Notas
El ascenso a los 14 ochomiles: ¬Ņhero√≠smo o pasi√≥n?
Publicado por: María González
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

S√≥lo existen en el mundo 14 monta√Īas que superen los 8 mil metros sobre el nivel del mar. Bautizados como ‚Äú14 ochomiles‚ÄĚ -7 en Nepal, 2 en China y 5 en Pakist√°n- estos colosos de la naturaleza se funden para convertirse en desaf√≠o para algunos, locura para otros e incluso la vida para los m√°s apasionados. Numerosos alpinistas ans√≠an subirlas y lograr hacer cumbre. Para ello, factores como las condiciones meteorol√≥gicas adversas, su propia preparaci√≥n f√≠sica y mental, e incluso la suerte, se entremezclan en el entorno hostil donde, ellos mismos, han elegido adentrarse.

El notorio n√ļmero se estipul√≥ en 1983, en la Conferencia del Himalaya en M√ļnich. De esta forma se estipularon las 14 cumbres m√°s altas de la Tierra: *

1) Everest: 8848 m ‚Äď Himalaya (Tibet, Nepal)
2) K2: 8611 m ‚Äď Karak√≥rum (China, Pakist√°n)
3) Kangchenjunga: 8586 m ‚Äď Himalaya (Nepal, India)
4) Lhotse: 8516 m ‚Äď Himalaya (Nepal)
5) Makalu: 8463 m ‚Äď Himalaya (Nepal, T√≠bet)
6) Cho Oyu: 8201 m ‚Äď Himalaya (Nepal, T√≠bet)
7) Dhaulagiri: 8167 m ‚Äď Himalaya (Nepal)
8) Manaslu: 8156 m ‚Äď Himalaya (Nepal)
9) Nanga Parbat: 8125 m ‚Äď Karak√≥rum (Pakist√°n)
10) Annapurna: 8091 m ‚Äď Himalaya (Nepal)
11) Gasherbrum I: 8068 m ‚Äď Karak√≥rum (Pakist√°n, India)
12) Broad Peak: 8047 m ‚Äď Karak√≥rum (Pakist√°n, China)
13) Gasherbrum II: 8035 m ‚Äď Karak√≥rum (Pakist√°n, China)
14) Shisha Pangma: 8027 m ‚Äď Himalaya (T√≠bet, China)

Historia

En el mundo existen m√°s de 14 cimas que superan esta cifra en altitud. Sin embargo, en el ’83 se denominaron picos secundarios, al ser estos cimas pertenecientes a macizos, como por ejemplo el 4¬ļ m√°s alto, Lhotse, parte del macizo Everest. -seg√ļn informaciones del peri√≥dico El Mundo.

Richard Dedeyan en Flickr (CC)

Richard Dedeyan en Flickr (CC)

A lo que personajes destacados se refiere, Reinhold Messner, italiano incunable que derrot√≥ a los ochomiles entre 1970 y 1986, fue el primero en lograr la proeza. Durante d√©cadas y hasta la fecha le seguir√≠an una estela de 27 alpinistas que hicieron cumbre de la misma forma, algunos con ‚Äúayuda‚ÄĚ de ox√≠geno, y otros, sin ella.**

Nombres como Loretan, Oiarzabal, Iv√°n Vallejo, Urubko, I√Īurrategui, Kaltenbrunner y Mingma Sherpa son algunos de los osados que se atrevieron a verse cara a cara con el mal de altura.

Primera mujer ‚Äúochomilista‚ÄĚ

Dejando de lado las primeras d√©cadas del comienzo de una era, en 2010, y tras una pol√©mica por la ‚Äúdudosa‚ÄĚ ascensi√≥n de la coreana Miss Oh Eun-Sun al Kanchenjunga el a√Īo anterior, la juez oficial de los ‚Äúochomiles‚ÄĚ Mis Hawley, proclam√≥ a la espa√Īola Edurne Pasaban como la primera mujer en coronarlos -como constatan informaciones de RTVE.

Meses m√°s tarde de su supuesta haza√Īa, la coreana afirm√≥ que su ‚Äúfoto de cumbre‚ÄĚ la realiz√≥ m√°s abajo debido al mal tiempo meteorol√≥gico. Defendi√©ndose de duras cr√≠ticas y sospechas, agreg√≥ tambi√©n que nunca vio botellas de ox√≠geno en la cumbre, cuando, por el contrario, otras expediciones que hicieron cima m√°s tarde confirmaron lo contrario.

Edurne Pasaban

Edurne Pasaban

De este modo, Pasaban se convierte en vencedora de la gesta. Aludes, hielo y ni el invatible K2 pudieron con la perseverante guipuzcoana. Asimismo, el precio fue caro: pies congelados y dos dedos amputados en un descenso.

Tras un periodo de recuperaci√≥n y reflexi√≥n, Edurne regres√≥ a las cimas, como Mahoma cuando va a la monta√Īa.

Con o sin O2

La controversia en este tema está en el tintero. Si bien unos apuestan por la precaución cargando a los hombros bombonas de oxígeno, otros son más radicales en el tema, y consideran esta conducta totalmente antideportiva -sobre todo en el mundo del Himalayismo-. Si tanto te apasiona este deporte, exploras los límites.

‚ÄúEl ox√≠geno ser√≠a como acoplarle un motor a una bicicleta, transformando la esencia de la actividad en s√≠ misma. La hipoxia, falta de ox√≠geno en el organismo, es esa esencia. Sino, uno escalar√≠a monta√Īas m√°s bajas‚ÄĚ, afirma I√Īaki Ochoa de Olza, fallecido en 2008 en las aristas del Annapurna.

‚ÄúLa m√°xima expresi√≥n del altruismo en el Himalaya es subir sin ox√≠geno, sin cuerdas fijas y sin ayuda de sherpas‚ÄĚ, a√Īade Ochoa.

http://www.youtube.com/watch?v=4k00deqwwqY

Estos √ļltimos a√Īos se han producido ascensiones masivas de personas a cumbres con la ayuda de botellas de ox√≠geno, ‚Äúpermitiendo la subida a escaladores poco calificados, lo que conllevaba situaciones dif√≠ciles e incluso m√°s muertes‚ÄĚ, objet√≥ Krakauer en su libro Mal de altura.

De modo que, el miedo irrefutable de los alpinistas se ve plasmado cuando esta pasi√≥n es ‚Äúmercantilizada‚ÄĚ en ciertas ocasiones por mafias las cuales controlan este rendimiento econ√≥mico, que no deportivo. Y habitualmente, de la mano de los mejores auspiciadores.

Algunos, como si del extra√Īo caso del Doctor Jekill y Mister Hyde se tratase, se desenvuelven en una actitud de nobleza cuando, teniendo en sus manos las 2 caras de una misma moneda, se ven obligados a utilizar ox√≠geno por su propia supervivencia -siendo esto lo √ļltimo a lo que querr√≠an acudir- ya que, el no hacer cumbre, no conlleva necesariamente un fracaso.

√Āmbito nacional

Tras recorrer el √°mbito mundial del monta√Īismo, si lo extrapolamos a terreno nacional nos trasladamos hasta el pasado 18 de Mayo de este mismo a√Īo.

Conmemorando el 20 aniversario del ascenso de una expedición chilena, el grupo formado por 10 chilenos y 10 sherpas, hizo cumbre en Everest.

El equipo capitaneado por Rodrigo Jordán tardó 57 días agudos, soportando una avalancha e inclemencias que hicieron más longevas las distancias entre los campamentos base.

Expedici√≥n Everest 20 a√Īos

Expedici√≥n Everest 20 a√Īos

Cabe a√Īadir que, a parte de muertes, los 14 gigantes tambi√©n han presenciado rescates y trabajo en equipo, ya que, a 8 mil metros de altura ning√ļn helic√≥ptero es capaz de realizar maniobras de emergencia. De esta forma, la monta√Īa puede llegar a ser el √°mbito donde afloran los mejores y peores sentimientos del ser humano, luchando de este modo, por la propia supervivencia.

En este territorio, mientras unos se vanaglorian con el √©xito de la cumbre; otros, por el contrario, siendo el ejemplo de la sencillez, s√≥lo escalan a cualquier altura, guardando “su propio triunfo” en silencio y teniendo como c√≥mplice a las monta√Īas.

* www.montipedia.com
** www.edurnepasaban.com

Tendencias Ahora