¿encontraste un error?
avísanos

¿Por qué los pechos nunca son del mismo tamaño?

0VISITAS
Kate Upton

Publicado por

A pesar que el cuerpo humano luce aparentemente simétrico, la verdad es que en detalle no lo es. Esta particularidad la han descubierto muchas mujeres al mirarse al espejo y percatarse que incluso sus pechos no son iguales ni del mismo tamaño, ¿por qué?

Lee también: Detección precoz: la clave para sobrevivir al cáncer de mamas

Lo primero que hay que considerar es que todas las mujeres tienen asimetría mamaria. O sea, la totalidad de las féminas tienen un seno más grande o firme que el otro. Así lo aseguró el experto Daniel Maman, cirujano plástico colegiado de 740 Park Plastic Surgery.

El experto señala al portal de entretención BuzzFeed que “se trata de un desarrollo fetal anatómico completamente normal que genera una asimetría en un lado del cuerpo”.

She Knwos
She Knwos

Esta diferencia entre un pecho y otro puede variar desde unos pocos milímetros hasta una talla más grande en un pecho -requiriendo en algunos casos el uso de un sostén especial-.

Lee también: Sostenes: Todo lo que debes saber para sacarle partido a tus pechos

Además del motivo que indica que el cuerpo, en detalle, es totalmente asimétrico. Daniel Maman cuenta que durante el desarrollo de los pechos se generan distintos volúmenes de tejido mamario o crecen con distintas formas. También influye considerablemente la lactancia, cuando el bebé ocupa más un seno que otro para alimentarse.

¿Moldear las mamas?

El doctor explica que existen muchos tutoriales e instructores que apoyan la idea que el ejercicio puede emparejar el tamaño entre un busto y otro; no obstante, esto es imposible puesto que “los músculos pectorales se hallan debajo del tejido mamario, por lo que lo más probable es que fortalecerlos no cambie la situación”.

Respecto a los pezones, también existen diferencias entre uno y otro, que pueden variar entre el color, tamaño y ubicación. “Todo esto es muy común; no es nada por lo que debas preocuparte o avergonzarte”, explica el cirujano.

Sin embargo, destaca que si la diferencia es demasiado notoria, existen operaciones para ambos casos -mamas y pezones- que pueden corregir estos detalles. “Existen varias opciones: aumentar el pecho más pequeño, reducir el pecho más grande, aumentar ambos lados o reducir ambos lados”, ejemplifica.

Aún así, el envejecimiento, ejercicio, cambio de peso, alimentación, maternidad; entre otros factores, de todas formas pueden terminar desemparejando el trabajo hecho en el quirófano. Lo más importante es considerar que esta asimetría es totalmente normal y -a menos que afecte tu salud y/o comodidad- no debería ser una mayor preocupación.

URL Corta: http://rbb.cl/fn7s