Sociedad


¿De dónde viene la famosa arenga chilena ’ceacheí’?

ARCHIVO | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

“¡Atención chilenos de corazón!”. Así comienza el grito emblemático de los hinchas de la selección chilena, quienes buscan alentar a los 11 jugadores que están en la cancha a dar lo mejor de sí y ganar… a quien sea.

Da lo mismo si estamos en el estadio, viendo el partido frente al televisor o sólo escuchándolo por la radio, pues los nervios y las ganas de arengar a la selección con el famoso “ceacheí” no saben de lugares.

Por lo mismo ya es prácticamente una marca registrada de los chilenos y en las últimas cuatro copas internacionales se ha hecho presente con toda la fuerza de las cuerdas vocales nacionales.

Existen varias formas de gritarlo. La clásica es el “¡ce hache i, chi, ele e, le. Chi chi chi, le le le, viva Chile! Aunque ahora último apareció hasta un “sachei” que causó bastante gracia en las redes sociales.

Como varias cosas en la vida, esta arenga tiene un origen desconocido, y a pesar de que no existe consenso sobre su surgimiento, hay algunas teorías.

¿Sabes de dónde proviene? Te lo contamos a continuación:

Los orígenes: la ‘U’

Ya lo decíamos: no hay acuerdo sobre la fecha exacta en que nació el famoso ceacheí. Lo completamente cierto es que comenzó por unos fanáticos del club deportivo de la Universidad de Chile (UdeCh).

Hay dos suposiciones: la primera, cuenta que los hinchas buscaban alentar a sus compañeros en el Campeonato Mundial de Atletismo de 1927, que se disputó en la comuna de Ñuñoa; la segunda, dice que fueron estudiantes de la escuela de Arquitectura quienes lo crearon durante una fiesta ‘bufa’.

De esta forma, el grito finalizaba con el nombre de tal casa de estudios, distinto a como lo conocemos hoy.

Según cuenta la historia, habría sido el director de esa barra quien lo inventó, para alentar a los universitarios que peleaban los primeros lugares en la competencia.

Así lo confirmó el periodista deportivo, Cristian Bego. “Algunos estudiantes de la UdeCh, para un antiguo torneo de atletismo, comenzaron a arengar a quienes participaban con este popular grito”, explicó.

Desde ahí lo comenzaron a usar para otros deportes, entre ellos: el fútbol. Aunque siempre para apoyar a quienes competían representando a la ‘U’.

Tal como muestra el siguiente video entre los segundos 2 y 8:

El cambio

La arenga fue un emblema de los hinchas de la UdeCh hasta la década de los 60. En ese momento, de acuerdo a la historia popular, el trompetista Jorge Yuraidini se encontraba bastante molesto por la falta de apoyo a las jugadoras chilenas del Campeonato Sudamericano de Básquetbol Femenino de 1960, y se levantó de su puesto para gritar el ‘ceacheí’, finalizado por un “viva Chile”.

Alfredo Matus, director de la Academia Chilena de la Lengua, comentó que sólo existen teorías respecto del surgimiento, pero que “no hay nada seguro”.

La máxima autoridad del Diccionario Chileno explicó, además, que se trata de “un sustantivo”, ya que “las personas dicen ‘hagamos un ceacheí"”, y que está comprendido de un grito de tipo deletreo, pionero en las arengas, ya que fueron varias las casas de estudio universitarias que luego lo copiaron con características propias.

Archivo | Agencia UNO
Archivo | Agencia UNO

Con todo, especificó que decidieron incorporarlo en el Diccionario del Uso de la Lengua Española en Chile, debido a la fuerte representación que sienten los chilenos con ella. “Es el chilenismo más importante que hemos incluido”, sentenció.

Usos emblemáticos

A partir del Mundial de Alemania de 2006, el grito se popularizó con creces, y ya para el Campeonato de Sudáfrica y Brasil, la arenga era un emblema patriótico. Un grito que se convirtió en himno.

Fue el grito que terminó con el rescate del primer minero que salió de la mina San José, tras 69 días encerrados a 700 metros bajo tierra en 2010, e incluso fue el grito de Mario Sepúlveda, el segundo rescatado del yacimiento, aunque cambiando el final por “mineros de Chile”.

La arenga es una constante en nuestra historia, pues entre derrumbes, terremotos, incendios e incluso maremotos, nunca se detiene.

Y en medio de la Copa Confederaciones 2017, pues menos.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados