Nacional


Piden presidio perpetuo calificado para padrastro acusado de descuartizar a niña en Aysén

Florencia Aguirre | Cedida
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Este lunes, en horas del mediodía, el Tribunal de Garantía de Coyhaique acogió todas las pruebas que entregó el Ministerio Público debido al crimen de Florencia Aguirre, la niña de 10 años que fue asfixida, quemada, descuartizada por su padrastro, y posteriormente, enterrada en la leñera de la vivienda en la que vivía en Coyhaique, en octubre de 2016.

En la lectura de la acusación, detallada por la jueza Cecilia Urbina, se estableció que la Fiscalía presentará un total de 21 informes periciales, sumado a 11 documentos que también son parte de las pruebas que logró reunir la Fiscalía. Además, está planificada la presentación de 39 testigos compartidos entre la Fiscalía y la defensa del imputado, quien permanece recluido en el Complejo Penitenciario de Coyhaique, consignó el Diario de Aysén.

Lee también: Encuentran muerta a niña desaparecida en Coyhaique: padrastro confesó brutal crimen

El Fiscal Regional Luis González, explicó correspondiente a los datos recopilados que “como fiscalía pedimos la pena solicitada en la acusación que es presidio perpetuo calificado, es decir que permanezca recluido de por vida”.

Por su parte el defensor local de Coyhaique, Sebastián Lagos, informó que “primeramente la defensa comparte testigos con el Ministerio Público y también tiene algunos testigos propios. Nosotros presentamos exclusiones de varios medios de pruebas que guardan relación principalmente con la declaración de peritos y otros documentos la cual fue rechazada. Sin embargo, sin prejuicio la defensa preparará un recurso de nulidad”.

Acusación

Según detalló el fiscal Luis González, en la acusación presentada ante el Juzgado de Garantía, cerca de las 08:30 horas del pasado 14 de octubre de 2016, el imputado Christian Soto de 32 años, valiéndose de su fuerza y la imposibilidad de oponer resistencia por parte de la niña, agredió a la menor con un elemento contundente, provocándole la muerte a raíz de diversas lesiones y fracturas. Luego, una vez fallecida, Soto García roció el cuerpo con combustible, para luego quemarla en la leñera de la vivienda. Acto seguido, el imputado enterró los restos de la niña en un foso que cavó en el mismo lugar.

El Tribunal Oral podría dar inicio del juicio dentro de aproximadamente 45 días.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados