Artes y Cultura
Hoy se cumplen 200 a√Īos de la independencia chilena
Publicado por: Lucía Alegrete
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Información de Max Duhalde y Lucía Alegrete

Aunque el 18 de septiembre sea la fiesta nacional, la realidad es que es el 12 de febrero de 1818 el día que marcó un antes y un después en la historia de nuestro país.

Esa hist√≥rica fecha hace referencia al d√≠a que O’Higgins proclam√≥, jur√≥ y firm√≥ el acta de Independencia, tras el primer aniversario de la batalla de Chacabuco. Hecho que culmin√≥, el 5 de abril de ese a√Īo, con la imponente victoria de los patriotas en la batalla de Maip√ļ.

Antecedentes históricos

Todo parte con el Desastre de Rancagua (1814), donde los realistas atacaron y vencieron con 5.000 hombres a las fuerzas patriotas, de alrededor 1.000 soldados, de O’Higgins. Esta lucha encarnizada, donde sólo un tercio de los chilenos sobrevivió, llevó a la resistencia patriótica a replegarse hacia Argentina.

Finaliza entonces el periodo de Patria Vieja por la Reconquista. En la ciudad de Mendoza, O’Higgins, junto al General San Martín y los hermanos Carrera, crea el Ejército Libertador de los Andes, formado por más de 5.000 personas entre fuerzas militares y auxiliares.

En Chile el a√Īo 1815 fue el principio del fin de la dominaci√≥n. La entrada del nuevo gobernador Casimiro Marc√≥ de Pont, quien llev√≥ una pol√≠tica con extremas medidas extremas de vigilancia y represi√≥n, llev√≥ a un alejamiento de su gobierno y el surgimiento de un movimiento de apoyo hacia la causa patri√≥tica. En ese contexto cobra protagonismo otro de los grandes h√©roes de la independencia, Manuel Rodr√≠guez, quien ayud√≥ a implantar el desorden entre las tropas realistas y a las autoridades, a trav√©s de acciones de gran riesgo.

M√°s de 2 a√Īos tuvieron que pasar para que el “Ejercito Libertador de Los Andes‚ÄĚ estuviera listo para cruzar la impetuosa y respetable cordillera,
y gracias a eso protagonizar una de las batallas que daría inicio a la Patria Nueva y extendería la ilusión simbólica de la Independencia.

La gran victoria de Chacabuco

Antes de luchar hab√≠a que distraer y sorprender. En Santiago eran diversas las informaciones que llegaban o√≠dos del gobernador espa√Īol, Casimiro Marco del Pont, sobre qu√© paso llegar√≠a el ej√©rcito sublevado. Esto permiti√≥ la divisi√≥n de las fuerzas realistas. Adem√°s, los patriotas tambi√©n se dividieron, pero s√≥lo para el cruce de los Andes; algunos avanzaron por el norte y sur, mientras que el grueso de los soldados cruz√≥ por el paso ‚ÄúLos Patos‚ÄĚ, bajo de direcci√≥n de Bernardo O¬īHiggins y Estalisnao Soler, mientras que San Mart√≠n lo hizo por ‚ÄúUspallata‚ÄĚ. El ej√©rcito completo se reuni√≥ en San Felipe y Los Andes el 11 de febrero 1817.

El ej√©rcito de la Monarqu√≠a sab√≠a de lo anterior, as√≠ que entre ambos bandos se decidi√≥ realizar la batalla el d√≠a 12, en la ma√Īana, en la cuesta Chacabuco. Las fuerzas realistas estaban bajo el mando del general Rafael Maroto. Este hab√≠a sido designado, recientemente, por el gobernador Marc√≥ del Pont. Durante la noche del 11 de febrero, hab√≠a llegado a las casas de Chacabuco para asumir la responsabilidad de defender Santiago.

La batalla fue extensa, compleja para los patriotas y m√°s sangrienta para los realistas. El √≠mpetu de O¬īHiggins y su escasez de sosiego en la batalla, llev√≥ a San Mart√≠n a cambiar algunas estrategias en combate debido a la extrema ofensiva que arremeti√≥ contra Maroto. La victoria lleg√≥ finalmente a los libertarios pasado el medio d√≠a, las tropas mon√°rquicas manifestaron su rendici√≥n y/o huida, y algunos pocos manten√≠an la defensa. El triunfo hacia la independencia se iba concretando, el primero de los cimientos ya estaba puesto y pronto ser√≠a condecorado con una “insolente” firma en Talca.

La firma del acta de independencia

Tras la ya citada Batalla de Chacabuco el clima político fue bastante agitado. Aunque era evidente que Chile iba a convertirse en un estado independiente, era necesario y urgente un documento que mostrara ese hecho ante el resto del mundo. Se debía reivindicar esa libertad por la que lucharon a muerte nuestros compatriotas.

Por eso, se cre√≥ una Junta Suprema Delegada que convoc√≥ al pueblo a un plebiscito libre para decidir si quer√≠an ser declarados una naci√≥n independiente, con un resultado claramente favorable. Y ahora viene la eterna disputa sobre en qu√© ciudad se firm√≥ ese primer acta de independencia. Seg√ļn los diferentes historiadores, la primera declaraci√≥n se hizo en Concepci√≥n por O‚ÄôHiggins un primero de enero. Tras √©sta fue un simb√≥lico 12 de febrero de 1818, en conmemoraci√≥n del aniversario de la batalla de Chacabuco, cuando un nuevo acta se aprob√≥ y present√≥ a la ciudadan√≠a en Talca, y posteriormente en Santiago.

La redacci√≥n del documento final fue realizada por una comisi√≥n integrada por los doctores don Juan Ega√Īa y don Bernardo de Vera y Pintado. Durante esta celebraci√≥n tambi√©n se present√≥ oficialmente la bandera de la estrella solitaria, que flamea actualmente, y se anunciaron nuevos s√≠mbolos patrios. Tras eso se present√≥ el documento en Santiago, donde decenas de actividades y festividades se extendieron durante todos esos d√≠as. Los ciudadanos salieron en masa a las calles de la capital, en unas patri√≥ticas celebraciones que se extendieron por cuatro d√≠as, y que ser√≠an recordadas para la posteridad.

Pero, a pesar de las grandes festividades, la proclamaci√≥n de Independencia a√ļn no era efectiva, ya que a√ļn persist√≠a la lucha entre el ej√©rcito patriota y el realista. Enfrentamiento que culminar√° con la imponente victoria en la Batalla de Maip√ļ (5 abril de 1808) y posterior abrazo, ratificando el acta de Independencia firmado por O‚ÄôHiggins el 12 de febrero, justo hoy hace doscientos a√Īos.

Tendencias Ahora