Notas
Corte de Apelaciones de Santiago condena a concesionaria a indemnizar por accidente con piedras
Publicado por: Solange Garrido
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte de Apelaciones de Santiago confirm√≥ que una empresa concesionaria debe pagar una indemnizaci√≥n por da√Īo moral a dos personas que sufrieron el apedreo de su veh√≠culo cuando transitaba por la v√≠a en el a√Īo 2004.

En fallo dividido los ministros de la Sexta Sala del tribunal de alzada Cornelio Villarroel, Dobra Lusic y la fiscal judicial María Loreto Gutiérrez confirmaron que la empresa Rutas del Pacífico S.A debe cancelar la suma de $ 80.000.000 a Miguel Varas Boestsch y $ 30.000.000 (treinta millones de pesos) a Paula Bossay Pisano.

La pareja transitaba el 4 de abril de 2004 por la Ruta 68, que une Santiago y Valpara√≠so-Vi√Īa del Mar, en un autom√≥vil Chevrolet Corsa, por el kil√≥metro 60, sector La Vinilla, cuando una piedra fue arrojada por desconocidos contra el m√≥vil, lo que provoc√≥ lesiones a ambos.

El fallo determina la responsabilidad de la concesionaria al no adoptar las medidas de seguridad necesarias para evitar la ocurrencia de este tipo de incidentes en la vía.

‚ÄúLa necesidad, conveniente y prudente adopci√≥n de medidas de seguridad por parte de la Concesionaria van sin duda alguna m√°s all√° de las m√≠nimas contenidas en las bases de licitaci√≥n, apreci√°ndose como tales todas aquellas previsibles para evitar un resultado da√Īoso, como en el hecho -pero ex post- efectu√≥ la Concesionaria demandada; necesarias y prudentes adem√°s si se consideran los eventos an√°logos o de la misma clase del actual que, como ha sido de p√ļblico conocimiento, se han venido verificado a lo largo de esta carretera concesionada, por lo que un nuevo acontecimiento resultaba previsible y evitable‚ÄĚ, dice el fallo.

Agrega que: “Desde otra perspectiva, igualmente se llega a formular reproche a la demandada Concesionaria Rutas del Pacífico, ya que a su respecto concurren todos y cada uno de los presupuestos de la responsabilidad extracontractual, a saber:

a.- Que el demandado haya ejecutado alguna acción o incurrido en alguna omisión;
b.- Que dicha actuación desplegada haya sido realizada en forma negligente, vale decir, a lo menos culposamente.
c.- Que esta acci√≥n, ejecutada negligentemente, haya causado da√Īo a los demandantes; y,
d.- Que exista relaci√≥n de causalidad entre la acci√≥n desplegada y el da√Īo sufrido por los actores‚ÄĚ.

El fallo de adoptó con el voto en contra de la fiscal Gutiérrez quien fue partidaria de revocar la sentencia por considerar que no existe responsabilidad de la autopista.

En primera instancia, el titular del Vigésimo Séptima Juzgado Civil de Santiago, Javier Torres Vera, el 31 de julio de 2009, había establecido la responsabilidad del Fisco en el accidente y el pago de una indemnización de $ 130.000.000 (ciento treinta millones de pesos) para Miguel Varas y $ 50.000.000 (cincuenta millones de pesos) para Paulina Bossay, pero la sentencia del tribunal de alzada desestima la responsabilidad fiscal y rebaja el monto de los pagos.

Respecto de la rebaja del monto el tribunal de alzada consider√≥ excesivo el monto atendida las lesiones de la pareja accidentada. ‚ÄúLas cantidades que han sido fijadas por el sentenciador como indemnizaci√≥n de perjuicios por concepto de da√Īo moral esta Cote las considera excesivas, atendida la entidad y consecuencias provocadas a los actores por las lesiones; en el caso de don Miguel Varas, fractura expuesta de h√ļmero derecho GII y lesi√≥n nervio radial derecho, y en el de do√Īa Paula Bossay, esguince cervical y √ļlceras de la c√≥rnea, motivos por los cuales se proceder√° a regularlas prudencialmente en las sumas que van a indicarse‚ÄĚ, afirma el fallo.

Tendencias Ahora