Notas


¿Estábamos preparados para el incendio forestal más grande de los últimos 25 años?

Torres del Paine | Consuelo Solar (RBB)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Terminada la mayor emergencia vivida en Quillón, diversas entidades hacen balances y analizan su trabajo para mejorar lo que sea necesario, tras la experiencia sin precedente. La gran cantidad de pino insigne plantado, de rápida propagación del fuego y las condiciones por el cambio climático, exigen hoy, más que nunca, estar bien preparados, alertas y reforzar la prevención.

Todo empezó la madrugada del viernes 30 de diciembre, cuando al menos 7 focos de incendios se originaban de forma simultánea en distintos lugares del sector Pichiqueime, en el límite de las comunas de Florida y Quillón. El fuego rápidamente empezó a consumir lo que encontraba a su paso, por lo que el sábado 31, la Onemi regional declaró alerta roja en la zona, pero fue tras la llegada del nuevo año que se desataría una tragedia sin precedentes en la Región del Bío-Bío.

A las primeras personas afectadas no les quedó otra que arrancar por sus propios medios.

El siniestro obligó a cerrar la ruta 148 que une las localidades de Concepción con Bulnes y también la Autopista del Itata, ruta concesionada que no estuvo exenta de polémica, ya que la empresa no quería devolver el dinero del peaje que habían pagados los automovilistas que se desplazaban en dirección a Chillán y que tuvieron que retornar luego que en el kilómetro 30 el fuego cruzara el camino, poniendo en riesgo a los conductores, tampoco quisieron levantar las barreras del peaje lateral a Rafael, lo que causó la indignación de las autoridades . Así lo reflejaron las palabras del Intendente de la región del Bío-Bío, Víctor Lobos.

Producto del incendio se creó un comité de emergencia, mientras las cifras ya oficiales entregadas cerca de las 21:30 horas del domingo, hablaban de alrededor de 600 personas evacuadas y una persona muerta identificada como Juan Ernesto Campos Bello de 75 años, del sector La Gloria Ubicado a 8 kilómetros de Quillón. El hombre fue encontrado con el 80% de su cuerpo quemado.

La tensión se mantenía latente, durante la madrugada del lunes, las llamas alcanzaron al Complejo Industrial Celulosa Nueva Aldea quemando la planta de paneles, lo que generaría la desvinculación de 424 trabajadores, además de la preocupación de que existiera una emergencia química, situación que en definitiva no ocurrió.

En la contención de las llamas, las que llevaban consumido 20 mil hectáreas, trabajaban cerca de mil efectivos de Conaf y las Fuerzas Armadas. El Presidente de la República Sebastián Piñera, decretaba zona de catástrofe.

Ya para la noche del lunes, el incendio había arrasado con 130 casas en Quillón dejando alrededor de 500 damnificados en el lugar, además de 30 viviendas en Ránquil y 6 en Florida.

El martes el director regional de la Conaf, Jaime Salas, señalaba que se estaban ocupando todos los recursos para combatir el incendio.

Ya el jueves se confirmaba por parte del Intendente que el mega incendio que afectó a las comunas de Quillón, Florida y Ránquil, había sido controlado mientras los brigadistas trabajaban en la fase de extinción. Pero aún faltaba más, luego de estar 6 días desaparecido era encontrado calcinado Rumualdo Urrea de 69 años.

Las cifras oficiales del incendio indicaron que el fuego consumió 25.200 hectáreas, dejando a 870 personas damnificadas, siendo 138 de ellos niños. Un total de 146 viviendas, que no eran de veraneo, quedaron totalmente destruidas, al igual que otras 223 edificaciones. En materia agrícola 336 pequeños agricultores fueron afectados y los daños se estimaron en 2.275 millones de pesos.

Con el desastre ya controlado, llegó la hora de la reconstrucción, Lidia Cartes fue la primera persona en recibir una casa de emergencia, contenta, agradeció la ayuda.

Hoy Conaf desactivó toda las alertas vigentes para esta emergencia. La corporación cuenta con 13 brigadas con 13 personas cada una y una unidad helitransportada de 10 hombres, a esto se suma que en la región las empresas forestales tienen cerca de 579 brigadistas y que estuvieron disponible para la emergencia alrededor de 1500 bomberos de la zona.

¿Fue esto suficiente, considerando que se trató del incendio forestal más grande de los últimos años en Chile?. Y que desde la séptima a la décima región hay una gran cantidad de superficie plantada con pino. Juzgue usted.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados