TV y Espectáculo
Domingo 30 septiembre de 2018 | Publicado a las 12:08
La resiliente historia de la actriz de Grey’s Anatomy: la tragedia que une a Ellen Pompeo y Meredith
Publicado por: Bernardita Villa
visitas

Grey’s Anatomy cumple 15 años en pantalla convertida en una de las series más importantes de la televisión mundial. La producción no sólo nos ha mostrado extraordinarios casos médicos, sino que también nos presentó a uno de los personajes más dramáticos y con peor suerte de la historia de la pantalla chica: Meredith Grey.

Meredith comenzó como una interna de medicina que se enamoró de su superior, sin embargo, su camino para convertirse en jefa de Cirugía General estuvo lleno de dolor y pérdidas que pocos podrían superar en la vida real.

La doctora no sólo perdió a su marido y hermana en dos diferentes y trágicos accidentes, sino que también estuvo a punto de morir en varias ocasiones como cuando intentó salvar a un hombre con una bomba dentro de su cuerpo, cuando enfrentó a un tirador que quiso matar a esposo; o cuando un paciente la golpeó hasta romperle la mandíbula.

ABC
ABC

La vida de este personaje empezó de forma catastrófica, pues cuando apenas tenía cinco años vio cómo su madre intentaba quitarse la vida frente a ella, y sólo pudo pedir ayuda cuando la mujer perdió la conciencia.

Ellen Pompeo, la actriz que ha dado vida al personaje todo este tiempo, comenzó sus días con una tragedia similar. El primer recuerdo de la artista es el suicidio de su madre en 1974, cuando ella apenas tenía cinco años.

Ellen nació en Everett, Massachusetts, en el seno de una tradicional familia de clase media y muy católica, con ascendencia italiana, inglesa e irlandesa. Su padre, Joseph, trabajó durante 30 años como vendedor en la compañía de tabaco Lorillard, mientras su madre, Kathleen, criaba a la actriz y sus cinco hermanos en casa.

Kathleen murió a los 33 años, producto de una sobredosis de analgésicos, y aunque Pompeo nunca ha querido dar mayores detalles, sí ha contado cómo esto afectó a su familia.

“Mi vida comenzó con una tragedia”, comentó en una entrevista con el portal GoodHousekeeping. Según relató, sus cinco hermanos mayores estaban destrozados y su padre inconsolable, al punto que no lograba expresar su pena ni cuidar a sus hijos.

“Es un recuerdo doloroso, muy muy doloroso”, reconoció más tarde en conversación con la revista Allure.

Más allá del dolor, el suicidio de su madre se convirtió en un tema tabú para todos. “Vengo de una familia católica italiana-irlandesa, y eso es algo de lo que la gente no habla. Fuimos completamente reprimidos… Así que no era algo que realmente conversáramos. Nunca me permitieron tratar con eso. Tuve que resolverlo por mí misma”, reconoció.

A pesar de su corta edad, Ellen tuvo que aprender de resiliencia y cuidarse a sí misma, pese a que durante sus primeros años no fue fácil. “Era patéticamente insegura. No tuve una madre que me dijera lo increíble que era. Desde entonces, ha estado haciendo esfuerzos para aprender a ser optimista. No trato de buscar otras cosas que no tengo. Intento disfrutar lo que tengo”, añadió.

Un nuevo comienzo

El tiempo comenzó a sanar las heridas de su familia y su padre volvió a casarse. Ellen, en tanto, supo desde pequeña que quería convertirse en actriz, pero no consiguió el apoyo de su familia. “De donde vengo, tú no sólo dices: ‘oh, me convertiré en actriz’. Habla así y ellos pensarán que estás loca”, explicó a la revista People.

Por ello, al terminar el colegió comenzó a trabajar como mesera en un local de su cuidad, pero a los 24 años se armó de valor y gracias al apoyo de su papá, decidió mudarse a Los Angeles y buscar su propio camino. “Él siempre me dijo que podía hacer cualquier cosa que quisiera”, recordó.

Ellen Degeneres Show
Ellen Degeneres Show

Durante sus primeros años trabajó como modelo y participó en pequeños comerciales para empresas como Citibank y L’Oréal, pero no era lo que ella quería. “Realmente no me gustó. Siempre sentí que tenía demasiado para decir. Y soy demasiado creativa en mi cabeza para estar satisfecha con eso”, aseguró a la revista Allure.

Con el tiempo comenzó a tener una serie de pequeños papeles en programas como La ley y el orden e incluso en Friends, pero estos no le permitían mantenerse económicamente.

Pero a pesar de todo, Ellen estaba lejos de rendirse y siguió sembrando su camino a Hollywood con apariciones en películas como Atrápame si puedes, Daredevil y El eterno resplandor de una mente sin recuerdos.

Catch Me if You Can
Catch Me if You Can

El éxito llegó sólo a los 36 años cuando Shonda Rhimes la eligió para dar vida a Meredith Grey en Grey’s Anatomy, rol que la transformó en la actriz mejor pagada de la televisión, superando los 20 millones de dólares por año.

“Claramente, mi vida no ha sido fácil, pero la vida de muchas personas no ha sido fácil… De hecho, estoy realmente agradecida por mi vida. Me ha dado la fuerza y la tenacidad. Aunque solo alcancé el éxito a esta edad (36), estoy mucho mejor de esta manera”, sentenció en Allure. “Creo que estoy mucho más equipada para lidiar con estas cosas ahora. Si me hubieran pasado cuando tenía 20 años, me hubiera convertido en una verdadera mierda”, añadió.

La historia casi fue otra

Aunque hoy nadie podría pensar en otra actriz para interpretar a Meredith, Pompeo estuvo a punto de rechazar el papel porque “no quería estar atrapada en una serie de televisión”. Sin embargo, fue su entonces mánager quien la convenció y le aseguró que probablemente la serie no tendría luz verde para salir al aire, por lo que le recomendó que tomara la oportunidad para tener un poco de dinero extra.

Claramente la serie no sólo salió al aire, sino que se convirtió en un éxito y el trabajo de Ellen consiguió muy buenas críticas, por lo que le ofrecieron firmar un contrato por dos temporadas más.

“Tenía 36 años… Sabía que, como mujer en el negocio [de las películas], no me iban a pagar lo mismo que a los hombres. También sabía que cualquier papel que me pudieran ofrecer, sería el de la esposa o la novia. En Grey’s, estaba haciendo tanto o más que los hombres mientras contaba historias importantes”, explicó a GoodHousekeeping.

ABC
ABC

Un año antes de aceptar trabajar en Grey’s Anatomy, Pompeo conoció a Chris Ivery en un supermercado de Los Ángeles. El productor musical y la actriz comenzaron una relación que terminó con ambos ante el altar en 2007.

Dos años más tarde, y mientras la actriz rodaba la sexta temporada de la serie, dio a luz a su primera hija Stella Luna. Para cubrir el embarazo de Ellen, los productores tomaron varias malas decisiones como cubrir su vientre con el delantal o hacer sólo tomas donde no se notara su “guatita”, además se agregó una historia en la que Meredith le dona un riñón a su padre alcohólico y debe mantenerse en cama para recuperarse.

Para evitar pasar por ello nuevamente, en 2014 la pareja utilizó un “Vientre subrogado” para dar la bienvenida a su hija Sienna y en 2016 hicieron lo mismo con su tercer hijo, un niño llamado Eli Christopher.

Instagram
Instagram

El lado oscuro de la fama

Pero su paso por la serie también le ha costado sangre, sudor y lágrimas. Al principio la criticaban por su delgada figura e incluso hubo rumores de que padecía un desorden alimenticio.

“Al crecer, estaba terriblemente consciente de lo delgada que era… Pero cuando piensas que nunca va a ser tan horrible como en sexto, séptimo, octavo grado (donde las niñas comienzan a formar su cuerpo), ahora, de repente, la gente vuelve a decirme cosas”, dijo y agregó: “Tuve que subir de peso porque todos pensaba que era anoréxica”

La hermana de la actriz también se molestó con aquellos rumores. “Es irritante cuando veo comentarios sobre su peso. A Ellen le encanta comer; su primera palabra [de bebé] fue ‘pepperoni"”, aseguró.

ABC
ABC

Los kilos no fueron el único problema de Pompeo, ya que mientras su éxito crecía, empezaron a surgir otros rumores que afirmaban que tenía un comportamiento de “diva” y que no se llevaba bien con sus compañeros de elenco, algo que fue negado por los mismos actores. Sin embargo, los comentarios regresaron este año tras el sorpresivo despido de Jessica Capshaw y Sarah Drew, del cual Ellen fue responsabilizada.

“No estoy involucrada en este tipo de decisiones. Sin embargo, hay algunos problemas con los que te encuentras haciendo un show durante 14 temporadas. Uno de ellos es que a los escritores les cuesta mucho trabajo crear nuevas historias para todos estos personajes. Creo que tenemos 16 miembros regulares del reparto. Siempre es triste cuando perdemos gente, ya sea que se quieran ir o no. No lo hace más fácil”, explicó la actriz en el programa de Ellen Degeneres

Pese a que muchos de sus colegas han ido dejando el programa a lo largo de los años, entre ellos Patrick Dempsey, Sandra Oh y Sara Ramírez, la actriz permanece firme en la producción, aunque aseguró hace algunos años que su decisión de permanecer no se debe sólo al cariño, sino que también está relacionada con su edad.

Según explicó, si hubiese sido más joven al aceptar el rol de Meredith, “probablemente hubiera hecho mi tiempo y después hubiera salido a buscar otras cosas”. Sin embargo, “estaba segura de lo difícil que sería encontrar otros papeles con 30 y tantos o 40 y tantos”.

“Pensé, ‘¿por qué dejaría algo que es súper exitoso y donde me pagan genial para buscar otro escenario?’ Decidí que permanecería en ‘Grey’s’ y estaría agradecida y trataría de sobrellevarlo todo el tiempo que pudiera. Y estoy muy contenta de haber decidido seguir. Sólo ha ido mejorando con el tiempo”, sentenció a People.

Hoy tiene una carrera exitosa y 20 millones de dólares por año para demostrar que fue la decisión acertada.

Tendencias Ahora