temas del día

Notas


Nueva York vuelve a la vida tras huracán Sandy: Aún quedan 900 mil personas sin electricidad

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El corazón de la Gran Manzana, Manhattan, recuperó la electricidad el sábado pero 900.000 neoyorquinos siguen sin luz, cuatro días después de que impactara el huracán Sandy y cuando la temperatura ha caído a cerca de cero grados por las noches.

La gente bailó en las calles cuando la luz regresó en la noche del viernes al sábado al sur de Manhattan, por debajo de la calle 39, tras vivir cuatro siniestras noches en la oscuridad más absoluta y con la vida completamente paralizada durante el día por falta de electricidad.

El principal proveedor local de energía, Con Edison, indicó que a las 07H00 locales (11H00 GMT) del sábado, la electricidad faltaba solamente en 5.800 hogares de Manhattan, la isla de los rascacielos.

Sin embargo, en otras áreas de Nueva York, casi 900.000 personas aún no tienen energía, según declaró esta mañana en conferencia de prensa el gobernador Andrew Cuomo, que advirtió a las compañías eléctricas que tendrán que responder ante el gobierno por ulteriores demoras.

Tras el huracán llegó el frío, golpeando aún más a la gente que no tiene electrcidad y agua caliente y que debe recurrir a los hornos de sus cocinas a gas para calefaccionarse.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, indicó que se seguirán repartiendo un millón de comidas por día entre las 13 y las 17 horas locales en más de una decena de sitios de distribución.

Cuomo agradeció al presidente Barack Obama su decisión de aumentar en un 50% el valor de los cupones de alimentación distribuidos entre los más necesitados, lo que costará al Estado federal 65 millones de dólares adicionales, para compensar por la comida que se pudrió por falta de electricidad.

A tres días de las elecciones, Obama afirmó que “aún queda un largo camino por recorrer para que la gente de Nueva Jersey, Connecticut, Nueva York y algunas de las áreas aledañas logren que sus necesidades básicas sean satisfechas y vuelvan a la normalidad”.

Destacó que “es crucial que la energía eléctrica sea restablecida lo antes posible”.

El ciclón, según los analistas, permitió a Obama mostrar liderazgo y recuperar el impulso que había perdido en favor de Romney, en la recta final de la campaña.

El martes, para la elección presidencial, la Guardia Nacional tiene previsto transformar sus camiones en centros de votación en las áreas donde aún falte la electricidad o que sufrieron serios daños por el huracán.

En Nueva Jersey, Nueva York y Connecticut, los tres estados más golpeados y donde se registraron la mayoría de las 109 muertes provocadas por el huracán en Estados Unidos, Obama es favorito y los comentaristas descartan que una eventual menor movilización del electorado incida en el resultado de esos comicios.

En la mañana del sábado, miles de maratonistas de distintos países llegados a Nueva York para participar en la tradicional carrera, que fue cancelada a último momento el viernes, corrían por los senderos del Central Park transformado en una torre de Babel.

Unos 47.000 corredores de 125 países debían participar en el maratón, que hasta el viernes de mañana el alcalde Michael Bloomberg quería realizar contra viento y marea, pero por la tarde tuvo que dar marcha atrás ante el rechazo generalizado porque cientos de miles de neoyorquinos aún sufren los efectos del ciclón, que dejó 41 muertos en la ciudad.

Otra situación que caldea los ánimos es la falta de gasolina, con colas de entre dos y tres horas necesarias para recargar, automovilistas que debieron abandonar sus coches con los tanques vacíos y taxistas o repartidores que tuvieron que dejar de trabajar.

Amir, un taxista argelino de 40 años, dijo a la AFP que tuvo que hacer una cola de dos horas para conseguir gasolina en Queens, y otro, Shamim Ahmad, agregó que dos de sus colegas tuvieron que dejar de trabajar por falta de combustible.

Cuomo anunció que se distribuirán 40 galones gratuitos de gasolina en bidones por persona en cinco puntos de la ciudad.

El gobernador de Nueva Jersey, el republicano Chris Christie, que tras el huracán se deshizo en elogios hacia el presidente Obama, instauró un racionamiento en su estado: los vehículos con la matrícula terminando en número par cargan un día, y en impar al día siguiente.

La alcaldía de Nueva York informó que un oleoducto en Nueva Jersey que se había dañado fue reparado y el gobernador Cuomo indicó que los tanqueros que estaban retenidos en el puerto de Nueva York fueron liberados, por lo que ya se pudieron distribuir a las gasolineras 32 millones de litros de combustible, y 80 millones más lo serán próximamente.

Cuomo anunció también que el 80% del metro de Nueva York estará funcionando en la tarde del sábado, lo que aliviará la situación.

Pero para colmo de males, los meteorólogos anuncian nuevas perturbaciones el miércoles y jueves en la costa Este, cuando el aire caliente del Atlántico choque con un frente frío que se instala en el noreste de Estados Unidos. Nada que ver con Sandy, aunque anuncian vientos de 80 kilómetros por hora y marejadas en las costas ya devastadas por Sandy.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados