Sociedad


Tierra de nadie: los 3 últimos lugares del mundo que no pertenecen a ningún país

Bit Tawil | North Sudan Embassy
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En el mundo existen 195 países, incluyendo al Vaticano y Palestina, los cuales son reconocidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU). Estos son dueños de la mayor parte de los territorios del mundo… pero no de todos.

Aunque no lo creas, todavía quedan terrenos que ningún país ha reclamado, pero sólo son tres.

A este tipo de lugares se les llama Terra nullius, que en latín significa tierra de nadie. Allí, no existe un Estado ni un Gobierno, tampoco la ley ni la justicia, ni hay habitantes permanentes.

Las aguas internacionales se excluyen en este caso pues, si bien esos espacios del planeta tampoco pertenecen a ninguna nación, no se trata de territorios habitables unidos a continentes.

A continuación puedes conocer más sobre estos últimos 3 lugares del mundo que no son de nadie:

1- Bir Tawil

Arriba está Egipto, en amarillo y verde. Abajo está Sudán, en azul. Al centro, el espacio en blanco, es Bir Tawil
Arriba está Egipto, en amarillo y verde. Abajo está Sudán, en azul. Al centro, el espacio en blanco, es Bir Tawil

Bir Tawil, también llamado el Triángulo de Bir Tawi -aunque en realidad tiene forma de trapecio-, es un área de cerca de 2.060 kilómetros cuadrados que se ubica en África, específicamente en las coordenadas 21°52′14″N 33°44′14″E.

Está localizado justo entre las fronteras de Egipto y Sudán, pero ninguno de esos dos países lo reclama para sí, ni tampoco ninguna otra nación del mundo.

Eso sí, como allí no existe la ley, puede ser bastante peligroso. Un reportaje del periódico inglés The Guardian relató en 2016 que en el desierto de Nubia suelen instalarse minas artesanales de extracción de oro, que son patrulladas por pandillas armadas, y para poder llegar a Bir Tawil hay que pasar por sus cercanías.

Bit Tawil | North Sudan Embassy
Bit Tawil | North Sudan Embassy

En junio de 2014, Bir Tawil se hizo famoso entre usuarios de redes sociales debido a que un granjero llamado Jeremiah Heaton originario de Virginia, Estados Unidos, proclamó que le pertenecía.

Esta hazaña la realizó por una razón muy tierna: su hija Emily, en ese entonces de 6 años, le pidió a su padre si podía ser una princesa en la vida real.

Para cumplir su sueño, el padre viajó con la pequeña a Bir Tawil, plantó una bandera y fundó allí el Reino de Sudán del Norte. Luego, se autoproclamó rey y jefe de Estado del “país” y, por lo tanto, Emily se convirtió en una princesa de verdad.

Bit Tawil | North Sudan Embassy
Bit Tawil | North Sudan Embassy

Toda esta historia la contó en su cuenta en Facebook, tras lo cual se viralizó rápidamente… Claro que en realidad el terreno no le pertenece.

2- Tierra de Marie Byrd

Tierra de Marie Byrd, marcada en rojo, en la Antártica
Tierra de Marie Byrd, marcada en rojo, en la Antártica

La Tierra de Marie Byrd es el único terreno de la Antártica que ningún país ha reclamado. Además, es el mayor territorio del planeta que no pertenece a nadie, con un área de 1.610.000 kilómetros cuadrados.

Este lugar se ubica en las coordenadas 80°00′S 120°00′W y limita con la barrera de hielo de Ross, el mar de Ross y las montañas Transantárticas.

Actualmente existen 7 países que tienen reclamaciones sobre el continente antártico y algunas de las tierras reivindicadas por distintas naciones se superponen entre sí (por ejemplo, el Territorio Antártico Chileno en realidad no pertenece sólo a Chile, pues también es reclamado por Argentina y el Reino Unido). No obstante, ninguna de estas demandas incluye a Marie Byrd.

Y el sitio seguirá siendo Terra nullius por bastante tiempo, debido a que nadie puede realizar nuevas reclamaciones sobre la Antártica.

Esto se debe a que el Tratado Antártico, un acuerdo internacional firmado por 12 países (entre ellos Chile) el 1 de diciembre de 1959 y el que han suscrito en total 53, prohíbe que las naciones hagan nuevas reclamaciones de terreno del continente blanco.

La misteriosa "anomalía" enterrada en la Antártica que enfrenta a caza ovnis y científicos
ARCHIVO | Eitan Abramovich | AFP

Al respecto, el portal oficial de la Secretaría del Tratado Antártico explica que el artículo IV del acuerdo internacional decreta que “ningún acto o actividad que se lleve a cabo mientras el presente Tratado se halle en vigencia constituirá fundamento para hacer valer, apoyar o negar una reclamación de soberanía territorial en la Antártida, ni para crear derechos de soberanía en esta región. No se harán nuevas reclamaciones de soberanía territorial en la Antártida, ni se ampliarán las reclamaciones anteriormente hechas valer, mientras el presente Tratado se halle en vigencia“.

Otros artículos del documento también determinan que “la Antártida se utilizará exclusivamente para fines pacíficos (art. I)”, que “la libertad de investigación científica en la Antártida y la cooperación hacia ese fin (…) continuarán (art. II)”, y que “las Partes Contratantes acuerdan proceder (…) al intercambio de observaciones de resultados científicos sobre la Antártida, los cuales estarán disponibles libremente (art. III)”.

Como dato curioso, también te contamos que a diferencia de la Antártica, el Ártico no es considerado un continente debido a que allí no hay tierra: es sólo una masa de hielo gigante. En tanto, en la Antártica hay tierra bajo la gruesa capa de hielo.

Lee también: 4 curiosos aspectos que diferencian al Ártico de la Antártida

3- Gornja Siga o Liberland

A la izquierda, Croacia. A la derecha, Serbia. Al centro, marcada en rojo, Liberland | Liberland.org
A la izquierda, Croacia. A la derecha, Serbia. Al centro, marcada en rojo, Liberland | Liberland.org

La República Libre de Liberland es una suerte de “país” que fue creado por el político checo Vít Jedlika, quien autoproclamó su independencia el 13 de abril de 2015. No obstante, no es reconocido como un Estado por ninguna otra nación del mundo.

Este “país” se ubica en un territorio de cerca de 7 kilómetros cuadrados que está entre las fronteras de Croacia y Serbia, en Europa, específicamente en las coordenadas 45°46′00″N 18°52′00″E.

Ese espacio es “tierra de nadie”, algo que aprovechó Jedlika para llevar a cabo su iniciativa, y usualmente es llamado Gornja Siga en algunos mapas. Se ubica junto al río Danubio y tiene una linda playa.

La razón por la que este territorio no pertenece a nadie es como consecuencia de una disputa de borde fronterizo entre Croacia y Serbia. Solía estar ubicado en Serbia hasta fines de los ’90 en que, tras la guerra civil yugoslava, terminó perteneciendo a Croacia, de acuerdo al medio británico BBC.

Si Croacia se apropiaba de Gornja Siga, significaba que acataba una nueva línea fronteriza en que al final quedaría con menos territorio, así que lo rechazó. En tanto, Serbia prefería un nuevo borde impuesto, ya que también se quedaba con más terrenos, pese a que perdía Liberland.

Vit Jedlicka, fundador de Liberland. Al fondo de ve la "bandera" del país | Michal Cizek | AFP
Vit Jedlicka, fundador de Liberland. Al fondo de ve la “bandera” del país | Michal Cizek | AFP

Según explica el sitio web oficial de Liberland, su forma de gobierno es de una “república constitucional con elementos directos de democracia” y su idioma oficial es el inglés.

Asimismo, recalca que el lema del “país” es “vive y deja vivir”, porque “Liberland se enorgullese de que su gente tenga libertad personal y económica, lo cual está garantizado por la Constitución, la cual limita significativamente el poder de los políticos, para que no puedan interferir mucho en las libertades de la nación de Liberland”.

Cualquier persona puede solicitar “ciudadanía” a Liberland por medio del portal web, siendo las únicas condiciones para obtenerla el “respetar a otras personas y respetar las opiniones de otros, sin importar su raza, etnia, orientación o religión”, “respetar la propiedad privada, que es intocable” y “no haber sido condenado por crimenes anteriores”.

Si cumples con estos requisitos, entonces puedes unirte aquí.

Eso sí, la mala noticia es que nadie puede pisar Liberland, porque serían arrestados por la policía de Croacia, que patrulla esa parte del río Danubio.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados