¿encontraste un error?
avísanos

Brideorexia: el mal que puede atrapar a cualquier novia en sus preparativos

0VISITAS
VisualHunt

Publicado por

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina los trastornos alimentarios son problemas de conducta muy serios, que implican que la persona no se alimente lo suficiente como para mantenerse sana y saludable; que coma en exceso y luego lo elimine a través de vómitos o el uso de laxantes.

Los trastornos más comunes son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, y la compulsión para comer. Desde estas clasificaciones surgen varios otros desórdenes relacionados como la alcohorexia, donde una persona deja de comer para ingerir las calorías a través del alcohol; la potomanía, que es cuando una persona bebe varios litros de agua durante el día para así llenar su estómago y evitar comer; o la ortorexia, identificada como la obsesión por comer sano limitando excesivamente la ingesta de nutrientes.

Con el tiempo se van descubriendo “nuevos” desórdenes, y uno de los más recientes en los que se ha puesto ojo, es el llamado brideorexia o noviarexia que, básicamente, tiene relación con la preocupación obsesiva de una novia por lucir perfecta el día de su boda, una presión que sin duda parte por el exceso de atención que recibe la mujer en este tipo de eventos, como si fuera la única protagonista.

El diseño del vestido, la talla, el peso, el peinado, e incluso las fotos son temas recurrentes cuando la novia se encuentra en los preparativos. Y es que son muchas las mujeres que se someten a estrictas dietas en un corto plazo para poder bajar mínimo entre 5 y 10 kilos, lo que obviamente no es nada sano.

VisualHunt
VisualHunt

Si bien lo ideal es alimentarse saludablemente y realizar ejercicios, a menudo el tiempo les juega en contra y terminan recurriendo a dietas líquidas, laxantes, consumo excesivo de agua, vómitos, y al cigarrillo como un inhibidor del apetito.

No sería raro tampoco escuchar a alguna novia decir que pidió su vestido en una talla menos para así ‘obligarse’ a bajar de peso para ese día, y aunque quizá muchos puedan pensar que al ser algo momentáneo no debería ser considerado un trastorno, lo cierto es que difícilmente el tema acabará el día de la boda.

Consultado por esta situación, el psicólogo y vicepresidente de la Sociedad Chilena de Psicología Clínica, Giorgio Agostini, señala que “la briodexia no es un trastorno como tal, lo que pasa es que son características o situaciones que se producen sobre todo previo a un evento emocional importante como el matrimonio, que significa pasar a otra etapa de la vida”, y agrega que es una situación que ocurre con mucha frecuencia sobre todo en personas perfeccionistas, autoexigentes y/o inseguras.

El especialista, autor del libro No quiero casarme, donde también trata parte de este tema, explica que este escenario se da principalmente porque la mujer, a diferencia del hombre, siente que asume un compromiso muy grande, para toda la vida y no sabe si va a poder lograrlo. “Muchas de estas novias son autoexigentes y quieren bajar de peso antes de la ceremonia porque, dentro de esta misma autoexigencia, quieren pretender llegar estupendas y que la ceremonia salga perfecta. Eso hace que no coman y se pongan agresivas y respondan mal, y cualquier cosa les parece mal”, asegura.

En este sentido, para reducir los niveles de angustia, el profesional recomienda a la novia que converse libremente con amistades que estén casadas, para que así le cuenten sus experiencias y vea que otras personas también han sentido lo mismo que ella.

También es importante la actividad física, pues con el deporte se producen endorfinas que ayudan a sentir felicidad y sensación de bienestar.

Y, probablemente lo más importante, es que converse con el novio para que sepa lo que está sintiendo, pues muchas veces él no sabe o no tiene conciencia del estrés que está sufriendo su pareja.

VisualHunt
VisualHunt

Respecto a la misma situación, la psicóloga experta en temas de pareja y presidenta de la misma entidad, Susana Ifland, recomienda tratar la ansiedad con una terapia corta llamada Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular (EMDR, por sus siglas en inglés) y “que produce, como su nombre indica, desensibilización de la ansiedad sólo moviendo los ojos, por lo que la ayudaría a tranquilizarse. De hecho en dos sesiones quedaría mucho más calmada y sin angustia”, recomienda Ifland.

En tanto, desde la arista nutricional, el docente de nutrición y dietética de la Universidad del Pacífico, Edmundo Rodríguez, recomienda seguir una dieta equilibrada. “En los cuadros ansiosos se suele consumir mayor cantidad de alimentos, lo que le puede jugar en contra a una novia, así que lo recomendable es poder redistribuir su alimentación durante el día, reduciendo los tamaños de las comidas principales (como desayuno almuerzo, once y cena) y aumentando la cantidad de colaciones durante el día, teniendo así que comer cada 3 o 4 horas”. Eso sí, advierte, en las colaciones se debe privilegiar frutas, lácteos y frutos secos, más que galletas, cereales o alimentos preparados con harinas.

Tampoco recomienda la pérdida de peso en corto plazo, pues nunca será saludable. “Por lo general las pérdidas en pocos días corresponden solo a pérdida de agua corporal, lo cual puede acarrear consecuencias negativas para la salud y, además, es muy fácil recuperar el peso perdido“.

Por último, indica que la pérdida de peso siempre debe ir acompañada de la asesoría de un profesional y en forma gradual, a través de pequeñas metas a corto plazo para así llegar a un peso óptimo a largo plazo.

URL Corta: http://rbb.cl/exo1
+ Leídos