Sociedad
El café dejó de ser el villano de la película: estudios dan a conocer sus beneficios
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅCausante de migra√Īas y abortos espont√°neos? ¬ŅResponsable de ansiedades y acidez? ¬ŅO bueno para evitar la diabetes, el c√°ncer y la demencia? Estudios presentados en Colombia prueban que el caf√© dej√≥ de ser el villano de la pel√≠cula.

Considerado por muchos como un “malvado” causante de innumerables molestias, el caf√© cuenta, parad√≥jicamente, con m√°s efectos positivos que negativos, afirmaron a la agencia AFP expertos internacionales asistentes a una feria de caf√©s especiales en Bogot√°, que finaliz√≥ este fin de semana.

Para el finland√©s Jaakko Tuomilehto, catedr√°tico en Salud P√ļblica de la Universidad de Helsinki, “mientras m√°s caf√© tomes, mejor para reducir el riesgo de diabetes”, afirma contundente desde Colombia, cuarto exportador mundial del grano.

“Est√° comprobado que si tomas de dos a tres tazas diarias de caf√©, el riesgo de padecer diabetes cae un 10%. Si son cinco, tal vez un 30%”, insiste este doctor perteneciente a uno de los pa√≠ses m√°s consumidores de la popular bebida y donde -destaca- hay investigaciones al respecto que incluyen a m√°s de 50.000 personas.

El oscuro l√≠quido brinda adem√°s otras luces: “Previene el riesgo de diferentes enfermedades neurol√≥gicas como el Parkinson y la demencia”, agrega Tuomilehto, tambi√©n miembro de la Sociedad Internacional de Hipertensi√≥n y la Sociedad Europea de Cardiolog√≠a.

La perversidad del caf√© queda en duda cuando al consumirlo, “hay un menor riesgo de desarrollar c√°ncer de h√≠gado”, dice por su parte el doctor Jorge Chavarro, profesor de Nutrici√≥n y Epidemiolog√≠a de la Universidad de Harvard (Estados Unidos).

MichaŇā Bielecki (CC) Freeimage

MichaŇā Bielecki (CC) Freeimage

Chavarro, quien da recomendaciones junto con otros expertos a la agencia estadounidense Food and Drug Administration (FDA) y otras dependencias encargadas de las gu√≠as diet√©ticas nacionales, recuerda que “durante much√≠simo tiempo ha quedado en el conocimiento popular que el caf√© es inherentemente malo”.

Sin embargo, “para la mayor√≠a de las enfermedades investigadas, el caf√© no aumenta ni disminuye su riesgo. En muchas, la evidencia muestra que tiene efectos beneficiosos”, a√Īade, bas√°ndose en una revisi√≥n de la literatura publicada sobre el tema, que incluye las gu√≠as estatales, el European Journal of Medicine, entre otras.

Colesterol, comprobado

No exento de mitos a su alrededor, la ingesta de café sin filtrar aumenta los niveles de colesterol en la sangre.

“Investigaciones hechas en la d√©cada de 1980 mostraron que los consumidores de caf√© tienen el colesterol m√°s alto que los no consumidores”, afirma Tuomilehto, investigador del proyecto Diamond de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS), enfocado en la diabetes infantil.

Alicja Michalik (CC) Freeimage

Alicja Michalik (CC) Freeimage

Sin embargo, si el caf√© se filtra, los componentes que provocan esta reacci√≥n “se quedan” en el papel, agrega.

¬ŅQue el caf√© adelgaza? No es cierto. ¬ŅQue provoca abortos espont√°neos? No hay pruebas, aseguran ambos.

Pese a ello, muchas embarazadas dejan de consumirlo por temor a una posible afectación del feto.

“La mayor√≠a de personas que cambian su ingesta de caf√© durante el embarazo lo hacen porque tienen n√°useas severas y √©stas son predictoras de un buen pron√≥stico”, asegura Chavarro.

Entonces, “no es posible diferenciar entre un verdadero efecto del caf√©, de cambios en su consumo y el resto de factores”, insiste el investigador.

El elixir no se salva de producir reacciones adversas como taquicardia, insomnio, ansiedad, aumento transitorio de la tensi√≥n arterial, sudoraci√≥n o, incluso, diarrea, “efectos agudos a los cuales la mayor√≠a de personas desarrolla tolerancia”.

Depende de cada cuerpo determinar qu√© tanto le conviene, porque “todos tenemos diferentes formas individuales de tolerarlo. Algunos toleran mucho, otros muy poco (…) Una cantidad moderada siempre es lo mejor”, sugiere Tuomilehto.

Un estudio publicado en la revista Science en 2013 recomienda, por ejemplo, un m√°ximo de cuatro tazas diarias para evitar da√Īar la salud.

El experto Carl Lavie, coautor de la investigaci√≥n, explica que “contin√ļa el debate sobre los efectos del caf√©, con estudios que sugieren toxicidad y otros incluso efectos beneficiosos”.

Tendencias Ahora