¿encontraste un error?
avísanos

Descubre por qué tu antitranspirante no te protege correctamente contra el sudor

0VISITAS
Instagram | Salud 180

Publicado por

Se acerca le época estival y las altas temperaturas hacen su gran aparición, y junto ello llega la pesadilla de la molesta transpiración que muchas veces nos juega una mala pasada.

Y es ahí que muchos y muchas se preguntan ¿qué pasa con mi antitranspirante que no me protege de manera correcta? De tener tal duda debes estar tranquila, pues no eres la única que ha pasado por esas incomodas situaciones.

Según cuenta el portal de noticias Yahoo.com, al parecer hay una serie de factores que influyen directamente en la efectividad de estos productos enemigos sudor, muchos de los cuales dependen de ti.

Para su efectividad, un antitranspirante debería reducir el sudor de la axila en un 20%, como explica el libro de la dermatóloga Zoe Diana Draelos, Cosmetics and Dermatologic Problems and Solutions.

Mismo ejemplar que revela las situaciones en que este protector de la transpiración no funciona.

- Frecuencia con la que te lo estás aplicando

Para conseguir efectividad, debes aplicarlo en tu axila dos veces al día; momento en que el producto debe permanecer en ésta un par de segundos hasta que se genere una película protectora.

- ¿En qué momento es más idóneo usarlo?

Como nuestro cuerpo está en descanso durante la noche, la aplicación nocturna hará que se adhiera de mejor forma a nuestra piel, siendo en definitiva más eficaz. Por ende, lo ideal según la experta es usarlo tanto por la mañana como por la noche.

- ¿Cuál es el porcentaje correcto que debo aplicar en mi axila

Hay que destacar que los antitranspirantes más efectivos crean una película que tapa el ‘acrosyringium’ (el conducto de sudor que está dentro de la piel). Si ésta resulta un tanto superficial, la efectividad será menor a lo esperado.

Pero eso no es todo, lamentablemente hay una conexión entre aquella profundidad alcanzada y la irritación de la dermis. Por eso, una fórmula efectiva debería ocuparse de solucionar ambos problemas para crear un producto skin friendly, ya que mucho desodorante podría ser el mayor causante de irritación de la axila.

Para su buen funcionamiento, el desodorante debe tener contacto físico con el conducto sudoríparo, donde la cantidad correspondiente siempre está detallada en la etiqueta adjunta al envase.

Instagram | Salud 180

Instagram | Salud 180

Asimismo, la profesional sostiene en su libro que al momento que recurra al antitranspirante la axila debe estar completamente seca. En caso que te hayas rasurado esa zona del cuerpo, solo debes poner desodorante una vez al día.

¿Qué pasa si sudas mucho?

En caso que sudes más de lo normal, el desodorante podría lavarse perdiendo así su total efectividad. Si el exceso de transpiración se torna complicado y venga a interferir con tu trabajo y actividades diarias, lo recomendable es consultar con tu médico para que te aconseje acerca de un tratamiento para ti”, indicó la dermatóloga Kimberley Carter en el sitio WebMD.

En caso que el especialista descarte una posible Hiperhidrosis (sudoración excesiva), la experta entrega pautas que podrían ayudar a que contrarrestes el sudor:

- Utiliza antitranspirantes que entren en la categoría de ‘fuertes’ y aplícalos dos veces al día.

- Elige ropa de fibras naturales, descartando completamente el nylon y el acrílico. Por lo tanto, la idea es optar por tejidos que te permitan “respirar” .

Y no olvides consultar con tu dermatólogo antes cualquier duda sobre tu antitranspirante, la sudoración, o la salud de tu piel.

URL Corta: http://rbb.cl/d1kv