Notas
Advierten sobre peligrosa distracción de médicos en Hospitales debido al uso de teléfonos móviles
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Fuerte polémica ha provocado en EEUU un reportaje que advierte cómo los médicos, enfermeras y otro personal de salud, han aumentado a niveles peligrosos la posibilidad de distracción en el trabajo durante procedimientos delicados, debido al uso de dispositivos móviles como teléfonos o tablets con conexión a Internet.

La investigación, llevada adelante por el New York Times, revela que a medida que crece el uso de dispositivos electrónicos para recibir información médica y datos del paciente, también crece la posibilidad de que éstos sean usados para actividades personales, convirtiéndose en un factor de riesgo intrahospitalario.

De hecho, un estudio presentado en el seminario anual de la Academia Médica Cardiovascular, demostró que el 55% del personal que monitorea los equipos durante una cirugía de baipás, ha usado su teléfono móvil para conversar o enviar mensajes de texto durante la operación.

Pero esto es sólo la punta del iceberg: médicos y enfermeras revisando su correo electrónico al realizar un procedimiento de entubación, anestesistas usando el PC mientras atienden una cirugía, e incluso una enfermera revisando precios de pasajes aéreos durante una operación vertebral, son algunas de las quejas de supervisores registradas en los hospitales de EEUU.

“Amazon, Gmail, los he visto hacer todos los tipos de compras. He visto eBay… nombra cualquier sitio, lo he visto”, confes√≥ el doctor Stephen Luczycki, director m√©dico de la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital Yale-New Haven, quien frecuentemente ha debido reprender a su personal a cargo.

“Por desgracia, no es raro verlos haciendo cualquier cosa con el computador que no est√° relacionada con el cuidado de los pacientes”, se√Īala Luczycki, recordando que cuando √©l estaba haciendo su pr√°ctica, ni siquiera se les permit√≠a ingresar a pabell√≥n con un libro de estudios para obligarlo a concentrarse las sutilezas del procedimiento que estaba realizando.

Una opinión similar alberga Dio Sumagaysay, director administrativo de los pabellones en el Hospital de la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregon, admitiendo que ha escuchado quejas o presenciado él mismo a personal de emergencias usando sus dispositivos móviles incluso en momentos críticos.

“Tengo la sensaci√≥n de que estamos poniendo vidas en riesgo. No estamos educando a nuestra gente sobre el problema, y se est√° poniendo cada vez peor”, afirm√≥ el doctor Peter J. Papadakos, director de cuidados cr√≠ticos en el Hospital de la Universidad de Rochester en Nueva York, quien recientemente public√≥ un art√≠culo sobre la “distracci√≥n electr√≥nica” en una revista m√©dica.

Frente a esto, el doctor Peter W. Carmel, presidente de la Asociaci√≥n M√©dica Americana, se defiende argumentando que -en una era de la informaci√≥n- los dispositivos no s√≥lo son √ļtiles en proporcionarles datos sobre el paciente y su tratamiento, sino que por la naturaleza de su trabajo, est√°n acostumbrados a realizar m√ļltiples labores al mismo tiempo sin perder la concentraci√≥n.

Sin embargo, ya existe al menos un caso documentado en Denver, donde un paciente qued√≥ con una par√°lisis parcial tras una operaci√≥n. Seg√ļn su abogado, Scott J. Eldredge, el m√©dico que lo atend√≠a realiz√≥ al menos 10 llamadas personales mediante un auricular manos libres mientras estaba intervini√©ndolo, por lo que no estaba atento a su trabajo. El m√©dico acab√≥ por llegar a un acuerdo financiero con el paciente antes de ir a juicio.

“Los dispositivos m√≥viles tienen una gran capacidad para reducir los riesgos, sin embargo, la √ļltima cosa que queremos ver es precisamente lo que est√° pasando ahora en algunos casos: que el computador se est√° interponiendo entre el doctor y su paciente”, sentenci√≥ el doctor Charles G. Prober, decano asociado para la educaci√≥n m√©dica.

Tendencias Ahora