Internacional
Navieras de EEUU buscan zarpar con pasajeros hacia Cuba
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La empresa que dirige Joseph Hinson pidió una licencia al gobierno estadounidense en 2010 para una ruta de ferry a Cuba desde Florida y nunca recibió respuesta. Ahora tras el acercamiento entre ambos países lo vuelve a intentar con optimismo.

United Americas Shipping Services integra un pu√Īado de compa√Ī√≠as navieras en Florida que desean instaurar rutas mar√≠timas aprovechando el enorme inter√©s en viajar a Cuba que se ha generado por el anuncio en diciembre de que Washington y La Habana dejaban atr√°s medio siglo de enemistad y buscaban restablecer relaciones.

Las empresas saben que las nuevas normativas del gobierno de Barack Obama que desde enero facilitaron los viajes de estadounidenses a la isla no incluyeron el traslado de pasajeros en barco a Cuba, por lo que admiten que el camino burocr√°tico es largo e incierto.

Actualmente los viajes de Estados Unidos a la isla los realizan exclusivamente compa√Ī√≠as de vuelos fletados. Los servicios de transbordadores entre Florida y Cuba, que fueron populares hasta que fueron interrumpidos en la d√©cada de 1950, no han recibido autorizaci√≥n.

“Visualizamos operar un barco que transporte mil pasajeros” unas tres o cuatro veces por semana, indic√≥ en Miami a la AFP un optimista Hinson, presidente de United Americas Shipping Services.

“La meta de CubaKat es ofrecer nuestro servicio de ferry, de los Cayos de Florida a puertos en Cuba, en el 2015. Actualmente, estamos trabajando con funcionarios de ambos pa√≠ses para hacer de esta aventura una realidad”, se√Īala en su p√°gina web otra empresa.

CubaKat, que quiere comenzar a operar en diciembre de 2015 un servicio de catamaranes de alta velocidad para hacer el trayecto en menos de tres horas, inici√≥ los tr√°mites en 2011, pero ahora cree “que el momento de empezar a operar nuestro servicio se acerca r√°pidamente”.

Otra empresa, Key West Express, ha manifestado su interés de ampliar su ruta actual entre Ft Myers -costa occidental de Florida en el Golfo de México- y los Cayos, hasta la isla.

Maratón burocrático

En ausencia de respuesta a una primera petici√≥n de licencia realizada en 2010, la firma de Hinson, parte de un grupo empresarial de carga mar√≠tima y servicio de transbordadores de M√©xico a California y de Puerto Rico a Rep√ļblica Dominicana, volvi√≥ a introducir la petici√≥n esta semana.

“Estamos escuchando de varias fuentes que esta vez al menos va a ser seriamente considerada y de que podr√≠a haber apoyo a un servicio de ferry”, dijo Hinson. Su empresa busca ofrecer un servicio nocturno para conectar en diez horas Miami con Cuba, en confortables barcos que ofrezcan servicios de restaurantes y casino.

Pero no solo se necesita el sello de la oficina que controla los activos extranjeros en el tesoro, OFAC, sino también de otras agencias estadounidenses.

Y no menos importante, también Cuba tendrá que dar su visto bueno.

“Un servicio de ferry solo puede funcionar con una licencia espec√≠fica de OFAC, en coordinaci√≥n con el Departamento de Estado y luego de la aprobaci√≥n del Departamento de Comercio y CBP (guardia de fronteras”, explica una portavoz del Tesoro, Hagar Chemali.

El Tesoro no comenta sobre las posibilidades de que una solicitud sea aprobada.

Menos restricciones, m√°s servicios

Las empresas saben que por ahora solo podrán transportar personas que entren dentro de las doce categorías establecidas para los viajeros estadounidenses, entre ellas visitas familiares o con fines académicos, culturales, deportivos o religiosos, mientras el turismo siga prohibido.

Pero creen que la posibilidad de ofrecer servicios más económicos que los vuelos charter los hará competitivos. También aprovecharán la demanda de viajes a Cuba que existe en Florida, donde vive gran parte de los dos millones de cubanos residentes en Estados Unidos.

“A medida que las relaciones mejoren y las restricciones se suavicen, buscar√≠amos poder ofrecer otro tipo de servicios”, como el transporte de autom√≥viles particulares o de camiones de carga, dijo Hinson.

Pese a que saben que el camino es largo, las empresas preparan todos los detalles para operar r√°pidamente si reciben luz verde.

“Dir√≠a que si alguien nos da la aprobaci√≥n hoy, podr√≠amos estar listos en tres meses”, prometi√≥ Hinson.

Tendencias Ahora