Tecnología


4 curiosos aspectos que diferencian al Ártico de la Antártida

Antártida (izquierda) y Ártico (derecha) | NASA
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Cuando hablamos de las regiones polares de la Tierra, inevitablemente nos imaginamos nieve, hielo, agua y bajas temperaturas.

Y aunque generalmente pensamos que tanto el Ártico como la Antártida son exactamente iguales, lo cierto es que tienen algunas características que las diferencian más de lo que crees.

Tan así es, que ambos puntos tienen un origen completamente distinto, lo que influye en su clima, flora y fauna.

Es por esto que a continuación revisaremos algunos aspectos en los que el Ártico se desmarca de la Antártida.

1- Uno es continente, el otro no

Aunque ambas son regiones polares, tienen un origen completamente diferente. En el caso del hemisferio norte, el Ártico se trata de una enorme masa flotante de hielo que se mantiene así gracias a las bajas temperaturas.

Sin embargo, en el caso del hemisferio sur, la Antártida es de hecho un continente. Así lo indica el modelo tradicional que utiliza por ejemplo la Organización de las Naciones Unidas.

Y si bien hoy en día es sumamente helado, los expertos afirman que en el pasado la Antártida albergó una rica flora. ¿Pero por qué en este caso hablamos de continente y en el Ártico no? Porque el primero corresponde a una placa de hielo rodeado de océano, mientras que -según el sitio Polar Raid– en el segundo no existe tierra debajo de esa masa de hielo.

Glaciar ártico | Polar Cruises (CC) Flickr
Glaciar ártico | Polar Cruises (CC) Flickr

2- Temperaturas

Otra diferencia entre ambas son las temperaturas: el polo sur es mucho más helado que el norte.

La temperatura promedio del Ártico es de -34ºC aunque en verano sube considerablemente, mientras que en la Antártida desciende hasta los -89.6ºC.

Según el portal de ciencia Quo, la razón de esto es debido a que -tal como mencionamos anteriormente- el polo sur es lo que podríamos llamar un “continente congelado”, a diferencia del Ártico que en mayor parte es mar de hielo.

Como el agua absorbe cerca del 95% de la radiación solar (y refleja el 5% restante), el Ártico absorbe más calor, generando temperaturas un poco más altas, a diferencia de la Antártida, en donde la tierra firme absorbe el 75%.

3- “Propietarios”

Si bien hay países, como Chile, que cuentan con bases en la Antártida, es uno de los pocos lugares en la Tierra que no pertenece a nadie.

No existe evidencia de que hayan pueblos nativos de este lugar. De hecho, recién el 7 de enero de 1978 nació el primer humano en este continente: fue el argentino Emilio Marcos Palma. La Antártida se rige por el Tratado Antártico, el que señala que la tierra y recursos se usarán para fines pacíficos y científicos.

Por su parte, en el Ártico viven más de 4 millones de personas, tanto en pequeños poblados como también en ciudades más grandes. Se divide en territorios de países como Alaska, Noruega y Rusia.

Antártida | 23am.com (CC) Flickr
Antártida | 23am.com (CC) Flickr

4- Precipitaciones

Al estar rodeado del Océano Antártico, las precipitaciones en el Ártico son bajas y se dan en las orillas, a diferencia de la Antártida en donde hay una mayor humedad. Además en el polo sur se producen intensas nevazones que prácticamente cubre de nieve todo el lugar.

En el norte, la nieve es más gruesa -y permanece móvil- debido a que está rodeada de continentes que la aíslan, lo que hace que los témpanos se acumulen y que en verano no se derritan.

En el sur sí se produce deshielo en esa época del año, ya que los bloques se dirigen hacia aguas más calientes.

Hace algunas semanas, un iceberg de un billón de toneladas, uno de los más grandes jamás vistos, se formó en la Antártida tras el desprendimiento de un bloque de hielo gigantesco.

Tras unos días del hecho, expertos captaron la primera imagen de la enorme masa de hielo, bautizada A-68, que se separó de la plataforma Larsen C.

En la fotografía satelital, tomada por los equipos del satélite Deimos-1 de la firma Deimos Imaging, se puede apreciar la ruptura de A-68. Además se ve cómo el gigantesco iceberg ha comenzado a fragmentarse.

Si bien el tamaño de este iceberg es considerable, no es el más grande jamás registrado. Ese título cae sobre el Iceberg B-15, que se rompió de la Barrera de hielo de Ross en el 2000 y que era del tamaño de Jamaica (alrededor de 11 mil kilómetros cuadrados).

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados