Artes y Cultura
Regiones y municipios flexibles para responder a culturas y necesidades locales
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La estructura y las instituciones del país se piensan desde Santiago y se hacen a semejanza de las Santiago o respondiendo a intereses y necesidades de Santiago (En realidad a lo que las autoridades creen que es Santiago).

En algunos casos es peor. Frente a la incapacidad de ponerse de acuerdo, no entregarle atribuciones a ‚Äúotro‚ÄĚ (organismo del Estado) o suplir las deficiencias de quien debiera hacer determinadas funciones, se crean nuevas regiones, nuevas comunas, nuevos departamentos y se fragmenta y se duplican funciones, generando una atomizaci√≥n que diluye el poder y las capacidades, aumentando la burocracia ‚Äďy la precariedad institucional- en vez de hacer que funcionen las que existen dot√°ndolas de presupuesto, mejorando su estructura, las leyes y normas, trabajando para que las personas que laboran en ellas se sientan realizadas y felices, es decir trabajando a gusto, desplegando sus capacidades.

(Baste ver lo que ha pasado ‚Äďo no ha pasado- con la Regi√≥n de Arica y Parinacota, de Los Lagos y lo que, posiblemente, pase con la futura Regi√≥n de √Ďuble).

Despu√©s del terremoto de 2010, la Asociaci√≥n Chilena de Municipalidades declar√≥ que alrededor de 80 municipios no ten√≠an un Director de Obras y que a nivel nacional faltaban unos 2100 cargos directivos. En ese contexto, ¬Ņqu√© podemos esperar de la gesti√≥n cultural de los municipios?

La cultura es un tema complejo, tanto por la gran diversidad de ámbitos y disciplinas que confluyen como por la pérdida de límites entre ellas, siendo frecuente expresiones y obras en las que se funden varias de ellas. A lo anterior se suma la gran especialización en cada área, por ejemplo en Patrimonio Industrial, Arquitectura Moderna, Patrimonio Religioso, etc., etc.

Frente a este contexto complejo, la propuesta es a pensar las regiones, los municipios y las instituciones en general desde ellas, desde sus realidades, sus necesidades y anhelos en los contextos espec√≠ficos donde se desarrollan y act√ļan y, desde ah√≠, proponer sus estructuras, su forma de organizarse, de actuar.

¬ŅSon todas las regiones y comunas iguales? ¬ŅTienen las mismas necesidades? ¬ŅTienen las mismas capacidades y recursos, la misma cultura y paisajes? ¬ŅPor qu√© entonces tienen la misma o similar estructura institucional? (Estructura que, adem√°s, por razones econ√≥micas y humanas, es imposible de dotar de personal id√≥neo)

Creemos que se deben hacer diagn√≥sticos rigurosos para levantar informaci√≥n √ļtil para saber cu√°les son las realidades locales, sus recursos y capacidades, sus necesidades y sus sue√Īos, para desde ah√≠ plantear formas m√°s adecuadas de organizaciones institucionales.

Por ejemplo, ¬Ņpor qu√© no tener una estructura institucional encargada del patrimonio arqueol√≥gico que sirva para varias comunas y regiones, respondiendo m√°s a caracter√≠sticas concretas y no a divisiones pol√≠ticas del territorio? ¬ŅO especialistas en patrimonio industrial que puedan trabajar para varios municipios asociados en ese tema? (Por ejemplo con un equipo especial dedicado a las salitreras o a la industria textil) Existen muchos temas muy espec√≠ficos que, al mismo tiempo, requieren miradas globales que abarquen varias comunas o regiones. Para ello es fundamental tener estructuras flexibles y altura de miras.

O, ¬Ņpor qu√© no promover la colaboraci√≥n entre municipios vecinos de tal forma de tener departamentos de cultura complementarios donde uno tenga un especialista en artes esc√©nicas, otro uno en m√ļsica popular o m√ļsica cl√°sica, etc, y as√≠ enriquecer su gesti√≥n? Es imposible que un municipio, incluso entre los que tienen m√°s recursos de Chile, disponga de equipos capaces de abordar de buena forma la diversidad y riqueza de la cultura. Bien se podr√≠a crear un organismo que apoye o gestione para varios municipios, ya sea por cercan√≠a territorial o por afinidad de temas.

Lo que estamos planteando es que las instituciones no respondan a las necesidades político-administrativas de Santiago y la burocracia (central y local) sino que tenga una mirada comprensiva y la flexibilidad necesaria para responder a lo local al tiempo de ser más eficiente.

No estamos planteando ‚Äúexternalizar‚ÄĚ funciones, contratar consultoras, privatizar la gesti√≥n p√ļblica, sino generar mecanismos flexibles y din√°micos que puedan combinar funciones de ministerios con las de municipios en forma individual como asociada para responder mejor a las necesidades y desaf√≠os de las diversas comunidades y las especificidades territoriales.

Hoy se pueden hacer muchas cosas, lo que falta es tener miradas más abiertas y voluntad. Voluntad de controlar menos y de no usar los puestos para dar trabajo a integrantes del partido o amigos o…

URL CORTA: http://rbb.cl/hbw2
Tendencias Ahora