temas del día

Internacional


La bella historia del chileno que construye pozos en Uganda

Begin Anew | Facebook
Publicado por
Envíanos tu corrección

Dicen que en lo más recóndito del mundo siempre habrá un chileno “patiperro”, frase que cobra sentido al conocer la historia de Einer Rubilar, un compatriota que encabeza una noble misión en Uganda.

Desde 2005 que Rubilar trabaja con las comunidades más rurales de este empobrecido país africano, para darles agua potable.

Y es que en Uganda hay cerca de 11 millones de personas que viven sin agua potable, y sólo tienen acceso a pequeños charcos de agua turbia, en donde deben compartir el elemento con animales.

Obviamente, esta situación genera un serio riesgo para una población que ya debe lidiar con enfermedades como el cólera y el VIH.

Por lo mismo, este valdiviano aprovechó su residencia en Estados Unidos para viajar en 2005 como voluntario hasta el denominado continente negro, donde constató la cruda realidad de millones de ugandeses, que deben viajar kilómetros para recoger el agua de charcos infestados, en precarios recipientes.

De allí surgió la idea de construir pozos que permitan abastecer de manera regular a las poblaciones, para lo cual Rubilar debió trabajar en Estados Unidos hasta en tres lugares a la vez y junto a algunos amigos ugandeses, armó su propia cuadrilla que salió a construir pozos sustentables.

El método consiste en comprometer a las comunidades en donde existan napas subterráneas, haciendo que paguen un pequeño porcentaje del costo de la construcción, en la que además participan los propios vecinos trabajando en la excavación y puesta en marcha del pozo.

“La gente del pueblo ahora tiene esperanzas con el agua limpia. Antes bebían del mismo río que los animales con agua llena de bacterias”, asegura el entusiasta chileno.

“Esto no es la solución al problema, pero es un buen comienzo. Cada día que pasa la gente me agradece abrazándome (…) Además como estaban deseosos de aprender a cuidar de los pozos, empecé a realizar pequeñas clases de educación sobre la importancia de mantener el agua limpia y la preservación de la tierra”, añade en declaraciones publicadas por 24 Horas.

Su noble cruzada ha beneficiado a unas 110 mil personas, lo que le impulsó a crear la ONG “Begin Anew” (Comenzar de nuevo) como base de un proyecto que pretende construir unos 5 mil pozos, beneficiando a unos 5 millones de ugandeses.

“No estoy buscando resolver todos los problemas en Uganda. Mi objetivo es ofrecer esperanza y la promesa de un futuro a través de agua limpia, el mantenimiento de su suministro de alimentos y educarlos sobre la importancia del mañana”, asegura Einer Rubilar.

En ese sentido, afirma tener “un propósito, una misión: ayudar a reducir el número de niños que van a morir de hambre, o han muerto a causa de las enfermedades en su suministro de agua. Mañana y el futuro es ahora una realidad”.

GALERÍA DE IMÁGENES | Haz clic para ampliar
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados