Notas
El envejecimiento evidencia riesgo card√≠aco en las personas, seg√ļn estudio
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúSi se desea tener una pista del riesgo de un ataque card√≠aco, s√≥lo hay que mirarse al espejo‚ÄĚ. As√≠ lo asegur√≥ la agencia Associated Press, en relaci√≥n a un estudio de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) relacionado con las enfermedades card√≠acas.

Precisamente, la investigaci√≥n postula que quienes presentan se√Īales de envejecimiento -como entradas marcadas, calvicie, bolsas bajo los ojos y arrugas cerca de los l√≥bulos de las orejas- tienen m√°s posibilidades de desarrollar una enfermedad card√≠aca, en comparaci√≥n a las personas de su misma edad que lucen m√°s j√≥venes.

En este sentido, los expertos se√Īalaron que tener bolsas amarillentas bajo los ojos podr√≠a se√Īalar un acumulamiento de colesterol. Mientras, la calvicie en los hombres estar√≠a ligada a los riesgos card√≠acos, probablemente, por los niveles de testosterona.

Seg√ļn Anne Tybjaerg-Hansen, doctora de la citada casa de estudios, “El verse viejo para la edad que se tiene es indicativo de una mala salud cardiovascular”.

Pese a ello, los responsables del estudio descubrieron que si se tienen arrugas en otras partes del rostro o canas en el pelo, éstos son sólo consecuencias ordinarias del paso del tiempo y no se relacionan con riesgos cardíacos.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos estudiaron desde 1976 a 11.000 daneses mayores de 40 a√Īos. Al inicio del estudio, los responsables documentaron la apariencia, midieron las ‚Äúpatas de gallo‚ÄĚ, las arrugas y otras se√Īales de envejecimiento.

Luego, en los siguientes 35 a√Īos, descubrieron que 3.400 participantes desarrollaron enfermedades al coraz√≥n -arterias obstruidas- y que 1.700 sufrieron ataques card√≠acos. El riesgo de padecer estos problemas de salud, cabe destacar, aument√≥ con cada se√Īal adicional de avejentamiento presente al comenzar el estudio.

‚ÄúEse criterio fue v√°lido para individuos de todas las edades y ambos sexos, incluso despu√©s de tomar en cuenta otros factores, como antecedentes familiares de enfermedades card√≠acas‚ÄĚ, agreg√≥ Associated Press.

Al respecto, se inform√≥ que los participantes con 3 √≥ 4 de estas se√Īales de avejentamiento tuvieron un 57% m√°s de probabilidades de tener un ataque card√≠aco, y un 39% de enfermedades card√≠acas en comparaci√≥n a quienes no presentaban ninguno de dichos indicios.

Finalmente, Kathy Magliato, cirujana card√≠aca del Centro de Salud St. John de Santa M√≥nica (California, EEUU), expres√≥ que los m√©dicos deben prestar m√°s atenci√≥n a las se√Īales en el rostro del paciente: “Estamos tan apurados por colocar un tensi√≥metro para medir la presi√≥n sangu√≠nea o el estetoscopio en el pecho” que olvidamos las se√Īales obvias y evidentes de riesgo, afirm√≥.

Tendencias Ahora