Internacional
Papa Francisco insta a inmigrantes de EEUU a que “no se desanimen ni se averg√ľencen”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Francisco inst√≥ a los inmigrantes a que “no se desanimen” y “no se averg√ľencen nunca”, en un fuerte mensaje simb√≥lico en la cuna de la independencia de Estados Unidos en Filadelfia, √ļltima etapa de su gira por este pa√≠s.

Decenas de miles de personas, una inmensa mayor√≠a de ellas latinas, se dieron cita en el Independence Mall para ver y escuchar al primer papa del continente americano, que les habl√≥ en espa√Īol para defender tambi√©n la libertad de culto.

“Muchos de ustedes han emigrado a este pa√≠s con un gran costo personal, pero con la esperanza de construir una nueva vida. No se desanimen por las dificultades que tengan que afrontar”, dijo Francisco, recibido con una ovaci√≥n y que bes√≥ a ni√Īos y beb√©s que le acercaban al papam√≥vil.

“Les pido que no olviden que, al igual que los que llegaron aqu√≠ antes, ustedes traen muchos dones a su nueva naci√≥n. Por favor no se averg√ľencen nunca de sus tradiciones“, agreg√≥ en el lugar donde se declar√≥ la independencia estadounidense en 1776. “Repito, no se averg√ľencen de aquello que es parte esencial de ustedes. Tambi√©n est√°n llamados a ser ciudadanos responsables y a contribuir provechosamente a la vida de las comunidades en que viven”, insisti√≥.

Desde el lugar donde se “proclam√≥ que todos los hombres y mujeres fueron creados iguales”, Francisco record√≥ adem√°s que la libertad religiosa es un “derecho fundamental” para “interactuar social y personalmente” con el pr√≥jimo.

Muchos inmigrantes latinoamericanos piensan que el papa cambi√≥ la direcci√≥n del debate sobre reforma migratoria en Estados Unidos. Ante ello, Marta Dom√≠nguez, una mexicana que vive en Norristown, indic√≥ que “el papa puede interceder para ayudar a los inmigrantes y frenar las deportaciones”.

La maxima autoridad de la Iglesia Cat√≥lica cerr√≥ la jornada con una participaci√≥n en el VII Encuentro Mundial de las Familias, en el Benjamin Franklin Parkway, que incluy√≥ n√ļmeros musicales y espect√°culos para decenas de miles de personas venidas del mundo entero.

Llamado a los laicos

Recordemos que el papa llegó el sábado a Filadelfia procedente de Nueva York, y su primera actividad fue una misa en la basílica de San Pedro y San Pablo en la que pidió un papel más importante de los laicos y las mujeres en la Iglesia.

“Sabemos que el futuro de la Iglesia, en una sociedad que cambia r√°pidamente, reclama ya desde ahora una participaci√≥n de los laicos mucho m√°s activa”, subray√≥. “Nuestro reto hoy es construir sobre esos cimientos s√≥lidos y fomentar un sentido de colaboraci√≥n y de responsabilidad compartida en la planificaci√≥n del futuro de nuestras parroquias”, agreg√≥.

Decenas de fieles pasaron la noche en la bas√≠lica para poder ver a Francisco. “Quer√≠a ser parte de esta celebraci√≥n de la familia”, dijo a la AFP Luis Ortiz, de 42 a√Īos y que lleg√≥ con sus once hijos.

Ba√Īos de multitudes

El papa se despedir√° de Estado Unidos el domingo con la misa de cierre del festival de las familias, luego de reunirse por la ma√Īana con los obispos estadounidenses y visitar un centro correccional para j√≥venes de entre 18 y 21 a√Īos.

Desde su llegada a Washington, que incluyó una visita el miércoles al presidente Barack Obama en la Casa Blanca y un inédito discurso el jueves ante las dos cámaras del Congreso, Francisco ha despertado una verdadera fiebre con multitudes que lo han seguido a cada lugar en que estuvo.

El viernes, el papa conmovi√≥ a Nueva York con un ba√Īo de multitudes en Central Park y en una misa en el Madison Square Garden, un fuerte mensaje en la ONU contra la opresi√≥n financiera al mundo en desarrollo y emotivas visitas al Memorial del 11 de Septiembre y una escuela.

Tratado como una estrella de rock, el papa se ha mantenido firme en sus principios de humildad y cercanía con los sectores más vulnerables, despertando la admiración de responsables de todos los colores políticos, la prensa y hasta los no católicos.

Desde desplazarse en un peque√Īo Fiat 500 rechazando utilizar veh√≠culos grandes o lujosos, almorzar con los sin techo en Washington o visitar a ni√Īos y familias inmigrantes en el barrio desfavorecido de Harlem en Nueva York, el mensaje ha sido el mismo.

Tendencias Ahora