Una inofensiva sopa de vegetales que debiera ser apta para un vegetariano, pero que en realidad contenía caldo de pollo, terminó siendo la inspiración para que Sebastián Wilson creara una app para revisar fácilmente toda la información de un producto. Este emprendedor y vegetariano pasó de la sorpresa a la acción.

“Siempre me preocupo de leer las etiquetas para no comprar productos que contengan ingredientes que no sean aptos con mi estilo de vida”, comenta Sebastián, fundador de OK to Shop.

Se trata de una aplicación gratuita que permite escanear un producto con el celular y que muestra sus imágenes, ingredientes, información nutricional, sellos, certificados, trazas, nombre del productor e incluso productos sustitutos si es que no lo puedes consumir.

La plataforma está disponible tanto para Android como también en iOS, facilitando la experiencia de compra de aquellas personas que por temas de salud, estilo de vida o incluso religión (judíos y musulmanes), necesitan más detalles de los alimentos.

Y no son pocos. En Chile, más de un tercio de la población tiene algún tipo de restricción alimentaria, hay más de 1 millón de vegetarianos y veganos y más del 50% de los adultos tiene algún grado de intolerancia a la lactosa.

“Son miles los productos alimenticios que se comercializan hoy en el retail. Desde que comenzamos a desarrollar la app, hemos realizado una exhaustiva investigación que nos permite tener una base con más de 13 mil productos y que va creciendo mensualmente”, explicó Wilson.

“Además, trabajamos en conjunto con Chile Halal y Chile Kosher, y utilizamos las listas publicadas por Coacel y Convivir, quienes certifican los productos según cada grupo de interés”, añadió.

Privacidad garantizada

Al crear OK to Shop, el equipo pensó en todo lo que no les gustaba de las demás apps y optaron “por hacer algo mejor”, según afirman. Es por esto que decidieron que los usuarios no tengan que inscribirse, ya que esto “sólo se usaba para enviar publicidad intrusiva”.

“Creemos que hoy uno de los temas sensibles para los usuarios es la privacidad y el manejo de sus datos. Por eso, para usar nuestra plataforma no tienes que dar tu mail, fecha de nacimiento, género, ni siquiera tu nombre real”, mencionó Sebastián.

“Descargas la app, creas tu perfil que puede ser ‘yo’ o cualquier otro apodo, defines tus preferencias alimentarias (si eres vegano, celiaco u otro) o si tienes alergias a ingredientes específicos y con esa información realizamos los cruces para entregarte la información de los productos aptos para tu consumo”, puntualizó.