temas del día

Notas


Caso Emilia: imputado admite haber tomado más de 10 copas de alcohol antes del accidente

Francisco Castillo | Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

Este viernes se inicia en el Tercer Tribunal Oral de Santiago el juicio contra Nelson Fariña Jara, por los hechos ocurridos el 20 de enero de 2013, cuando con su vehículo embistió el auto de un matrimonio, a raíz de lo cual murió la menor de 9 meses Emilia Silva.

Ese día, siendo las 13:30 horas, según la acusación de la fiscalía, el acusado conducía ebrio por avenida Bicentenario. En la intersección de calle General Jhon O´Brien impactó al vehículo conducido por Benjamín Silva, quien transitaba junto a su esposa y su hija Emilia, de sólo 9 meses.

Producto del impacto, la menor resultó con un TEC, falleciendo el 21 de enero en la Clínica Las Condes.

Al momento del accidente, el alcotest arrojó 1.96 gramos de alcohol por litro de sangre. En tanto, la alcoholemia proyectada arrojó 2.05 gramos de alcohol por litro de sangre.

No obstante, en la audiencia de este viernes, el imputado admitió haber consumido más de 10 copas de alcohol en las horas previas al accidente.

Fariña igualmente reveló que mientras manejaba “había lapsos en que me iba quedando dormido, por lo cual después sentí un golpe, (pensé que) que me había incrustado en un árbol. En el estado etílico en que estaba, no podía sostenerme en pie. Después Carabineros me tomó detenido, y ahí me dice que yo había chocado un auto y que la menor estaba en riesgo vital. Y ahí yo me quería morir”.

“Una vez más, pido disculpas a la familia”, agregó el sujeto.

Por su parte, el padre de Emilia, Benjamín Silva, afirmó que el día del accidente iban de viaje hacia la costa, y que para ello habían tomado todas las precauciones necesarias.

Asimismo, relató cómo fue el impacto que terminó con la vida de su hija.

Por estos hechos, el fiscal Andrés Iturra, solicitó una pena de cuatro años de presidio para Fariña, por el delito de manejo en estado de ebriedad con resultado de muerte.

Aasimismo, pidió al tribunal una pena de 540 días contra el acusado, por no prestar auxilio a la víctima, y se solicita la inhabilitación perpetua para conducir vehículos motorizados.

“Este es un hecho grave y debe ser sancionado con severidad”, dijo el fiscal Iturra durante los alegatos de apertura. Lo ocurrido es conocido como el “caso Emilia” y que llevó a las autoridades a presentar un proyecto de ley para endurecer las penas para quienes manejen vehículo bajo los efectos del alcohol y causen accidentes graves.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados