Notas
Cerca de 13 mil soldados cumplieron con el histórico rito militar del juramento a la bandera
Publicado por: Benjamín Ahumada
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Presidente de La Rep√ļblica, Sebasti√°n Pi√Īera junto al Ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter y al Comandante en Jefe del Ej√©rcito, General Juan Miguel Fuente-Alba encabezaron el tradicional rito militar del Juramento a la Bandera.

Este a√Īo, a nivel pa√≠s, fueron 12.952 efectivos que Juran a la bandera, -de ellos 221 oficiales, 853 suboficiales, 1.076 alumnos, 1.276 soldados de tropa profesional y 9.535 soldados conscriptos-, a fin de garantizar la Defensa, Seguridad y Paz de la naci√≥n, en un acto de compromiso que emula a los h√©roes del Combate de La Concepci√≥n, donde 77 soldados, en una de las haza√Īas m√°s valerosas de la historia militar de Chile, mantuvieron heroicamente alzada la bandera hasta entregar su vida por la patria.

Cada a√Īo, los hombres y mujeres que se incorporan a las filas del Ej√©rcito juran a la Bandera, en un simb√≥lico acto que rememora ese hecho de armas y que constituye un legado permanente de honor y gloria a quienes son ‚Äúlos m√°rtires del deber militar‚ÄĚ, tal como lo hicieras el personal de la Direcci√≥n General de Movilizaci√≥n Nacional en el Campo Militar de Pe√Īalol√©n.

Para Rosa Oliva, madre de un soldado conscripto voluntario, ver a su hijo le llenó de orgullo.

La historia tras el juramento a la bandera

Cuenta la historia que fue un 9 y 10 de julio de 1882, cuando 77 jóvenes al mando del Capitán Ignacio Carrera Pinto, entregaron el mayor ejemplo de amor a la Patria. En inferioridad numérica, resistieron heroicamente en el Combate de La Concepción, ofrendando sus vidas por un ideal superior.

El primer Juramento a la Bandera se realizó en la ciudad de Talca, donde se proclamó la Independencia, por parte del General Bernardo O’Higgins Riquelme y las fuerzas patriotas.

Servir fielmente a la Patria hasta rendir la vida si fuese necesario, estas son las palabras que resumen la esencia del juramento que los j√≥venes soldados realizan ante Dios y la Bandera el 9 y 10 de julio. En estos d√≠as se comprometen, alzando su mano derecha hacia el Estandarte de Combate, a cumplir las leyes y reglamentos y poner todo el empe√Īo en ser soldados valientes, honrados y amantes de su patria.

Este juramento lo realizan, ante sus familiares, los oficiales y clases cuando son destinados a su primera unidad, los alumnos de las escuelas matrices, luego de sortear con √©xito su primera etapa en la formaci√≥n militar; y los soldados conscriptos, en quienes simboliza el paso de ser ciudadano com√ļn, a un defensor de la Patria.

Tendencias Ahora