Notas


“No te cases, ni te embarques”: ¿Por qué le tememos al martes 13?

Camilo Rueda López (CC)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Cada vez que el calendario marca martes 13, miles de personas entran en una especie de pánico porque creen que es un día de mala suerte. De hecho, algunos evitan realizar bodas o viajes, acogiéndose al dicho “no te cases, ni te embarques”.

Pero, ¿de dónde viene esta superstición?. La creencia popular dice que el 13 desde tiempos remotos fue considerado un número de mal augurio. Por ejemplo, en la Última Cena, Jesucristo estaba con los 12 apóstoles, considerándose a Judas el número 13, por ser el traidor. A esto se suma, que en el Apocalipsis, el capítulo 13 habla del anticristo y la bestia. Mientras en las leyendas escandinavas se señala al 13 como el espíritu malo y la carta nº13 del tarot es la muerte.

Por otro lado, el día martes también tiene su historia de mala fortuna. La ciudad de Constantinopla habría caído un martes de 1453, lo que significó un trauma para las potencias cristianas. Además, durante la Edad Media, llamaban al planeta Marte -del cual deriva la palabra martes- “pequeño maléfico”. Se creía que el día martes estaba regido por este cuerpo celeste, el que era asociado a la violencia y la destrucción.

Como podemos ver, las connotaciones negativas del martes 13 no tienen ningún fundamento científico y sólo son parte de leyendas urbanas.

Además, esta asociación a la mala suerte sólo se hace en España, Grecia y América Latina, pues en otros países como Estados Unidos temen al “viernes 13″ y en Italia al “viernes 17″.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados