Notas
Sobrina del líder de la Cienciología denuncia trabajo infantil y lavado de cerebro
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Infancias robadas, trabajo infantil, lavado de cerebro y distanciamiento de los familiares son algunas de las denuncias que la sobrina del l√≠der de la Cienciolog√≠a, Jenna Miscavige, escribe en una autobiograf√≠a donde narra su infancia en el culto del que escap√≥ a los 21 a√Īos.

Dirigida por David Miscavige y con el actor Tom Cruise entre sus miembros m√°s notorios, la Iglesia de la Cienciolog√≠a considera este libro un “falso” revisionismo de una “ap√≥stata”, dijo su portavoz Karin Pouw esta semana la AFP.

En “Beyond Belief” (M√°s all√° de la fe), publicado en febrero, Jenna Miscavige Hill, ahora de 29 a√Īos, cuenta los duros trabajos a los que fueron sometidos en los a√Īos 1990 ella y otros ni√Īos en El Rancho, un remoto internado en el desierto de California, 150 km al sureste de Los √Āngeles.

“La Iglesia es una peligrosa organizaci√≥n cuyas creencias le permiten cometer cr√≠menes contra la humanidad y violar derechos humanos b√°sicos”, afirma la autora, que ve la Cienciolog√≠a como “un experimento de lavado de cerebro”.

En El Rancho, “un campo de entrenamiento militar con extenuantes rutinas y exhaustivas inspecciones”, los ni√Īos pod√≠an ver a sus padres s√≥lo unas horas por semana, no recib√≠an una educaci√≥n formal y realizaban duras labores de construcci√≥n, cuenta Miscavige, quien vivi√≥ all√≠ de los seis a los 12 a√Īos.

Hasta el a√Īo 2000, El Rancho fue un internado para los hijos de los miembros del Sea Org -el “clero” de esta iglesia-, quienes trabajan 14 horas por d√≠a y siete d√≠as a la semana por 45 d√≥lares semanales, coinciden Miscavige y Wright.

Debido a su total dedicaci√≥n, los miembros del Sea Org deben enviar a sus hijos a centros como √©ste, donde los ni√Īos crecen con poca supervisi√≥n adulta, expone “Beyond Belief”.

El periodista de la revista estadounidense The New Yorker Lawrence Wright -ganador de un premio Pulitzer-, public√≥ en enero “Going Clear”, una alarmante investigaci√≥n sobre esta iglesia que concuerda con la experiencia de Miscavige.

La doctrina de la Cienciolog√≠a, seg√ļn la cual los humanos est√°n habitados por un esp√≠ritu inmortal (“thetan”) que “anima” al cuerpo, justifica estos supuestos abusos -dicen ambos autores-, porque los cienci√≥logos creen que los ni√Īos son s√≥lo cuerpos peque√Īos y por tanto no merecen trato especial.

La portavoz Pouw calific√≥ el libro de Wright de “rid√≠culo”.

Miscavige describe “arduos trabajos f√≠sicos que ning√ļn ni√Īo deber√≠a hacer”, como arrastrar rocas para levantar muros o cavar canales de irrigaci√≥n a 40 grados.

“Las condiciones en las que trabaj√°bamos habr√≠an sido dif√≠ciles para un adulto, y a√ļn as√≠ cualquier queja, protesta o cuestionamiento era inmediatamente castigado con una acci√≥n disciplinaria”, escribe.

Tom Cruise, John Travolta, Juliette Lewis, el cantante Beck, la actriz de “Cheers” Kirstie Allie y la actriz de “Dharma y Greg” Jenna Elfman son algunas de las decenas de celebridades adeptas a la Iglesia de la Cienciolog√≠a. Pero las estrellas ignoran el lado oscuro de la sombr√≠a organizaci√≥n.

“No hab√≠a riesgo de que ellos (los artistas) presenciaran el trabajo infantil, ni nada similar que la Iglesia no quisiera exponer”, explica Jenna.

Tanto Miscavige como Wright, as√≠ como numerosos excienci√≥logos, entre ellos el cineasta canadiense Paul Haggis, critican adem√°s la pol√≠tica de “desconexi√≥n”, o prohibici√≥n de hablar con personas que cuestionan la Cienciolog√≠a.

La Iglesia, protegida por la enmienda constitucional que garantiza la libertad de culto, niega implementar esta pr√°ctica.

La portavoz de la Iglesia Karin Pouw se√Īal√≥, refiri√©ndose a Jenna con su apellido de casada: “La Iglesia no discutir√° asuntos privados sobre la se√Īorita Hill ni ninguno de sus esfuerzos para explotar el nombre del se√Īor Miscavige”.

“La Iglesia no se ha involucrado en ninguna actividad que maltrate (…) o fuerce a los ni√Īos a hacer labores manuales. La Iglesia respeta todas las leyes respecto a los ni√Īos. Acusaciones de lo contrario son falsas”, agreg√≥.

Sobre “Going Clear”, Pouw se√Īal√≥: “Es un viejo refrito de los mismos alegatos de una campa√Īa de difamaci√≥n que tiene ya cuatro a√Īos”, en referencia a 2009, cuando Paul Haggis se separ√≥ de la Cienciolog√≠a publicando una demoledora carta que fue reproducida en peri√≥dicos en todo el mundo.

Los fieles a la Cienciolog√≠a, una organizaci√≥n exenta de impuestos fundada en 1953 por el escritor de ciencia ficci√≥n Ron Hubbard, pagan decenas -y a veces cientos- de miles de d√≥lares para avanzar en el “Puente a la Iluminaci√≥n” con el fin de alcanzar √©xitos econ√≥micos y espirituales.

Condenada en Francia por estafa, esta Iglesia tiene, seg√ļn Wright, activos l√≠quidos de 1.000 millones de d√≥lares, adem√°s de 400 millones en propiedades s√≥lo en Hollywood.

Una encuesta de la Oficina Nacional del Censo de Estados Unidos arroj√≥ que, en 2008, 25.000 estadounidenses se identificaron como cienci√≥logos, contra los 55.000 que lo hicieron en 2001. La Iglesia afirma tener “millones” de miembros.

Tendencias Ahora