Internacional
Día de gran manifestación en Venezuela: Oposición y chavismo se medirán en las calles
Publicado por: Verónica Reyes La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Opositores y seguidores del presidente venezolano Nicolás Maduro medirán este miércoles sus fuerzas en la calle, entre temores de nuevos brotes de violencia y una agudización de la grave crisis política y económica que sufre el país.

La oposici√≥n promete que ser√° “la madre de todas las marchas”, la sexta en abril, para exigir elecciones generales y respeto al Parlamento, √ļnico de los poderes p√ļblicos que controla.

La tensi√≥n est√° al tope. La noche del martes Maduro anunci√≥ la activaci√≥n de un operativo militar, policial y civil para derrotar un “golpe de Estado”, del que acusa a la oposici√≥n y a Estados Unidos.

“Estamos en horas cruciales del destino de nuestra patria y voy a estar al frente de esta batalla”, manifest√≥ el presidente socialista, acompa√Īado del alto mando pol√≠tico y militar.

Para la oposici√≥n, el plan de seguridad “busca intimidar”, lo cual seg√ļn dijo en un comunicado, “evidencia la fragilidad y el temor al pueblo en la calle”.

Aunque los opositores pretenden llegar al coraz√≥n de la ciudad, Maduro advirti√≥ que “el pueblo” tomar√° las calles y no podr√°n entrar a esa zona, basti√≥n de los chavistas. “Si la derecha quiere marchar, que lo haga en el este”, afirm√≥.

Policías y militares les han bloqueado el paso en marchas anteriores y las calles de Caracas fueron escenario de choques con manifestantes enmascarados que lanzan piedras y cócteles molotov, entre nubes de gases lacrimógenos.

El gobierno acusa a la oposici√≥n de “terrorismo” y √©sta a las fuerzas de seguridad de represi√≥n y torturas. La ola de protestas deja cinco muertos, decenas de heridos y m√°s de 200 detenidos.

Inquietud internacional

Preocupados, once pa√≠ses de Am√©rica Latina pidieron al gobierno chavista “garantizar” el derecho a protestar pac√≠ficamente, lo que la canciller√≠a calific√≥ de “burda interferencia”.

Por su parte, el gobierno de Donald Trump lanz√≥ una dura advertencia a los funcionarios p√ļblicos venezolanos de desistir de la represi√≥n.

“Estamos enfrentando una arremetida internacional (…) Estados Unidos ha dado la luz verde y el visto bueno para un proceso golpista de escalada para la intervenci√≥n de Venezuela”, reaccion√≥ Maduro.

En una demostraci√≥n de fuerza, el gobernante encabez√≥ el lunes un acto militar en el que recibi√≥ de la Fuerza Armada, aliado clave con enorme poder pol√≠tico y econ√≥mico, la promesa de “lealtad incondicional”.

El jefe legislativo Julio Borges pidi√≥ entonces a los militares ser “leales” s√≥lo a la Constituci√≥n, tras lo que Maduro lo acus√≥ de encabezar el “llamado golpista” y a la rebeli√≥n militar, y lo amenaz√≥ con procesarlo judicialmente.

“Estamos convencidos de que el pa√≠s sabe quienes son los golpistas y contra ellos marchar√°”, subray√≥ en un comunicado la oposici√≥n, al se√Īalar que Maduro insiste en “denunciar guerras imaginarias y conspiraciones inexistentes”.

En lo que la oposición y algunos gobiernos interpretaron como otra forma de amedrentar, el mandatario anunció además la ampliación de las milicias a 500.000 civiles, cada uno con un fusil.

Para el secretario general de la Organizaci√≥n de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien tilda a Maduro de “dictador” y promueve sanciones para Venezuela, el gobierno prepara una “acci√≥n represiva homicida” al armar a civiles.

La fueza de la calle

Los opositores volvieron a la calle el 1 de abril luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumiera las competencias del Parlamento y retirara la inmunidad a los diputados, desatando una protesta diplomática internacional que dos días después lo hizo dar marcha atrás.

La oposici√≥n denunci√≥ esos fallos como un “golpe de Estado” pero ese episodio la reanim√≥, superando aparentemente sus divisiones internas y recobrando apoyo popular que perdi√≥ tras fracasar en su plan de revocar el mandato de Maduro en un referendo.

“No es el d√≠a final, pero esta marcha pondr√° de relieve la fuerza que la oposici√≥n es capaz de convocar y los costos que potencialmente le puede generar al gobierno si persiste en evitar elecciones en el corto plazo”, afirm√≥ a la AFP el polit√≥logo John Magdaleno.

Analistas estiman que Maduro, cuyo mandato concluye en enero de 2019, evita a toda costa medirse en elecciones. Siete de cada diez venezolanos reprueban su gobierno, cansados de la escasez y una brutal inflaci√≥n que el FMI estima ser√° de 720,5% este a√Īo

Tendencias Ahora