Notas
Más de 1.5 millones de animales podrían morir de hambre en la Patagonia por cenizas volcánicas
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ganaderos de la Patagonia (sur) argentina, declarada zona de desastre por la erupción del volcán Puyehue y el cordón Caulle, luchan sin tregua para salvar 1,5 millones de ovejas y otros animales de cría, que deambulan en busca de alimento en una estepa tapada por las cenizas.

“La situaci√≥n es incierta porque no sabemos qu√© va a pasar con el volc√°n. Los productores tienen dos opciones: llevar los animales al corral para alimentarlos con forraje o trasladarlos a campos lejos del desastre”, dijo a la AFP Eduardo Arroyo, de la Sociedad Rural de Bariloche.

El área castigada incluye parte de las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, cuyas economías turísticas y ganaderas fueron golpeadas con fuerza cuando los vientos arrastraron miles de toneladas de cenizas volcánicas desde la erupción en Chile el 4 de junio.

“Ac√° tenemos 320 ovejas y 400 vacas”, dijo a la AFP N√©stor Perello, de 58 a√Īos y encargado desde hace 20 de una finca de 3.800 hect√°reas, Tequel-Malal, que significa corral de madera en lengua ind√≠gena mapuche.

Vestido de gaucho, con su faca al cinto, botas altas de cuero y pa√Īuelo al cuello, Perello cont√≥ que decidieron “arrear el ganado que estaba a campo abierto y ponerlo en corrales para alimentarlo con forrajes”.

Tequel-Malal es el establecimiento más antiguo de la zona, ubicado en Neuquén, a pocos kilómetros de la frontera con Río Negro y a unos 100 Km del volcán.

“Lo fund√≥ en 1889 Jarred Jones, un norteamericano de Texas que se aventur√≥ por estas tierras cuando no hab√≠a un solo poblador”, afirm√≥, mientras se√Īalaba una desvencijada caba√Īa de troncos cubierta de ceniza, que fue la primera vivienda construida por el pionero.

A pocos metros, las ovejas corren por la estepa envueltas en nubes del polvo que se desprenden de su lana, mientras las vacas hurgan con sus hocicos y los caballos cavan con sus patas en la capa cenicienta hasta conseguir una pastura.

Las cenizas afectan también los ojos de los animales, que además sufren problemas digestivos cuando las ingieren.

Pero concentrarlos en corrales no es una solución para los establecimientos grandes, como uno que tiene 23.000 hectáreas, a unos 60 km de Bariloche, con un stock de 6.000 ovejas y un millar de vacunos.

“Hace 22 a√Īos que trabajo ac√° y nunca vi algo parecido”, dijo a la AFP el encargado, que pidi√≥ identificarse solo como ‘M’.

Los due√Īos europeos del establecimiento cargaron a los animales en camiones y se los llevaron a unos campos a 800 km, para que puedan pastar cinco meses hasta el engorde.

“A dos semanas de la erupci√≥n, los animales ya tienen un deterioro importante. Deber√≠an pesar 180 kilos y s√≥lo pesan 125 por las cenizas”, dijo ‘M’ en medio de la faena, junto a otros dos peones que usan barbijos para protegerse de las cenizas que sobrevuelan por el andar de las bestias.

El lugar también es utilizado como coto de caza deportiva de ciervos a partir de marzo.

“No s√© qu√© pasar√° entonces, porque hemos visto ciervos enceguecidos y atontados por la ceniza. Nos cruzamos con uno en el camino y no hu√≠a como es costumbre. Ten√≠a los ojos como nublados”, dijo el encargado.

La mortandad de ciervos podría poner en riesgo la caza deportiva en la que participan casi con exclusividad extranjeros en extensos campos propiedad de europeos.

Las cenizas del volcán chileno ya provocaron graves pérdidas en la actividad turística de la zona, especialmente en La Angostura, una paradisíaca villa ubicada en las márgenes de un lago, en medio de un bosque y al pie de la Cordillera de Los Andes, en el área más afectada por el fenómeno.

Tendencias Ahora