Artes y Cultura
Germ√°n Bannen: elogio a la bondad
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúDon Germ√°n‚ÄĚ es un arquitecto ‚Äďya avanzado en a√Īos- que trabaj√≥ dise√Īando y como urbanista en la Municipalidad de Providencia. Su principal proyecto urbano fue Nueva Providencia, pero la miop√≠a de las autoridades lo realizaron ‚Äúa medias‚ÄĚ.

Germ√°n Bannen tambi√©n fue profesor de Taller, en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Cat√≥lica. Fue un buen profesor (y no fueron muchos los que se recuerdan por su calidad como profesores y humana). Y en a√Īos de la dictadura, cuando fue mi profesor, Don Germ√°n junto a su se√Īora, Liliana Lanatta, demostr√≥, en voz baja, con gestos medidos, con una capacidad para escuchar envidiables, una bondad amable, cari√Īosa.

En tiempos agitados, donde se sospechaba de ‚Äďcasi- todos, ya sea por ser opositores a Pinochet o ser pinochetistas ‚Äúsapos‚ÄĚ, ser homosexuales, ‚Äúrotos‚ÄĚ, o lo que fuera, Don Germ√°n derramaba y regalaba confianza, fe en las capacidades de cada uno. Nunca vi en √©l un gesto discriminador, de rechazo o desconfianza, o que dejara de alentar a cada uno de nosotros. Nunca vi que la tensa y dura situaci√≥n pol√≠tica y social contaminara el espacio de ‚Äúsu‚ÄĚ taller, convertido en un verdadero oasis. Y eso no era anestesia, era un oasis, un peque√Īo espacio de libertad en el que se respiraban los valores que, afuera, se restring√≠an y se violaban. Nunca he sabido cu√°les son sus ideas pol√≠ticas, pero los valores que se respiraban y guiaban su taller eran un marco claro‚Ķ

(En esos tiempos, varios profesores discriminaban por motivos pol√≠ticos o sociales, especialmente algunos favorables al r√©gimen, pero tambi√©n hubo alg√ļn opositor que tambi√©n lo hizo)

Don Germ√°n fomentaba que cada cual desarrollara sus propias capacidades al m√°ximo sin enojos o castigo sino con amabilidad, con cari√Īo, pero en forma directa.

Hace unos d√≠as, en un d√≠a muy especial para m√≠, me encontr√© con Don Germ√°n cerca de la plaza de Las Lilas. Entonces, para m√≠, ese d√≠a fue doblemente especial, bendecido. Porque a sus a√Īos, s√≥lo verlo sigue siendo fuente de bondad e inspiraci√≥n.

URL CORTA: http://rbb.cl/h9ae
Tendencias Ahora