Internacional
Viernes 31 mayo de 2019 | Publicado a las 05:23 · Actualizado a las 05:24
Dejan en libertad a exjefe de las FARC pese a rechazo de gobierno: EEUU buscaba su extradición
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Uno de los exjefes de la disuelta guerrilla FARC, Jes√ļs Santrich, fue dejado en libertad este jueves por orden de la Corte Suprema de Justicia de Colombia pese al rechazo del gobierno.

El excomandante, quien hab√≠a sido detenido en abril de 2018, abandon√≥ al mediod√≠a el b√ļnker de la fiscal√≠a fuertemente escoltado, constat√≥ un reportero de AFP, para luego dirigirse a la sede del ahora partido FARC.

Santrich se defendió de las acusaciones por narcotráfico que enfrenta en Estados Unidos y por las que también comenzará a responder en Colombia.

Seg√ļn la justicia estadounidense, el exguerrillero plane√≥ enviar un cargamento de coca√≠na a territorio norteamericano despu√©s de firmar la paz en noviembre de 2016.

“Hay m√°s posibilidades que haya pasado coca√≠na por las narices de muchos de los que dudan de m√≠ a que haya pasado por mis manos”, dijo en rueda de prensa.

El también exnegociador de paz fue excarcelado por decisión del alto tribunal, que decidió llevar la investigación del caso al reconocer el fuero parlamentario de Santrich.

El exguerrillero fue elegido por la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Com√ļn (FARC), el partido surgido de los acuerdos de paz, aunque nunca pudo asumir su esca√Īo en el Congreso debido a su captura con fines de extradici√≥n.

En una carta enviada este jueves al tribunal, Santrich manifestó su disposición a someterse a la justicia.

“Tengo un compromiso ineludible con el sistema integral de justicia, reparaci√≥n y no repetici√≥n que hoy quiero ratificar, tengo un compromiso con la Jurisdicci√≥n Especial para la Paz (JEP) y el d√≠a de hoy he hecho un compromiso con las altas cortes para que no haya dudas de mi conducta”, a√Īadi√≥ el rebelde ante la prensa.

Molestia del gobierno

El presidente Iv√°n Duque, quien lleg√≥ al poder en agosto con la promesa de cambiar el pacto por considerarlo blando con los rebeldes, reiter√≥ su desacuerdo con la libertad de Santrich, a quien llama “narcotraficante”.

“Yo cumpl√≠ con el programa de gobierno, y como lo dije ayer, acato el veredicto de la corte, pero seguir√© defendiendo lo que creo”, afirm√≥ en un acto p√ļblico en Bogot√°.

Por su parte, la vicepresidenta Marta Luc√≠a Ram√≠rez asegur√≥ que el gobierno “har√° todo lo posible para evitar que (Santrich) se vaya a fugar de Colombia” y evada las indagaciones judiciales.

Bajo la presi√≥n estadounidense, Duque se ha ratificado en su intenci√≥n de extraditarlo. Y este jueves Washington reiter√≥ que los cargos por los cuales el l√≠der rebelde es pedido en extradici√≥n “son muy graves”.

“Estados Unidos cumpli√≥ con los requisitos de extradici√≥n establecidos con Colombia”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

Con la liberaci√≥n se espera que Santrich pueda posesionarse en el Congreso y ocupar el esca√Īo que le reserv√≥ el hist√≥rico pacto de paz suscrito entre la guerrilla marxista y el gobierno de Juan Manuel Santos.

“Es el partido el que debe decidir en qu√© momento se debe” dar tr√°mite a la posesi√≥n como representante a la C√°mara baja, asegur√≥ Santrich.

La justicia de paz, que investiga los mayores cr√≠menes del conflicto armado, hab√≠a ordenado hace dos semanas la libertad del excomandante guerrillero, de 52 a√Īos y con deficiencia visual.

Pero el 17 de mayo fue recapturado a su salida de prisión por orden de un juez bajo nuevos cargos relacionados con su supuesta intención de enviar cocaína a Estados Unidos.

El caso Santrich ha provocado un revuelo político y jurídico en Colombia, profundamente dividida por el pacto de 2016 que supuso el fin de un sangriento conflicto armado de medio siglo.

Santrich siempre ha proclamado su inocencia y asegura que los se√Īalamientos responden a un complot de Washington y de la fiscal√≠a colombiana.

Los compromisos de paz prev√©n que ning√ļn guerrillero sea extraditado por delitos cometidos antes de la firma de la paz, pero en caso de reincidir perder√°n ese y otros beneficios jur√≠dicos.

Tendencias Ahora