temas del día

Internacional


España vota en regionales y municipales, una prueba para los nuevos partidos

Dani Pozo | AFP
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los españoles votaban este domingo en unas elecciones regionales y municipales que ponen a prueba a las nuevas formaciones políticas, como Podemos -inspirada en el movimiento de los ‘indignados’- frente a las fuerzas tradicionales.

“La nueva y la vieja política miden sus fuerzas en las urnas”, titula este domingo el diario El País, que no duda en afirmar que se trata de “las elecciones más inciertas” desde la vuelta a la democracia en España.

La respuesta podría estar en el más de 30% de votantes que todavía no han decidido su sufragio, en unos comicios que tradicionalmente anticipan la tendencia de los legislativos, previstos para finales de año.

Desde las 09:00 horas locales y hasta las 20:00 horas, más de 35 millones de votantes están acudiendo sin incidentes a votar, de los que algo más de un 1,5 millones son jóvenes que votan por primera vez.

Treintañeros

El voto joven es la principal baza de las nuevas formaciones como la izquierdista Podemos o su rival de centro-derecha, Ciudadanos.

Estas formaciones están lideradas respectivamente por el profesor universitario Pablo Iglesias, y el abogado Albert Rivera, dos treintañeros, que amenazan la primacía que desde 1982 mantienen los socialistas (PSOE) y el gobernante Partido Popular (PP, derecha).

“Es la primera vez que venimos a votar con ilusión”, dice Eva Quintas, de 32 años, que ha acudido a depositar su papeleta por Podemos en Madrid.

“Aquí, el 90% vota a la derecha. Todos tienen miedo de que llegue la izquierda radical”, dice Paco, un quiosquero de un lujoso barrio madrileño.

A las 14:00 horas locales había votado un 34,79% del censo, casi un punto menos que a la misma hora en 2011.

“Los siete años de crisis y sus graves secuelas en el tejido social” han erosionado a los dos grandes partidos tradicionales españoles e impulsado las dos nuevas formaciones, recuerda El Mundo.

Los españoles renuevan 13 de los 17 parlamentos regionales, en un país muy descentralizado donde las regiones controlan políticas como eduación o sanidad. La derecha domina 13 de estas comunidades autónomas.

Además, también elegirán a 8.122 alcaldes, incluidos los de Barcelona, Madrid, Valencia y Sevilla, las cuatro mayores ciudades españolas, dirigidas la primera por los nacionalistas catalanes y las otras tres por el PP.

Las elecciones llegan tras una crisis cuyas consecuencias siguen notándose pese a que la economía volvió a crecer en 2014, un 1,4%.

Miles de jóvenes han emigrado huyendo del desempleo que afecta a un 23,7% de la población activa, a la vez que los escándalos de corrupción – en medio de una dura política de austeridad -, han contribuido a aumentar el malestar ciudadano.

“Cambio político”

De ahí las dificultades del PP para convencer de que ha sido el artífice de la recuperación económica y de los peligros de “experimentos” como los nuevos partidos.

Su presidente, el jefe del gobierno, Mariano Rajoy, se limitó a animar a votar, mientras que el líder socialista, Pedro Sánchez, señaló que “tenemos la enorme oportunidad de cambiar aquellas cosas que no nos gustan con nuestro voto”.

“Esta noche empiezan a cambiar nuestros ayuntamientos, nuestras comunidades autónomas y empieza a cambiar también España”, dijo, por su parte, Pablo Iglesias.

“Estamos en una etapa de cambio político y la gente se ha de movilizar e ir a votar”, animó también Rivera.

Sin embargo, muchos residentes en el extranjero se han quejado de que no han podido votar por distintos problemas debido a una ley, que desde 2011 obliga a solicitar el sufragio por adelantado.

Medio centenar de españoles improvisaron un cortejo fúnebre este domingo frente a la embajada de España en París para denunciar estas trabas. La propia Junta Electoral Central reconoció hace unos días problemas con los plazos.

Los sondeos auguran un resultado fragmentado que hará inevitables los pactos en regiones y municipios, en este último caso con dos grandes luchas, Madrid y Barcelona.

La primera opone principalmente a la exministra conservadora Esperanza Aguirre, de 62 años, contra Manuela Carmena, exjueza de 71 años, candidata de una plataforma que reúne a Podemos con otras formaciones de izquierdas.

En Barcelona, Ada Colau, de 41 años, fundadora de una plataforma que lucha contra los desahucios, podría arrebatar la alcadía a Xavier Trias, de 68 años, un nacionalista conservador.

Los primeros resultados oficiales se esperan a partir de las 22:30 horas locales.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados