TV y Espect√°culo
Domingo 05 mayo de 2019 | Publicado a las 13:26
Cartas secretas demuestran que el príncipe Felipe tomó el lado de Diana en su divorcio con Carlos
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El matrimonio de la princesa Diana y el príncipe Carlos fue uno de los más escandalosos de la realeza británica, pese a que su boda es recordada como un verdadero cuento de hadas.

Rumores de infidelidades, competitividad, presiones y la constante presencia de Camilla Parker Bowles, el verdadero de amor de Carlos, hicieron que durante más de una década la pareja viviese infeliz y al borde del abismo.

Su matrimonio termin√≥ con un bullado divorcio que no dej√≥ a nadie indiferente y donde el mundo entero se aline√≥ detr√°s de Diana, la llamada “princesa del pueblo”.

History.com
History.com

La reina Isabel, por supuesto, apoyó a su hijo desde el primer momento e incluso responsabilizó del fracaso de su relación, a la bulimia que la princesa había desarrollado.

‚ÄúElla me dijo que cre√≠a que esa era la raz√≥n por la que nuestro matrimonio hab√≠a ido cuesta abajo, porque Carlos ten√≠a dificultades con la bulimia de Diana. Eso hizo que me diera cuenta de que todos ve√≠an aquello como un problema del matrimonio y no como una consecuencia del matrimonio‚ÄĚ, record√≥ Lady Di en una entrevista con uno de sus profesores de dicci√≥n, grabaci√≥n que luego fue convertida en el documental Diana: en sus propias palabras.

En tanto, el pr√≠ncipe Felipe, quien seg√ļn se dec√≠a no ten√≠a una buena relaci√≥n con la princesa, termin√≥ siendo quien m√°s la defendi√≥.

Seg√ļn el mayordomo y amigo de Diana, Paul Burrell, nuera y suegro intercambiaron varias cartas mientras se determinaba el divorcio de la pareja. En ellas el esposo de la Reina le brindaba su apoyo a Lady Di por sobre su propio hijo.

En 2003 Burrel filtró las misivas al diario inglés The Sun, pese a los intentos de Felipe de bloquear su publicación.

Kensington Palace
Kensington Palace

Entre otras cosas, el duque de Edimburgo escribi√≥ que “no puedo imaginar a nadie en su sano juicio dej√°ndote para estar con Camilla”.

Adem√°s agreg√≥ que “para un hombre en su posici√≥n, Carlos fue tonto al arriesgarlo todo con Camilla. Nunca so√Īamos que podr√≠a dejarte por ella. Tal perspectiva nunca entr√≥ en nuestras cabezas”.

Recordemos que en 1994, Carlos reconoci√≥ p√ļblicamente su amor√≠o con la actual duquesa de Cornell, quien en ese tiempo segu√≠a casada con el padre de sus hijos, Andrew Parker Bowles.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

La humillación de Carlos

La separaci√≥n de Carlos y Diana se confirm√≥ en 1992, pero su divorcio estuvo listo reci√©n en 1996, un a√Īo antes que la princesa muriera en un tr√°gico accidente.

Y es que la negociación no fue nada fácil, ya que además del dinero, también debían negociar el título real que tendría Lady Di.

Como madre del futuro Rey de Inglaterra, Diana quer√≠a mantener el t√≠tulo de ‚ÄúSu alteza real‚ÄĚ (‚ÄúHer Royal Highness‚ÄĚ), incluso la reina Isabel hab√≠a aceptado esa condici√≥n, pero Carlos fue inflexible en este tema y se neg√≥, seg√ļn asegur√≥ el diario New York Times.

Que la princesa perdiera su título, significaba que ya no pertenecía a la familia real, por lo que ya no sólo tendría hacer una reverencia a la Reina, sino que también a Carlos e incluso a sus propios hijos.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

Felipe, en tanto, se ofreci√≥ para mediar en la resquebrajada relaci√≥n de la pareja. “Solo puedo repetir lo que he dicho antes, si me invitan, siempre har√© todo lo posible para ayudarte a ti y a Carlos en lo que pueda. Pero debo admitir que no tengo talento como consejero matrimonial”, agreg√≥.

No obstante, tambi√©n cuestion√≥ las decisiones de ambas partes. “No aprobamos que ninguno de ustedes tenga amantes”, asegur√≥ en referencia a los constantes rumores que surgieron en torno a Lady Di con diferentes hombres.

No contento con eso, tambi√©n intent√≥ responsabilizar a Lady Di por la infidelidad de su marido. “¬ŅPuedes honestamente mirar dentro de tu coraz√≥n y decir que la relaci√≥n de Carlos con Camilla no tuvo nada que ver con tu comportamiento hacia √©l en tu matrimonio?”, escribi√≥.

Felipe finaliz√≥ la carta con un cari√Īoso: “Con mucho cari√Īo, Pa (de pap√°)”.

FemaleFirst
FemaleFirst

Sin embargo, al parecer Diana no se tom√≥ a mal sus palabras, al contrario. Seg√ļn se pudo ver en una carta de la princesa, estaba realmente agradecida por los dichos de su suegro.

“Querido Pa, estoy particularmente conmovida por tu √ļltima carta, la que me prueba que de verdad le preocupa”, escribi√≥.

“Es muy modesto sobre su habilidad de gu√≠a matrimonial, y estoy en desacuerdo. Su √ļltima carta me muestra un gran entendimiento y tacto, y espero poder seguir sus consejos en los que meses que vienen, en lo que sea que pueda pasar”, a√Īadi√≥.

El pr√≠ncipe, en tanto, tambi√©n replic√≥ a dicha misiva. “Gracias por tomarte el tiempo de responder mi carta. Espero que podamos continuar haciendo uso de esta forma de comunicaci√≥n, ya que parece que no habr√°n muchas otras formas de intercambiar puntos de vista”, sentenci√≥ brevemente.

The Sun
The Sun

Recordemos que Felipe tuvo siempre una compleja relaci√≥n con el pr√≠ncipe Carlos, a quien desde ni√Īo consideraba que era demasiado sensible y que no ten√≠a lo que se necesitaba para convertirse en rey.

De hecho, el portal USA Today aseguró que el duque envió una carta a Carlos en 1981, para apresurarlo a comprometerse con Diana o que simplemente terminara la relación.

Pese a que un amigo del príncipe aseguró que dicha misiva era más constructiva que un ultimátum, al parecer, Carlos habría considerado aquello como una orden, que terminó por acatar.

Tendencias Ahora