Artes y Cultura
Martes 16 julio de 2019 | Publicado a las 17:04 · Actualizado a las 17:05
Proyecto de Ley de Patrimonio: El cinismo es m√°s funcional al poder que la transparencia
visitas

El proyecto de Ley de Patrimonio ingresado por el gobierno al Parlamento tiene, al menos, dos aspectos que mantienen y fomentan el cinismo.

Variables económicas

Un tema que tiende a evitarse en las discusiones y en las decisiones respecto a la protección de un bien patrimonial es el de los costos asociados a ella.

Cuando se protege un bien cultural, eso genera una serie de beneficios. Pero entre sus m√ļltiples efectos, la mayor√≠a positivos, tambi√©n hay otros… que deben evaluarse.

Entre esos ‚Äúotros‚ÄĚ efectos, est√°n los costos de reparar, restaurar, poner en valor, mantener, etc, o la imposibilidad de hacer ampliaciones, de ensanchar calles, por poner un par de ejemplos.

Esas variables no se discuten (al menos no en forma abierta, directa), no hay espacios formales para abordarlos.

El punto no es si un bien es patrimonio o no lo es. Ese es un primer tema que aborda otras variables, y hoy se hace en el Consejo de Monumentos Nacionales. Pero una vez que se ha determinado que un determinado bien es Patrimonio, se debieran hacer esas otras preguntas. Esas preguntas que tienen que ver con su sostenibilidad en el tiempo.

Preguntas como ¬ŅQu√© costo tiene reparar -evitar que colapse- este patrimonio? ¬ŅCu√°nto cuesta mantener este bien? ¬ŅCu√°nto cuesta habilitarlo para su uso? ¬ŅEstamos dispuestos a pagar esos costos? ¬ŅEsos costos est√°n en relaci√≥n a su valor patrimonial? ¬ŅLos m√ļltiples beneficios que aporta protegerlo pueden compensar sus costos?

Como estas preguntas (y otras, como pueden ser algunas sobre seguridad, por ejemplo), al no tener instancias formales para hacerlas y contestarlas, con mecanismos claros para ser abordadas, se resuelven en forma c√≠nica y, en especial, de manera poco informada. De una manera informal que permite mucha discrecionalidad, como son las √≥rdenes a funcionarios p√ļblicos, las presiones de grandes empresas, el funcionamiento del ‚Äúlobby‚ÄĚ, etc.

Es muy lamentable que el Proyecto de Ley de Patrimonio Cultural no haya abordado este aspecto en su propuesta de institucionalidad, manteniendo este espacio oscuro que, claro, siempre favorece a los m√°s poderosos.

Cada vez que no se implementan mecanismos que ayuden a tener procesos claros y transparentes se fomenta lo contrario: lo arbitrario, que es algo parecido y cercano a la corrupción.

El enga√Īo de una ‚Äúinstitucionalidad descentralizada‚ÄĚ

La descentralizaci√≥n es un eslogan ‚Äúque vende‚ÄĚ, que, a pesar que casi todos apoyan, no ha evitado ni ha detenido el proceso creciente de concentraci√≥n en la Capital.

El Proyecto de Ley de Patrimonio toma las banderas de la descentralización creando una gran estructura en todas las regiones, incluyendo los Consejos Regionales de Patrimonio Cultural.

El ‚Äúdetalle‚ÄĚ, es que esa instancia de ‚Äúdescentralizaci√≥n‚ÄĚ estar√≠a compuesta por 8 funcionarios p√ļblicos y 4 elegidos a partir de ternas presentadas por la Sociedad Chilena de Arqueolog√≠a o del Colegio de Arque√≥logos, la Sociedad Chilena de Historia y Geograf√≠a, el Colegio de Antrop√≥logos y el Colegio de Arquitectos por el Delegado Presidencial.

En otras palabras, la llamada ‚Äúdescentralizaci√≥n‚ÄĚ es que los Consejos Regionales de Patrimonio Cultural, la instancia ‚Äúciudadana‚ÄĚ de la nueva institucionalidad, estar√°n compuestos por 8 funcionarios de confianza del Gobierno central y los otros 4 (de la ciudadan√≠a) ser√°n elegidos por el Delegado Presidencial.

M√°s que descentralizaci√≥n, este Proyecto promueve mayor control del gobierno de turno, es decir, exactamente lo contrario a una pol√≠tica de descentralizaci√≥n y menos a√ļn ciudadana.

En resumen, se mantiene y se fomenta un sistema c√≠nico -que aborda unos temas pero en realidad se est√° hablando de otros-, que resulta muy c√≥modo para algunos grupos de poder. Y por otro, proclama una descentralizaci√≥n enga√Īosa que significar√° mayor control desde Santiago sobre el ‚Äúresto‚ÄĚ del pa√≠s.

Tendencias Ahora