Notas
Psicólogo afirma que mineros enfrentarán difícil situación emocional tras ser rescatados
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los 33 mineros que el 5 de agosto vieron como un derrumbe se interponía entre ellos y la vida, deberán enfrentar una nueva realidad totalmente distinta a la que vivían, cuando sean rescatados.

Foto: Radio Bío Bío

Foto: Radio Bío Bío

“La vida de los mineros, como era antes, ya desapareci√≥”, afirma Enrique Ch√≠a, psic√≥logo de la Universidad Cat√≥lica de Chile, para quien los mineros enfrentan nuevos retos marcados por la necesidad de readaptarse tras un proceso traum√°tico.

“Cuando te cambian abruptamente todas las condiciones de vida, tienes que readaptarte y descubrir habilidades que te ayuden” a enfrentar esta etapa, “llena de riesgos”, explica Ch√≠a.

“Una persona que ha estado en una situaci√≥n de muerte ha pensado en su situaci√≥n personal”. En este caso los mineros “piensan qu√© ha hecho en su vida y qu√© no, y para eso tambi√©n es interesante acompa√Īarlos” con apoyo psicol√≥gico, seg√ļn Margarita Loubat, psic√≥loga de la Universidad de Santiago de Chile.

El gobierno se ha comprometido a no dejar solo a este grupo de mineros, hoy convertidos en h√©roes nacionales, y les ha ofrecido “un respaldo psicol√≥gico profesional m√≠nimo de 6 meses en los que pueden tener momentos de tristeza y depresi√≥n”, cuenta el ministro de Salud, Jaime Ma√Īalich.

“La familia habr√° cambiado, sus trabajos, tambi√©n la realidad nacional”, dice Ch√≠a. “Van a tener mucha atenci√≥n de los medios de comunicaci√≥n, pero la opini√≥n p√ļblica tambi√©n es muy exigente, y le gusta que sus figuras p√ļblicas se comporten de cierta manera”, cuenta el psic√≥logo, para quien esta parte “ser√° la m√°s complicada”.

Los expertos de la agencia espacial estadounidense NASA que visitaron el yacimiento en septiembre advirtieron que los mineros “tendr√°n un alto nivel de fama en su pa√≠s y tendr√°n mucha presi√≥n de los medios y de la sociedad”, dijo Michael Duncan, jefe de la misi√≥n.

“Los medios van a estrujarlos. Muchos de ellos ser√°n bombardeados con ofertas en televisi√≥n, incluso podr√°n hacer carrera. Pero eso va a durar como mucho un mes, en marzo ser√° un recuerdo”, augura Ren√© R√≠os, soci√≥logo de la Universidad Cat√≥lica.

“Se van a tener que dar cuenta que la fama es limitada y que hay que capitalizarla, y comenzar un nuevo proyecto de vida”, comenta Ch√≠a. Despu√©s de una experiencia como la que ellos vivieron “te puedes fortalecer o debilitar pero nunca te quedas igual”.

“Si el resultado es positivo, es todo un √©xito. Pero tambi√©n puede haber situaciones de vulnerabilidad, de aprovechamiento, problemas en las relaciones o un aumento en el consumo de medicamentos o alcohol”.

A los desafíos de enfrentar el estrés postraumático se suman los posibles problemas de salud provocados por el encierro más largo de la historia dentro de una mina en condiciones de humedad y altas temperaturas.

Tras ser izados en una cápsula, los mineros recibirán una minuciosa atención médica, justo cuando lleguen a la superficie y posteriormente en el hospital de Copiapó, donde permanecerán al menos dos días en observación, lo que retrasará un poco más el retorno a sus casas.

Se trata de “una etapa dise√Īada y acordada con ellos, que no es caprichosa”, asegura Ma√Īalich.

“Alguno de ellos podr√≠an decir ‘yo estoy tan sano que me quiero ir con mi familia’”. Pero “el hecho de que ellos rechacen las indicaciones pone en riesgo toda esta protecci√≥n legal (beneficios laborales) de la cual ellos gozan”, dice el ministro.

Entre los problemas de salud puntuales, Ma√Īalich se√Īal√≥ la necesidad de “protegerles su vista” tras m√°s de dos meses en la oscuridad, porque “podr√≠an tener una par√°lisis ciliar que produzca un grave da√Īo en la retina”.

A pesar de haber sido vacunados contra diferentes enfermedades, los mineros tambi√©n pueden padecer “infecciones de g√©rmenes” propios de los ambientes h√ļmedos, y aqu√©llos que sufren enfermedades cr√≥nicas pueden tener descompensaciones.

Con 17 días de muerte en vida y un entierro de más de dos meses a 700 metros de profundidad, los 33 mineros están a las puertas de una nueva vida, que deberán preparse para enfrentar.

Tendencias Ahora