¿encontraste un error?
avísanos

7 cosas que los ginecólogos quieren que sepas

0VISITAS
Lies Thru a Lens (CC) Flickr

Publicado por

La labor ginecológica no es sencilla, más allá de la dificultad en sí de la profesión, los médicos que se dedican a este rubro muchas veces deben enfrentarse a las creencias y tabúes de sus pacientes.

En este sentido, la destacada gineco-obstetra estadounidense Hilda Hutcherson comentó sin tapujos algunas cosas que a ella y a la mayoría de sus colegas les gustaría que todas las mujeres supieran.

1. No debes depilarte demasiado antes de ir al ginecólogo

“Es natural querer estar bien preparado cuando sabes que alguien estará mirando de cerca tus partes íntimas. Pero a los médicos realmente no les importa”, dice Hilda.

Ella explica que suele ver a muchas pacientes con la zona púbica hinchada e irritada, lo que hace más difícil un examen minucioso y preciso, porque cuesta determinar si el enrojecimiento se debe a una infección o inflamación provocada por una enfermedad, o simplemente a la irritación normal de la depilación. Por lo mismo, recomienda que asistan “al natural”.

2. Tu peso podría arruinar tu vida sexual

“Tienes que ser muy cuidadoso al hablar con los pacientes sobre su peso”, confiesa Hilda, comentando que algunas personas con sobrepeso creen que con un tratamiento de hormonas solucionarán sus problemas de libido.

Sin embargo, ella explica que por lo general no es algo que se arregle con fármacos porque el problema tiende a ser más psicológico. Y es que el no sentirse a gusto con el cuerpo, genera inseguridad y miedo, lo que deriva en una disminución del deseo sexual.

3. Las posibilidades de embarazarse en forma natural después de los 42 años… son mínimas

La profesional comenta que después de los 42 años las posibilidades de quedar embarazada en forma natural son muy bajas. Esto se debería a que la calidad de los óvulos disminuye considerablemente con la edad, por lo que la mayoría de las veces es necesario un tratamiento de fertilización asistida.

“Las mujeres asumen que si siguen teniendo su periodo cada mes significa que son fértiles, pero no es así”, dice Hutcherson.

4. Deberías prescindir de la ropa interior de vez en cuando

La ginecóloga dice que la mayoría de las mujeres usan ropa interior día y noche, pero esta práctica en realidad no es muy saludable.

“Cuando te pones la ropa interior el 100% del tiempo, estás atrapando la humedad y el calor del cuerpo que puede aumentar el crecimiento de bacterias en la piel de la vulva”, señala. Si notas un olor extraño que viene de la vagina es probable que sea producto de las bacterias que durante horas quedaron atrapadas en las prendas.

Por ello, recomienda que durante el día uses ropa interior, pero en cuanto llegues a casa te la quites y duermas sin ella.

5. Cada mujer debe poseer un vibrador

“A medida que avanza la edad, el nivel de estrógeno comienza a bajar y el clítoris se vuelve menos sensible”, dice la experta, señalando que esto puede comenzar como a los 35 años.

En este sentido, una forma de aumentar el placer cuando esto empieza a ocurrir es usar un vibrador.

6. Si sufres cólicos menstruales, no uses tampones

Pese a que no hay evidencia científica al respecto, Hilda dice que su experiencia profesional y personal, le ha hecho notar que los tampones pueden empeorar los cólicos menstruales, debido a que retrasan el vaciamiento del útero. Por ello, quienes sufren de dolores, deberían optar por toallas higiénicas.

Además, para calmar las molestias menstruales recomienda beber té de frambuesa porque ayuda a relajar los músculos del útero.

7. No culpes a tu pareja por no tener orgasmos

“Cuando mis amigas se quejan de no tener orgasmos, hay una tendencia a echarle la culpa a su pareja”, dice la experta, quien afirma que el clímax depende en gran parte de uno mismo porque es una “experiencia aprendida”.

“Eso significa que tienes que sentirte cómodo con tu propio cuerpo, saber lo que te gusta y cómo te gusta con el fin de ayudar a que la otra persona lo descubra. Si tu novio o esposo no tiene ni idea, tienes que entender tu cuerpo, en primer lugar, y luego enseñarle y guiarlo”, expresa.

URL Corta: http://rbb.cl/8r5h