Notas
¬ŅC√≥mo y a qu√© edad debo hablar de sexualidad con mi hijo? Especialistas dan su veredicto
Publicado por: Alejandra Jara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅCuando debo comenzar a hablar de sexualidad con mis hijos? √Čsta es una interrogante que la mayor√≠a de los padres se han formulado mientras sus hijos est√°n creciendo.

Y es que es un tema dif√≠cil de abordar para los adultos, porque frecuentemente complejizan las simples preguntas que les hacen sus ni√Īos.

Ante esto, los especialistas recomiendan ser transparentes y directos en las respuestas, además de entregar la información que corresponde a cada etapa de desarrollo.

Las dimensiones de la sexualidad

La psic√≥loga infanto – juvenil de la Universidad del Desarrollo, Alejandra Alarc√≥n, explic√≥ que se debe comenzar a hablar de sexualidad con los ni√Īos desde el momento en que √©stos preguntan las primeras dudas sobre su cuerpo.

Sin embargo, precis√≥ que sexualidad no es lo mismo que relaciones sexuales, por lo que muchos adultos postergan el tema, debido a que creen que las dudas de sus hijos apuntan a este √ļltimo tema.

En este sentido, la Organizaci√≥n Mundial de la Salud en 2006 defini√≥ el concepto de sexualidad humana como: “Un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de g√©nero, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducci√≥n y la orientaci√≥n sexual. Se vivencia y se expresa a trav√©s de pensamientos, fantas√≠as, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, pr√°cticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre”.

La profesional agreg√≥ que los ni√Īos son curiosos por naturaleza y desde muy peque√Īos comienzan a explorar su cuerpo. Por lo tanto, lo mejor es darles la mejor acogida a estas preguntas y generar as√≠ un espacio de confianza entre padres e hijos.

Enfatiz√≥ que si los padres mienten o entregan informaci√≥n err√≥nea pueden aumentar la curiosidad en torno al tema, generar morbo o incluso promover la desconfianza y la b√ļsqueda de respuestas en las personas menos indicadas, o a trav√©s de otros medios como internet.

Al respecto, el ginecólogo de la Clínica Las Condes, Pedro Daza Narboe, coincidió con lo expuesto por la psicóloga acerca de que el ser humano es un ser sexual, y la forma de relacionarse con sus pares, es a través de la sexualidad.

Respecto a la edad en que los padres deben conversar sobre este tema con sus hijos, Daza precis√≥ que las conversaciones “deben comenzar desde que las personas nacen”. Explic√≥ que tanto las caricias propiciadas en los primeros a√Īos y las ense√Īanzas acerca de las conductas que deben tener las ni√Īas y ni√Īos ante ciertas situaciones, constituyen √°mbitos de la sexualidad.

El especialista precis√≥ que este concepto abarca tanto la salud sexual como la salud reproductiva. Es s√≥lo esta √ļltima la que se relaciona con la procreaci√≥n. Sin embargo, tienden a confundirse porque son temas afectados por “dogmas, mitos y falsas creencias”.

La sexualidad en las etapas de desarrollo

Para conversar con los ni√Īos las distintas dimensiones de la sexualidad, la psic√≥loga Alejandra Alarc√≥n explic√≥ que los adultos deben considerar la edad y el grado de entendimiento de los ni√Īos sobre este tema. Adem√°s de dar una respuesta concreta a la pregunta y asegurarse de que el menor comprende lo que se le est√° ense√Īando.

Explic√≥ que desde los primeros meses de vida la sexualidad debe ser vista como algo natural y los padres pueden abordarlo ense√Ī√°ndole las distintas partes de su cuerpo y el nombre de sus genitales. Es importante que los hijos aprendan los nombres correctos de sus √≥rganos, por ejemplo no decir “pirul√≠n” y aclarar que su nombre es “pene”.

Alrededor de los 2 a 3 a√Īos a los ni√Īos les gusta tocar, por lo cual es una buena etapa para abordar los l√≠mites entre lo p√ļblico y lo privado, cu√°les son sus partes √≠ntimas, el cuidado y protecci√≥n de √©stas, as√≠ como la desnudez. De esta forma son instauradas las primeras estrategias de autocuidado..

Luego, alrededor de los 4 a√Īos el inter√©s radica en el √°rea biol√≥gica. Por ejemplo, por qu√© existen diferencias entre el cuerpo de hombres y mujeres, o de d√≥nde vienen los beb√©s y c√≥mo √©stos nacen. Ante esto, la profesional recomend√≥ preguntar a los ni√Īos sobre qu√© diferencias ven con sus pares o qu√© piensan sobre su cuerpo.

Luego, desde los 4 a los 6 a√Īos, los menores est√°n en plena etapa de exploraci√≥n de su cuerpo y el mundo que los rodea. Por lo tanto, es probable que la masturbaci√≥n aparezca como un tema que preocupe a sus padres. En este sentido, la psic√≥loga explic√≥ que los padres deben aceptarlo como una conducta transitoria y natural de su etapa de desarrollo. S√≥lo as√≠ ser√° vivido sin angustia.

Adem√°s los adultos deben reforzar el autocuidado, record√°ndole a los ni√Īos que ninguna otra persona puede tocar sus partes √≠ntimas.

¬ŅC√≥mo nacen los beb√©s? La respuesta a la cl√°sica pregunta que los padres evitan

Respecto a la pregunta sobre cómo son concebidos los bebés, la psicóloga precisó que lo importante es dar una respuesta sencilla y en palabras simples para que ellos puedan entenderlas. Por ejemplo, que la mamá en su cuerpo tiene un lugar especial donde se forman y crecen los bebés.

Si ellos insistente piden mas informaci√≥n, se puede complementar explicando que cuando los pap√°s quieren tener un bebe, juntan sus cuerpos y a trav√©s de sus √≥rganos genitales el padre produce un espera que se encuentra con una semilla que posee la mam√°. Cuando √©stos se unen comienza a crecer un feto en la “guatita” de la mujer. Luego de esperarlo 9 meses, el beb√© nace a trav√©s de la vagina de la mam√° con la ayuda de un m√©dico.

Enfatiz√≥ que es importante contarles que es una instancia en la que los padres se entregan ternura y cari√Īo, y que tambi√©n es una forma de expresar su amor.

Preocupaciones en la pubertad y adolescencia

A medida de que los ni√Īos crecen tienen mayor noci√≥n sobre este tema. Por lo tanto, los padres pueden profundizar en aspectos m√°s √≠ntimos de la sexualidad e incorporar afecto y respeto por el otro.

Alejandra Alarc√≥n agreg√≥ que es importante ayudarlos a entender los cambios que experimentar√° su cuerpo. Por ejemplo, el crecimiento de los senos y la menstruaci√≥n en las ni√Īas; as√≠ como la erecci√≥n y eyaculaci√≥n en los ni√Īos.

La profesional explic√≥ que es fundamental que el padre y la madre conversen de este tema con los ni√Īos. Es una falsa creencia que es un asunto padre-hijo o madre-hija. Si ambos se muestran abiertos y preocupados del tema, la sexualidad podr√° ser vista como un proceso positivo y natural.

Respecto a la edad en que los padres e instituciones escolares deben entregar informaci√≥n sobre m√©todos anticonceptivos y enfermedades de transmisi√≥n sexual, el ginec√≥logo Pedro Daza enfatiz√≥ que debe comenzar a los 10 a√Īos.

Agregó que esta información debe ser abierta y abordar temas como el acto sexual, uso de preservativos, las enfermedades que pueden ser contraídas, lo que significa un orgasmo y el papel del amor en esta temática.

La primera cita con el ginecólogo

Daza tambi√©n explic√≥ que los padres y adolescentes deben estar atentos a algunas se√Īales que podr√≠an alertar sobre la necesidad de asistir al ginec√≥logo. Por ejemplo, cuando existe una alteraci√≥n en el desarrollo biol√≥gico de la persona que no est√° acorde con su edad. Por ejemplo, ni√Īas con crecimiento precoz de sus mamas.

Otros casos como menstruaciones muy dolorosas, sobrepeso y exceso de vellosidad en las mujeres son también indicios de que se debe ir al médico para descartar algunas enfermedades como el Síndrome de Ovario Poliquístico.

El diagn√≥stico de estos padecimientos es posible a trav√©s de chequeos biol√≥gicos y ense√Īanzas acerca de h√°bitos para combatir dichos problemas en el futuro.

Respecto a si los ginec√≥logos deben informar a los padres cuando sus hijos asisten en b√ļsqueda de anticonceptivos sin el consentimiento de √©stos, el especialista explic√≥ que no existe un consenso acerca del actuar de los profesionales.

El ginecólogo indicó que prima el derecho a la confidencialidad entre el médico y el paciente. En su opinión los adolescentes son autónomos respecto a su sexualidad, por lo tanto, por tratarse de un proceso íntimo deben acudir cuando ellos estimen conveniente al médico, y obtener así la información que requieran para tomar sus decisiones. De esta manera tendrán una salud reproductiva y sexual estable.

Sin embargo, enfatiz√≥ que este criterio puede cambiar caso a caso. Por ejemplo, si una adolescente de 14 a√Īos presenta tendencia suicida producto de una experiencia traum√°tica tras una relaci√≥n sexual, el m√©dico debe intervenir y conversar con sus padres. Es decir, cada vez que la vida del paciente o de otras personas est√©n en peligro.

Ante esta problem√°tica, el abogado C√©sar Espinoza explic√≥ que en el sistema p√ļblico los m√©dicos deben seguir las pol√≠ticas de salud instauradas a nivel nacional, por lo que deben entregar anticonceptivos a menores de edad si √©stos lo solicitan. Sin embargo, en el √°mbito de la salud privada esto queda a criterio del m√©dico que los atiende.

A las 11:00 horas del viernes 28 de septiembre de 2012, el expresidente de la juventud de la UDI en Concepci√≥n y presidente de campa√Īa del mismo partido, Sebasti√°n Andr√©s Abudoj Rivas, protagoniz√≥ un accidente vehicular en calle 8 Oriente de Chiguayante, impactando con su camioneta a Cristi√°n Bizama Pe√Īa de 25 a√Īos, quien se trasladaba en motocicleta.

Seg√ļn el reporte entregado por el capit√°n √ćtalo Roco, de la subcomisar√≠a de Chiguayante, Abudoj no respet√≥ una se√Īal "ceda el paso", se trasladaba sin licencia de conducir ni haber realizado los tr√°mites para obtenerla, sumado al hecho de que huy√≥ del lugar sin prestar ayuda al herido, quien fue internado de gravedad tras sufrir m√ļltiples fracturas, debiendo someterse a una esplenectom√≠a.

Finalmente, el domingo 22 de septiembre de 2013, se informó que Abudoj, cuya causa estaba caratulada bajo el RUC 1210028658-9, Rit 1699-2012 del Juzgado de Garantía de Chiguayante, se acogió a la suspensión condicional del procedimiento, tras acordar el pago de 5 millones de pesos como indemnización a Bizama.

El sobreseimiento definitivo de la causa se dict√≥ un a√Īo despu√©s.

URL CORTA: http://rbb.cl/5dbg
Tendencias Ahora