Nacional
Arzobispado de Santiago descarta encubrimiento de abusos sexuales de Karadima
Publicado por: Claudia Mi√Īo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“Ninguno de los antecedentes aportados por los demandantes es prueba de encubrimiento de los abusos sexuales de Karadima y creemos que as√≠ se concluir√° en el juicio ante el ministro Mu√Īoz”, se√Īal√≥ el Arzobispado de Santiago tras conocerse dos cartas enviadas por Francisco Javier Err√°zuriz que revelar√≠an intento por encubrir detalles de caso.

Recordemos que las cartas enviadas por Err√°zuriz, mientras a√ļn ocupaba el cargo m√°s alto en la Iglesia Cat√≥lica en Chile, dar√≠an cuenta de su relaci√≥n con las investigaciones por abusos sexuales que involucraban a sacerdotes, en este caso Fernando Karadima y Diego Ossa.

Lee también: Cartas de Francisco Javier Errázuriz revelarían intento por encubrir detalles de caso Karadima

En ambas cartas el cardenal les habría dado instrucciones respecto del procedimiento que debían seguir a la hora de dejar el cargo para que fuese visto como un eventual castigo de la Iglesia, en el caso de Karadima, y en relación a la explicación respecto de ciertos pagos que recibió la víctima, en el caso de Ossa.

Respecto de esta situaci√≥n, el Arzobispado de Santiago -a trav√©s de una declaraci√≥n p√ļblica- reafirm√≥ su compromiso esencial con las v√≠ctimas y la verdad.

En relaci√≥n a la carta enviada por Err√°zuriz a Fernando Karadima en 2006 se√Īalan que √©sta ten√≠a como √ļnico objetivo persuadirlo para que abandonara el cargo de p√°rroco al cumplir los 75 a√Īos de edad, de acuerdo a lo que establece la norma can√≥nica.

“Karadima le dec√≠a al cardenal que eso se ver√≠a como un castigo y el cardenal le se√Īala que no lo es y c√≥mo evitar que se entienda as√≠. Tal como consta en el proceso, en ese momento, el cardenal Err√°zuriz a√ļn no contaba con los antecedentes que le permitieran confirmar la veracidad de las denuncias, por lo que la salida del cargo de p√°rroco estuvo motivada por sus 75 a√Īos. No hay encubrimiento alguno”, aclara.

Respecto de la carta dirigida a Diego Ossa en 2010, destacan que no tuvo como objetivo indicar que explicación del pago a Oscar Obsen, sino que habría sido Ossa quien habría insistido en que era una obra de misericordia y no otra cosa.

“La carta del cardenal Err√°zuriz tuvo por √ļnico objeto reprocharle al padre Ossa que haya sido √©l mismo quien haya salido a defenderse y no lo hiciera su abogado, lo que era m√°s adecuado. Es muy importante tener presente que a esa fecha, julio del a√Īo 2010, el cardenal ya hab√≠a concluido la investigaci√≥n y enviado los antecedentes a Roma, pidiendo que el tribunal competente lo sancionara levantando la prescripci√≥n”, detalla.

El documento agrega que habr√≠a sido “contradictorio que, por un lado el cardenal Err√°zuriz estuviera pidiendo la sanci√≥n a Karadima y, al mismo tiempo, por el otro lado, encubriendo sus abusos”.

Lee también: Abogado de víctimas de Karadima sobre cartas de Errázuriz: Explícitamente se indica cómo mentir

Adem√°s se se√Īala que el cardenal Ricardo Ezzati, al asumir el gobierno de la Arquidi√≥cesis, les pidi√≥ perd√≥n a los demandantes y les manifest√≥ su comprensi√≥n “por el dolor que les provoc√≥ el tiempo que requiri√≥ la investigaci√≥n para comprobar los delitos y el haber sentido que su Iglesia no les acompa√Ī√≥ como ellos esperaban”.

El Arzobispado enfatizó que Ezzati jamás ha ofrecido una compensación simbólica a los demandantes y que se trabajó durante meses con los demandantes con el propósito de llegar a un avenimiento. Sin embargo, éstos confirmaron su deseo de no continuar las conversaciones.

“Lamentamos muy sinceramente que no se haya podido continuar con las conversaciones que ambas partes llevamos adelante de buena fe, con esfuerzo y con el prop√≥sito de contribuir al proceso personal de renovaci√≥n, curaci√≥n y reparaci√≥n que est√°n viviendo los demandantes despu√©s de la dram√°tica experiencia y los graves da√Īos que les provocaron los abusos sexuales de Karadima”, expresa.

Asimismo, a través del comunicado, se reconoce el aporte de quienes realizaron denuncias ya que éstas permitieron que el tema fuera conocido tanto por la Iglesia como por la sociedad, lo que permitió comprobar los abusos y sancionarlos.

Finalmente, el Arzobispado reafirmó su compromiso para que hechos tan dolorosos como éstos no se repitan nunca más en la Iglesia.

Tendencias Ahora