Notas
Denuncian “cultura de la crueldad” contra inmigrantes detenidos en Estados Unidos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una organizaci√≥n de derechos humanos de Arizona (suroeste de EEUU) denunci√≥ la “cultura de la crueldad” que impera en los centros de detenci√≥n donde los inmigrantes son retenidos hasta su deportaci√≥n, en un informe publicado el mi√©rcoles.

La mayor√≠a de los entrevistados “describieron incidentes de maltrato f√≠sico, condiciones de detenci√≥n inseguras e insalubres, negaci√≥n de atenci√≥n m√©dica”, entre otros maltratos, seg√ļn el grupo de protecci√≥n de los inmigrantes No More Deaths (No m√°s muertes), con sede en Tucson, cerca de la frontera con M√©xico.

Del verano de 2008 a la primavera de 2011, el grupo entrevist√≥ a 12.895 personas que estuvieron bajo custodia de la patrulla fronteriza, entre ellos 268 ni√Īos de hasta 12 a√Īos.

De ellos, unas 3.000 personas dijeron que se les neg√≥ comida y cerca de 2.300 tuvieron poca o ninguna agua, de acuerdo al informe. Entre otros abusos que cita el organismo, cerca de 1.000 mujeres y 300 ni√Īos fueron repatriados durante la noche.

Seg√ļn No More Deaths, “es claro que el maltrato y el abuso de personas bajo custodia de la patrulla fronteriza no son anomal√≠as”, sino que “m√°s bien reflejan la pr√°ctica com√ļn de autoridades que son parte de la agencia federal”.

El organismo detalla un total de “30.000 incidentes de abuso y maltrato” en el reporte titulado “Cultura de la crueldad: abuso e impunidad de la patrulla fronteriza estadounidense”, que fue presentado al Congreso y al Departamento de Seguridad Interior.

La oficina de la patrulla fronteriza de Tucson, contactada por AFP, declinó responder por el momento al informe.

Seg√ļn la organizaci√≥n de defensa de los derechos civiles, que provee agua, alimento y cuidados m√©dicos a los inmigrantes que cruzan el desierto, “el abuso en manos de la patrulla fronteriza se puede considerar como una consecuencia previsible de un clima pol√≠tico que marginaliza y criminaliza a comunidades inmigrantes”.

En el √ļltimo a√Īo, tres estados (Alabama, Arizona y Georgia) han visto suspendidas pol√©micas leyes migratorias que, entre otras cosas, consideraban la inmigraci√≥n ilegal como delito o permit√≠an a las autoridades verificar el estatus migratorio de sospechosos detenidos por delitos menores.

En Estados Unidos viven cerca de 11 millones de indocumentados, la mayoría inmigrantes latinoamericanos.

Tendencias Ahora