¿encontraste un error?
avísanos

8 razones por las que muchas mujeres no consiguen llegar al orgasmo

0VISITAS
Katie Tegtmeyer (CC) Flickr

Publicado por

Alcanzar el orgasmo puede ser un verdadero desafío para algunas mujeres. De hecho, hay estudios que señalan que alrededor de un 60% de las chicas lo ha fingido alguna vez.

Pero, ¿por qué a tantas féminas le ocurre esto? Un grupo de prestigiosos expertos en sexualidad conversó con la revista femenina Cosmopolitan e indicó algunas razones.

1. Algunos medicamentos afectan la vida sexual

El doctor estadounidense Michael Krychman, director ejecutivo del Centro de Salud Sexual del Sur de California, señaló que medicamentos como los ISRS (Inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina), que se utilizan para tratar la depresión, la ansiedad y otras condiciones, pueden disminuir las hormonas sexuales en el cuerpo, y conducir a tener orgasmos débiles o no tenerlos.

Si notas que después de tomar este tipo de fármacos tu vida sexual se ve afectada, es recomendable que hables con tu médico y le preguntes si hay otra medicación que puedas tomar sin sufrir este efecto.

2. Has intentado alcanzar el orgasmo sólo a través de la penetración

El doctor en psicología Justin Lehmiller, autor del libro La psicología de la sexualidad humana, dice que sólo la mitad de las mujeres puede alcanzar el orgasmo únicamente con la penetración, así que no es extraño que sea tu caso. Por lo mismo, los expertos recomiendan estimular el clítoris manualmente o con vibradores durante los encuentros sexuales.

3. No hay suficiente juego previo en tus encuentros

Krychman dice que muchas mujeres fingen orgasmos debido a que algunos hombres no son muy buenos para el juego previo. Cuando no hay suficiente “jugueteo”, para muchas chicas es difícil excitarse.

4. Te estresas demasiado en cada encuentro

Algunas mujeres pasan mucho tiempo preocupadas por el embarazo no deseado, enfermedades de transmisión sexual, “verse gordas”, si el chico es bueno para ellas, entre otras cosas, durante el sexo.

Tal como explica el doctor Raegan McDonald-Mosley, todo esto hace que sea muy difícil para las mujeres relajarse y disfrutar el encuentro sexual. Así que el consejo es dejar las preocupaciones a un lado, y dejarse llevar. Eso no quiere decir que no debes usar métodos anticonceptivos y de protección, sino que simplemente tomar las medidas del caso y luego vivir el momento.

5. No te conoces bien sexualmente hablando

Los órganos sexuales femeninos son complejos y muchas mujeres no los conocen bien. Por lo mismo, no tienen idea las sensaciones que éstos pueden llegar a provocarle.

Así lo afirma McDonald-Mosley, quien sugiere tratar de autoestimular el clítoris a solas y darte el tiempo de conocerte a ti misma y tu cuerpo, para averiguar lo que te gusta, y luego compartirlo con tu pareja.

6. Piensas demasiado en conseguir el orgasmo

Si estás nerviosa o incómoda por no haber tenido un orgasmo, creas un círculo vicioso en el que te estresas tanto que no lo consigues.

McDonald-Mosley dice que el tener esa presión sólo dificulta las cosas. Por ello, recomienda intentar no pensar en ello y simplemente disfrutar el encuentro. Lo demás vendrá cuando menos te lo esperas.

7. Necesitas más lubricación

Cerca de un 40% de las mujeres no produce suficiente lubricación natural. Por lo mismo, McDonald-Mosley dice que incluso si tu cuerpo normalmente se excita, a veces la química de los condones, las hormonas y las emociones, pueden hacer que no te lubriques bien.

La solución es fácil, puedes añadir un poco de lubricante y sacarte el prejuicio de que es sólo para las señoras mayores.

8. Tienes un problema anatómico o físico real

La especialista en sexualidad Karen Elizabeth Boyle dice que los problemas médicos que afectan la capacidad de alcanzar el orgasmo son raros, pero existen. Puede ser que, por ejemplo, tengas alguna anomalía en el clítoris -como que esté atrapado bajo la piel- y eso lo haga menos sensible.

Si tienes problemas para alcanzar el orgasmo y no te identificas con ninguna de las razones anteriores, consulta con tu ginecólogo sobre este tema.

URL Corta: http://rbb.cl/d5x8