Notas


Los artistas más pifiados en la historia del Festival de Viña del Mar

Rodrigo Sáenz | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Si hay un público al que los artistas temen es al del Festival de Viña del Mar. Y es que el “Monstruo” no recibe esta denominación por nada, es llamado así porque es capaz de expresar su voluntad sin piedad.

Así como premia a algunos con la “Gaviota de Plata” y los obliga a alargar sus presentaciones, a otros los hace bajar del escenario a punta de pifias. Situación favorecida por la excelente acústica de la Quinta Vergara, que deja oír hasta la más mínima manifestación de los espectadores.

En este contexto, hemos recopilado a las víctimas del “Monstruo” más recordadas en la historia del Festival de Viña del Mar.

1968: Gloria Simonetti

La cantante fue víctima del monstruo durante las dos veces que se subió al escenario. La intérprete de “Para Cuando Vuelvas” dijo que las pifias fueron producto de una campaña en su contra, por ser hija de un empresario.

1972: Miriam Makeba

La cantante sudafricana recibió una monumental pifiadera que se extendió por varios minutos. El público recién se calmó cuando interpretó su conocida canción “Pata-pata”.

1977: Los Muleros y Juan Verdaguer

En 1976 fueron un éxito, pero 1977 no corrieron la misma suerte. Estamos hablando del grupo humorístico Los Muleros, quienes probaron una nueva rutina sobre el escenario de la Quinta Vergara que no fue de agrado del público.

Ese mismo año, el humorista Juan Verdaguer no pudo conquistar al “Monstruo” con su humor blanco, lo que lo hizo abandonar rápidamente el escenario.

1980: José Vasconcelos

El humorista brasileño fue abucheado por el público tras una archirepetida rutina.

1984: Ronco Retes y Checho Hirane

Nuevamente un humorista fue víctima del respetable. Ronco Retes aburrió tanto a la audiencia, que debió retirarse del escenario ante el evidente rechazo del público.

Ese año también le llovió sobre mojado a Checho Hirane, quien no logró hacer reír al “Monstruo” con sus saltos en una cama elástica. Como resultado, el comediante se fue antes de lo presupuestado.

1985: Miguel Gallardo y Dyango

El cantante español tuvo una breve presentación, pues las pifias no lo dejaron continuar.

El mismo año otro español, Dyango, no pudo dejar contentos a sus fans, al igual que la cantante María Conchita Alonso, quien no logró terminar su show.

Rodrigo Saenz | Agencia Uno
Rodrigo Saenz | Agencia Uno

1990: Sergio Feito e hijo

Los humoristas también fueron víctimas del temido “Monstruo”. Su rutina aburrió tanto al público, que debieron apagar los micrófonos ambientales para que no se escucharan tanto las pifias.

1992: Lucho Gatica y Florcita Motuda

Ambos cantantes fueron abucheados por la Quinta Vergara ese año.

1993: Marcos “Charola” Pizarro y Luis Pescetti

Ambos humoristas, el segundo de origen argentino, no convencieron al público con sus rutinas.

Otros pifiados de ese año fueron el humorista Piña Colada y la cantante tahitiana Vaitiare.

1994: Onda Vaselina

El grupo musical Onda Vaselina no logró prender a los espectadores. Eran poco conocidos en el país y sólo actuaron en el Festival por un convenio de traer artistas mexicanos que tenía Megavisión, canal a cargo del evento, con Televisa.

1997: Jorge Pérez

El humorista no era conocido y su rutina tampoco conquistó al público, pues era la misma que había presentado el mes anterior en el Festival del Huaso de Olmué.

1998: Óscar Gangas y Sarah Sanders

Nuevamente un humorista se corona víctima del “Monstruo”. En este caso, Gangas partió mal porque criticó al humor de doble sentido haciendo alusión al dúo “Melón y Melame”, que había tenido una exitosa participación el día anterior con Gaviota de Plata incluida. Otra situación que terminó por molestar aún más al público fue un chiste que comparaba chilenos y argentinos. Mala decisión.

La comediante española Sarah Sanders tampoco logró prender al público y recibió una monumental pifiadera.

Rodrigo Saenz | Agencia Uno
Rodrigo Saenz | Agencia Uno

2000: Xuxa y Enrique Iglesias

La cantante brasileña no sólo fue pifiada, además el público tergiversó con una grosera frase su canción “ilarié”, lo que terminó con la intérprete llorando. Ante esta situación, el “Monstruo” se conmovió y le dio la Gaviota de Plata.

El caso de Enrique Iglesias también fue bastante particular. Si bien en un comienzo se ganó al público, que incluso le dio la Gaviota de Plata, el cantante español no halló nada mejor que lanzar el trofeo al público como agradecimiento dejando herida a una mujer. Tras esto, naturalmente fue abucheado.

2001: Daniel Muñoz

El comediante se presentó con su personaje “El Carmelo”, no logrando prender al público, pese a que el año anterior había sido un éxito con “El Malo”.

2003: Vanessa Miller

La actriz interpretó al personaje humorístico “La Nana Argentina”, pero sólo logró aburrir al público.

2004: Natalia Cuevas

La comediante había tenido una exitosa presentación en años anteriores, sin embargo, en 2004 los nervios le jugaron una mala pasada, olvidó parte de la rutina y terminó siendo pifiada.

2005: Fey

La cantante mexicana fue pifiada porque tuvo la mala fortuna de actuar después de su exitoso compatriota Marco Antonio Solís. El público sólo quería que regresara este último.

2006: Los Tigres del Norte

Este caso fue parecido al de Fey, pues el grupo mexicano se presentó después de la banda A-ha, a quien el público quería de vuelta en el escenario.

2008: Profesor Salomón y Tutu-Tutu

Pese a que eran un éxito en televisión, no pasó lo mismo sobre el escenario. El público no se rió con su rutina.

2009: Paolo Meneguzzi y Manpoval

Otra víctima fue el italiano Paolo Meneguzzi, quien no pudo encantar al público pues los espectadores querían de vuelta a Simply Red.

Pero no fue el único, ese mismo día los humoristas de Manpoval también fueron pifiados, debido a que el “Monstruo” seguía exigiendo el regreso de la banda británica.

2010: Anahí

La cantante mexicana no convenció al público con su actuación en “playback” y una extraña performance que incluyó un vestido de novia y falsas puñaladas.

2011: Ricardo Meruane

El humorista fue abucheado por partida doble. Primero, el público exigía el regreso de Sting al escenario, y segundo, su rutina no fue lo suficientemente graciosa. Lo más recordado de su show fue su frase “Gracias gracias, no se molesten”, que repitió en múltiples ocasiones, en medio de las ensordecedoras pifias.

Finalmente, desde BioBioChile te preguntamos ¿Habrá alguna víctima del “Monstruo” este año?

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados