan las demandas que el pa√≠s necesita: salir de Ortega y retomar la democracia”, apunt√≥ el dirigente, que fue condenado a m√°s de 200 a√Īos de c√°rcel por su participaci√≥n en las protestas antes de ser liberado bajo la ley de amnist√≠a.

La poblaci√≥n espera “el momento oportuno para regresar a las calles y eso ser√° muy pronto porque no nos vamos a quedar de brazos cruzados y que la muerte de tantos hermanos quede en la impunidad”, sentenci√≥ Mairena.

Tendencias Ahora