Notas
Rio: 180.000 personas marcharon contra la intolerancia religiosa
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Al menos 180.000 personas marcharon el domingo contra la intolerancia religiosa en la playa de Copacabana de Rio, en una iniciativa de la comunidad de cultos afro-brasile√Īos para denunciar una creciente persecuci√≥n en su contra desde la llegada de los evang√©licos.

Vestidos con los trajes tradicionales de su fe, l√≠deres de las religiones afro-brasile√Īa, cat√≥lica, musulmana, jud√≠a, espiritista, protestante, budista, baha’i, entre otras, reiteraron que esta movilizaci√≥n es “fundamental para la democracia”.

En total, unas “180.000 personas participaron en la marcha por la libertad religiosa”, seg√ļn dijo a la AFP uno de los organizadores, si bien las autoridades a√ļn no confirmaron la cifra.

Entre la multitud, los tambores de Candombl√© -una religi√≥n tra√≠da a Brasil en el siglo XVI por esclavos de √Āfrica occidental- sonaba con fuerza, mientras que un poco m√°s lejos, adeptos al Hare Krishna bailaban en un c√≠rculo.

“Durante 25 a√Īos sostuvimos la Biblia en la cabeza. Ahora, nuestros ni√Īos son tratados de seguidores del diablo”, lament√≥ Ivanir Dos Santos, organizador de la Marcha por la libertad religiosa, en declaraciones a la AFP.

Este “babalao” (padre de los secretos) de Candombl√© afirm√≥ que quer√≠a atraer la atenci√≥n de todo el mundo.

“La religi√≥n es motivo de guerra en todo el mundo, pero aqu√≠ recogemos de todas las religiones su voluntad de di√°logo debido a que la intolerancia religiosa genera racismo y amenaza a la democracia”, estim√≥ Dos Santos.

En el gigante sudamericano, donde 80 millones de sus habitantes son de raza negra o mestiza (45%), las iglesias evang√©licas proliferan entre los m√°s pobres y “demonizan los cultos de origen africano con el objetivo de ganar adeptos”, seg√ļn el antrop√≥logo Jos√© Flavio Pessoa de Barros, de la Universidad federal de Rio de Janeiro.

Desde la primera marcha en 2008, los seguidores del Candomblé y Umbanda han recibido el apoyo de otras religiones.

M√°s de 500 representantes de Baha’is son perseguidos en Ir√°n, una de las razones de este culto para apoyar la marcha, dijo Roberto Iradj, representante de esa comunidad en Brasil.

La marcha de Copacabana tiene el objetivo de “aislar” a las iglesias pentecostales y “mostrar que Brasil sigue siendo un pa√≠s de la coexistencia pac√≠fica de las religiones”, indic√≥ Dos Santos.

Los organizadores afirman que, con el crecimiento de estas iglesias, la intolerancia ha aumentado contra las religiones de origen africano.

En los √ļltimos a√Īos, varios lugares de culto afro-brasile√Īo fueron saqueados y sus dirigentes atacados. En 1995, un video sorprendi√≥ al pa√≠s con m√°s cat√≥licos en el mundo en el que aparec√≠a un pastor dando patadas y gritando a una estatua de la Virgen.

La principal congregación evangélica es la de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), que posee radios, televisoras y un influyente partido político.

Nuestro objetivo es que de aqu√≠ a 2012 seamos 70 millones” de fieles, dijo a la AFP el pastor Washington De Souza, responsable del Centro Evang√©lico Unido de Rio.

No obstante, seg√ļn el √ļltimo censo oficial, el n√ļmero de evang√©licos se estanc√≥, mientras el de los cat√≥licos ca√≠a, dando paso a un incremento de los que dicen no tener una religi√≥n.

Para el soci√≥logo Muniz Sodr√© “la sociedad brasile√Īa es multirracial, diversa y no puede someterse a un √ļnico pensamiento o credo”.

De hecho en Brasil, el sincretismo religioso est√° siempre presente. Despu√©s de asistir a la misa de Navidad, millones de brasile√Īos se visten de blanco en la noche del 31 de diciembre para hacer sus ofrendas a Yemay√°, diosa del mar en el Candombl√©.

Muchos otros creen, por ejemplo, en espíritus y en la reencarnación.

Tendencias Ahora