Artes y Cultura


Aprueban declaratoria de Estación de trenes de Máfil

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El Consejo de Monumentos Nacionales resolvió esta tarde aprobar por unanimidad la solicitud de declaratoria como Monumento Nacional del Complejo ferroviario de Máfil, como testimonio de la rica historia ferroviaria de la Región de Los Ríos.

A comienzo del año 2011 llegó ante el CMN la solicitud para declarar la bodega ferroviaria de Máfil, como el vestigio más antiguo de la presencia ferroviaria en la zona, no obstante la secretaria ejecutiva y la alcaldía de la comuna llegaron a un consenso respecto a la necesidad de proteger el conjunto de bienes ferroviarios, compuesto por la estación de pasajeros, la bodega, andenes, vías y señaléticas.

“El CMN ha decidido aprobar esta solicitud planteada por el alcalde de la comuna otorgando protección a todo el complejo ferroviario, el primero en ser distinguido con la categoiría de Monumento Nacional de la región de Los Ríos”, destacó Ángel Cabeza, director de la Dibam y vicepresidente ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales.

“Con esta declaratoria hemos podido abarcar desde la región de Arica y Parinacota hasta la Región de Los Ríos y Los Lagos con bienes ferroviarios protegidos patrimonialmente”, agregó.
La Estación y la bodega es un inmueble de arquitectura sobria de unos 380 metros cuadrados, de hormigón que data de 1930 y que fue reconstruida en 2005, formó parte del recorrido longitudinal que abarcó desde Iquique hasta Puerto Montt.

En tanto la bodega es una construcción de mayor dimensión de unos 30 metros de longitud por unos 6 metros de ancho, con una altura de 3 metros a cuatro aguas y un piso adoquinado, todas características de las bodegas de la sur del país que formaron y forman parte del paisaje cultural del país durante el siglo XX.
“La bodega es el reflejo del desarrollo ferroviario del país, conformado desde el norte como un ferrocarril con una vocación minera a partir de mediados del siglo XIX y en el sur desde fines del siglo XIX y primera parte del siglo XX como un medio de transporte volcado fundamentalmente a la actividad agropecuaria, en una actividad financiada por el Estado con una mirada puesta en la ocupación efectiva del territorio”, dijo por su parte Ana Paz Cárdenas, Secretaria Técnica del Consejo de Monumentos Nacionales.

Hacia el 1905 el desarrollo ferroviario permitía que el tren longitudinal se detuviera en la localidad de Pidey que tomaba el nombre del fundo de los Fehlandt, posteriormente dado su desarrollo agrícola, ganadero y minero, se instala la Estación de trenes de Máfil, a partir del cual surgió el emplazamiento urbano, convertido luego en comuna.

La llegada del ferrocarril generó la aparición de numerosos puntos de actividad económica: dentro de lo que denominó el departamento de Valdivia: Lanco, Máfil, Reumén, Antilhue, Mulpún, Collilelfu, Huellelhue, convertidos luego en ciudades y localidades.

Firmado el decreto por parte de Mineduc el complejo ferroviario de Máfil se sumará a la Carbonífera de Pupunahue y Casa Fehlandt, entre los bienes patrimoniales que recogen la rica historia de Máfil.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados