Tecnología
Viernes 25 octubre de 2019 | Publicado a las 00:27 · Actualizado a las 00:32
En medio de serios cuestionamientos, Volkswagen presentó el nuevo auto de su modelo "Golf"
Por César Vega Martínez
La información es de Agence France-Presse
visitas

Volkswagen presentó este jueves su nuevo Golf, la gama más vendida de su historia, necesario para financiar la costosa mutación del grupo a otra era, la de los coches eléctricos y los SUV.

El Golf “es un cl√°sico intemporal”, dijo en la sede del fabricante en Wolfsburg su jefe, Herbert Diess, antes de la entrada al escenario de la octava generaci√≥n de esta berlina ic√≥nica, de la que se han vendido m√°s de 35 millones de ejemplares desde sus inicios en 1974.

Un lanzamiento más discreto que el de septiembre, cuando sacó el ID.3, el primer modelo completamente eléctrico que simboliza la apuesta del grupo de 30.000 millones de euros por vehículos de cero emisiones.

Y nada que ver con la suntuosa presentaci√≥n del anterior Golf hace m√°s de siete a√Īos en un museo de Berl√≠n. Desde entonces, el mundo del autom√≥vil y Volkswagen se han visto en un torbellino de cambios.

En 2015 estall√≥ el esc√°ndalo de los motores di√©sel trucados, del que Volkswagen a√ļn intenta recuperarse, y, adem√°s, los nuevos est√°ndares europeos para las emisiones de CO2 obligan a los fabricantes a pasarse a la electricidad en un momento de desaceleraci√≥n coyuntural fomentada por las guerras comerciales.

El Golf, el segundo gran modelo de Volkswagen despu√©s del Escarabajo, ha sido durante d√©cadas “un s√≠mbolo del √©xito” del fabricante. Ahora su principal misi√≥n es “generar dinero”, resume Stefan Bratzel, director del Centro de Gesti√≥n Automotriz.

Su presidente director general, Herbert Diess, insiste: el futuro del grupo no dependerá de los motores de combustión, sino que pasará por más de 70 modelos eléctricos de aquí a 2028.

Sin embargo, “ser√≠a est√ļpido” detener la gama y privarse de los cientos de miles de ventas (832.000 en 2018, o el 13% de la marca VW) que genera, estima Ferdinand Dudenh√∂ffer, director del Centro de Investigaci√≥n Automotriz (CAR).

“El ascenso del ID.3 no ser√° tan r√°pido”, confirma Bratzel. “Es necesario que el Golf garantice gran parte del volumen todav√≠a durante unos a√Īos, de lo contrario Volkswagen tendr√≠a problemas”.

Reutilizando la base técnica de la generación anterior, el fabricante ha reducido a la mitad la inversión necesaria para la producción, afirma Andreas Tostmann, directivo de VW.

A√ļn as√≠, el tendr√° un car√°cter “completamente conectado” con “asistentes de conducci√≥n inteligentes” deber√≠a garantizar su √©xito, seg√ļn Ralf Brandst√§tter, director de la marca VW.

Pero el desarrollo del software fue más complejo de lo esperado: VW tuvo que renunciar inicialmente a instalar varias funciones electrónicas para respetar los plazos.

“El Golf tambi√©n es simb√≥lico por las dificultades de la transici√≥n del grupo Volkswagen” hacia el mundo digital, estima Bratzel.

Tendencias Ahora